carat kryptowährung petro cryptocurrency kryptowährungen eos cryptocurrencies as a financial asset a systematic analysis ebay accepting cryptocurrency

Mosca seca

Por Jorge Donovan

Se denomina mosca seca, a aquellas moscas que flotan, por lo tanto no se mojan totalmente, y no se hunden.
Si nos atenemos a los libros antiguos, la mosca que flota, data de tiempos inmemoriales, pero la mosca seca, tal como la conocemos hoy, se remonta apenas a fines del siglo 19. Fue desarrollada por Halford en Inglaterra principalmente, aunque merecen también ser mencionados, Lord Grey of Fallodon, Skues, de quien se dice, fue el padre de la pesca con ninfa moderna. En EEUU, fueron varios los que cultivaron este difícil arte, podemos mencionar a Gordon. La Branche, Hendrickson, Hewitt, etc.. Claro está que quedan muchos en el tintero, ya sea por desconocimiento, ya que por uno leer ni francés ni alemán, no conozco a los pescadores de esos y de otros países, de cuya información carezco. De todas maneras, la historia aunque no sea la total realidad, debe de estra muy cerca. De lo contrario alguna voz se habría levantado ya, desmintiendo tal aseveración. Entre los pescadores hay varios como Vince, Marinaro y Art Flick, Carl Richards, Art Lee, cuayos escritos y libros ayudarán a comprender mejor la técnica.
La mosca seca, tal como la practicamos en la actualidad, se puede describir dividiéndola en dos modalidades. La mosca seca propiamente dicha y la mosca flotante.
La primera es la mmodalidad que emplea imitaciones, más o menos realistas de insectos que astán en ese momento en el agua, y que son atacados y consumidos por las truchas. El pescador elige su presa y se dedica a pescarla. Es decir pesca a un determinado pez, al que lo ve subir y comer, en un lugar preciso.
Esta es la forma clásica , la preconizada por Halford y sus colegas. Las truchas se alimentan principalmente con insectos. Estos pueden ser acuáticos o terrestres.
De aquellos hay tres géneros principales, las May Fly o Ephemeropteras (corta vida), Stonefly o Plecopteras y las Caddis o Trichopteras. Hay un cuarto grupo muy importante que son las Midge, son unas mosquitas tipo mosquito, muy pequeñas y que eclosionan por cantidades enormes. Normalmente se las encuentra en los remansos de agua más o menos quieta. Las truchas las comen por millares. Lo que aquí nos interesa, son estos insectos en el momento de su metamorfosis de ninfa a mosca (dun), que es cuando las truchas las persiguen más Y. cuando se produce lo que se denomina rise, que quiere decir subir a la superficie. Cabe señalar, que una noción, aunque sea rudimentaria, de entomología, ayudará a dominar mejor el sistema. Creo que donde mas ventajas nos llevan los pescadores americanos a los argentinos, está justamente en el conocimiento que tienen de la entomología. Está tan estudiado el tema, que se publican tablas con las fechas en que ocurrirán las eclosiones de los distintos órdenes, familias y especies de insectos que interesan al pescador.
La otra forma, es buscar a una presunta pieza, con una mosca que flotec Esta si. bien pudo haber estado inspirada en un ser viviente, en este momento la usamos al azar, con la esperanza que tiente al pez que queremos capturar. Muchas veces la usamos como si fuera un insecto terrestre, que para su desgracia ha caído al agua, digamos un grillo, un saltamontes, una tucura o una araña, etc. Para este segundo método, es indispensable leer el agua. Leer el agua, significa, conocer no sólo el hábitat de las truchas. sino también su forma de alimentarse. Aprender a mirar el agua. ver las corrientes. intuir los corredores de alimentación (feedíng lanes), y prever donde se estacionará una trucha, para aprovechar la comida que esa pequeña correntada le traerá.
Los dos métodos usan la mosca que flota. Los dos métodos demandan una presentación correcta. Los dos métodos se pescan o se pueden pescar el mismo equipo. Se diferencian en que mientras uno trata de engañar, y por lo tanto capturar un pez que está comiendo, el segundo, no sabe si hay un pez, donde castea su mosca.
La dificultad de uno y otro método está, en aquél, conocer la especie de insecto que los peces están comiendo, en ese momento y atar al leader una imitación potable para la trucha que desea capturar. En el segundo. como decimos más arriba, saber leer el río, colocar el señuelo en los lugares apropiados, donde pueda estas una trucha en acecho.
El primer cuidado que se debe de tener, cuando se pesca con mosca seca, es hacer un cast de tal modo, que la mosca flote libre delante del leader y la línea.
Esto también parece sencillo, pero si pensamos que en el río hay corrientes y contracorrientes, que es normal que nuestra trucha esté en una de esas pequeñas corrientes y que nuestra línea debe atrave$ar alguna de esas corrientes, cuando no la corriente principal; que al atravesarlas, la línea será arrastrada por ellas y por lo tanto arrastrará nuestra mosca, la que dejará el consabido surco en el agua, que hará que el pez sea algo más sabio y menos factible de ser engañado.
Ahora podremos aplicar todos los tiros distintos que están descriptos. Desde ya, lo que más hemos de usar, serán las curvas, el mend, y el mend en el aire, el tiro de rebote, el tiro de la línea ondulada y en ciertas ocasiones el reach.
Aparte de conocer y dominar estas técnicas de lanzamiento, es importante aprender a ver el río.
Las truchas se alimentan casi constantemente, siempre que el clima sea el normal, aunque es bueno recalcar, que hay días de actividad totalmente nula; son los menos, pero los hay. También mencionaremos, que las truchas se alimentan hacia arriba, sólo un 13% de sus comidas son hacia
Cuando el rise no es debemos de estar atentos a las truchas que se alimentan en silencio. Estas están normalemente en una correntada no aparente, que perman accidente natural, la trucha está protegida y donde casia flor de agua se mantiene a la expectativa sacando solo la punta del hocico para aspirar los insectos que pasan sobre ella. A veces vemos la aleta dorsal o la punta de la cola, aunque la mayoría de las veces sólo se ve el hocico y si están en la sombra, quizá no se vea el círculo en el agua. Estas truchas no son difíciles de atrapar siempre que sepamos qué comen, y cómo colocar la mosca. Lo prudente, es observarlas, ver cada cuantos segundos suben, y si suben en un solo lugar o si tienen un recorrido fijo subiendo en dos o más lugares. Una vez hecha la observación, estudiar cuál es el cast apropiado, y antes de hacerlo, estar seguro de la distancia. Colocar la mosca correctamente de primera intención, es tener media batalla ganada. Un mal lanzamiento, una mosca que hace drag, un leader que pasa sobre la trucha, una levantada incorrecta de la mosca, desde el agua, asustarán al pez y debemos esperar diez o más minutos para que vuelva a comer.
La siguiente secuencia, si hacemos todo bien y el pez toma nuestra mosca, será lograr que el anzuelo sujete al pez, vulgarmente llamado clavada o clavar, palabra que detesto, por varias razones. La primera es que normalmente si hemos hecho las cosas bien, el pez se clava solo, golpearlo con la caña sólo sirve para lastimarlo más de la medida y tal vez resentir caña, leader, línea y porqué no anzuelo también.
Además es antiestético ver un pescador encañando más propio de un domador de leones que de un artista de la mosca. Verlos en Paso de la Patria con los Dorados o en los Key de Florida con los Tarpones, dando tamaños tirones, causa risa y lástima, dicen que es porque tienen la boca muy dura… yo he pescado bastantes dorados con mosca, en el río Arrecifes primero y en Salta después, los he sacado grandes 10 y 12 kg. jamás los encañé, creo que si no se clavan naturalmente, por más tirones que le demos no los vamos a clavar. Lo que se debe de hacer, es levantar la punta de la caña, con un movimiento rápido, tensando la línea. Eso basta para que el anzuelo penetre. Si no es así, olvídese, no se tenía que clavar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *