washington post cryptocurrency kryptowährung kaufen österreich beam crypto ethereum cryptocurrency price cryptocurrency meaning in hindi cryptocurrency prediction market

La importancia de la ninfa

Por Marcelo Morales Vazquez

La pesca con ninfas, aún hoy en día, sigue rodeada de un halo de misterio, que muy pocos pescadores se atreven a enfrentar.
Los elementos técnicos son casi perfectos y la información procedente de otros lugares, más que abundante, pero a pesar de esto, noto gran resistencia hacia este tipo de pesca. La mayoría de los pescadores argentinos usan grandes streamers y muddlers, muy pocas veces veo en sus cajas ninfas y las pocas que tienen son enormes woollyes y bitch creekcs, las ninfas pequeñas de mayflies, que en los ríos son abundantísimas, en el arsenal de nuestros pescadores, escasean.
Con esto no quiero decir, que no haya un grupo que tome la cosa en serio y domine las técnicas más modernas; éstos son los que se destacan en lugares donde la mayoría fracasa rotundamente.
Muchos le achacan el fracaso a la falta de peces y recientes charlas con biólogos, demuestran que no es así; truchas hay, pero no es tan sencillo pescarlas, hay que estudiar mucho su ambiente y preferencias para lograr algún éxito.
Aunque algunos se enojen, tengo que decir que la pesca con mosca seca es, en muchos aspectos más fácil que la pesca con ninfas. La diferencia es que en mosca seca vemos lo que sucede y nos permite ver si nuestra mosca hace drag o no, si pasa por el lugar adecuado o si una corriente oculta la aleja del mismo. Todo esto es casi imposible con ninfas, tenemos que intuir su recorrido. Ver lo que hace nuestra mosca, permite corregir los errores de táctica al momento. Qué distinto es con una ninfa que navega sumergida y casi nunca vemos, aquí tendremos que adivinar si lo está haciendo de manera natural. El pique será otro problema, tendremos que guiarnos por señales de la línea o el leader si queremos pescar algo, la mayoría de las veces la trucha tomará nuestra mosca y la soltará al detectar el fraude, sin que siquiera nos demos cuenta.
Acostumbrados a otras pescas, es muy común que todos quieran sentir el peso del pez, antes de clavar. Con ninfas todo cambia, si las usamos bien, salvo en raras ocasiones, no sentiremos el pique sino que veremos un cambio en el derivar de la línea o el leader, ésta es la señal para la cual debemos entrenarnos y responder al instante, cualquier pérdida de tiempo le dará tiempo al pez para soltar el engaño, tengo que decir que lo hacen muy rápido, es lo mismo que si a usted le cambiaran un bombón de chocolate por uno de goma.
Me encanta pescar ríos como el Malleo, donde los hatches de insectos son muy abundantes, eso me ha permitido hacer algunas observaciones importantes que me gustaría comentar. Se basan en mi propia experiencia en ese río.
Durante una eclosión grande de insectos acuáticos, por lo general mayflies o caddis, pareciera que las truchas se concentran en los adultos que flotan por doquier, indefensos, por sus alas todavía blandas. Buscando una confirmación a este pensamiento, estudié el contenido estomacal de varios ejemplares logrados con moscas secas. El estudio realizado arroja un resultado sumamente curioso. Si bien las truchas subieron a una mosca seca, en sus estómagos, por cada mosca adulta, se encontraban tres o cuatro ninfas y emergers. Todo esto me llevó a probar durante las eclosiones con ninfas y emergers, sin darle importancia a las truchas que subían y hacían pensar en una mosca seca. No solo aumenté la cantidad de piques, sino que el tamaño de las que tomaban mejoró notablemente, aún las truchas que estaban subiendo a comer adultos tomaban los emergers y ninfas con ganas.
Evidentemente, durante una eclosión, gran parte de los peces se dedican a saciarse, con las ninfas que ascienden en grandes cantidades a la superficie. Hay variedades de ninfas, que por tener una forma diferente de eclosionar, no están al alcance de las truchas hasta que se convierten en adultos.
Son eclosiones con menor cantidad de individuos y de mayor tamaño; en éstas la seca es necesaria y supera a la ninfa.
Un pequeño consejo, hay que usar ninfas chicas (14-16-18-20), he visto truchas en el Malleo, que no he podido sacar, por no tener una mosca lo suficientemente pequeña, estaban comienzo dípteros que equivaldrían a una mosca 24. La mayoría de las ninfas, de mayflies y caddis son de tamaño bastante reducido. nada que ver con las enormes ninfas que usa la gran mayoría y que funcionan más como atractors que como ninfa; no hay que tenerle desconfianza a las moscas chiquitas ya que funcionan de veras, sin importar el tamaño de la trucha.
Todo lo que digo, no es para poner en segundo plano a los demás tipos de pesca con mosca, cada pescador tiene que elegir el que le resulte más placentero y le brinde mayores satisfacciones.
Pero volvamos a las ninfas, la dificultad de su uso, es que no vemos lo que pasa con ellas, una vez que se hunden, el drag existe tanto sobre la superficie como debajo de ella, si la ninfa navega tirante no saca nada, o saca poco y chico. ¿Cómo hacemos entonces para remediar el inconveniente?, la solución es conocer algunos métodos de presentación de la ninfa y algunos truquitos para que nos demos cuenta de los piques.
Hay muchos lugares donde la luz y la quietud de las aguas nos favorecen para ver a las truchas, la cola de un pozo por ejemplo, aquí podremos pescar muy bien con una ninfa y si ponemos cuidado, seguramente sacaremos la trucha que hayamos elegido. Para verlas, lo mejor es usar anteojos polarizados, son de gran ayuda, incluso para vadear pues con los mismos podremos ver donde ponemos el pie.
Si vemos un conjunto de truchas, es mucho más productivo elegir una, no siempre la grandota, sino la que se halle cerca y sacar esta para luego ir intentando las demás hasta llegar a la grande, si lanzamos por encima de las chicas para llegar a la grande, estas se asustan y alertan toda la zona. Es mejor sacar primero las pequeñas sin hacer mucho alboroto, la forma más efectiva, por lo menos en lo que a mi respecta, es ésta: en casos de agua baja, la línea sinking no funciona, hay que usar una floating y un leader largo, la punta del mismo debe ser delicada y de una dimensión adecuada para favorecer el hundimiento de la ninfa, cuanto más grueso es el leader más resistencia opone a hundirse.
Antes de lanzar a la trucha que hayamos elegido, conviene mirar muy bien las distintas corrientes que se forman. Seguramente en los primeros lanzamientos la mosca no pasará por el lugar adecuado, pero afinando el tiro, podremos pasar la mosca cerca, esto es muy necesario porque la trucha no gusta demasiado de moverse para tomar una mosca, se ubica de tal manera que la comida confluya hacia ella. Algunos tiros de práctica, son necesarios a veces, para ver cuanto más arriba hay que colocar la mosca, para que se hunda hasta la profundidad deseada. Algunas truchas suben a una mosca que pasa por encima de ellas, pero no dudo que es mejor presentar la mosca a su nivel. Como no veremos la ninfa, tendremos que usar la velocidad de la corriente, para calcular cuando la mosca entra en zona, cualquier movimiento de la trucha en ese momento puede indicar un pique, a veces vemos como abre la boca, otras se adelanta rápidamente o gira a un lado reflejando la luz, en cada caso lo mejor será tensar la línea y ver qué pasa, gran parte de las veces tendremos suerte y empezará la pelea. En cambio, si esperamos, la trucha escupirá el engaño y no volverá a comer por un rato.
Las aguas calmas siempre son un problema, no son pocos los que las descartan completamente y sin embargo son un verdadero desafío, considero que la técnica del leader engrasado es una de las mejores para esta situación. Consiste en hacer flotar casi todo el leader con siliconas, menos su parte final, de esta manera logramos un hundimiento controlado de la mosca, justo debajo de la superficie, por lo común mis ninfas son apenitas lastradas para que se hundan al caer, demasiado lastre las arruina, solamente lastro lo suficiente para que no floten, cosa común en las de menor tamaño.
Con el leader engrasado podremos ver los piques, simplemente observando la parte flotante del mismo. Hay que clavar ante la menor sospecha de algo raro, a pesar que la mosca está cerca de la superficie no siempre veremos a la trucha tomarla, lo que sí veremos es que el leader se detiene o se hunde, señal clara de que algo ha tomado la mosca.
No se olviden de practicar distintos tipos de mends y reachs, este tipo de lanzamientos son imprescindibles antes de intentar una pesca de ninfas en serio.
Estos últimos años es común que los pescadores de ninfas hablemos de indicadores de pique. Estos indicadores son una enorme ayuda en la detección de piques, sobretodo en las aguas movidas, donde no sirve engrasar el leader pues de todas formas no lo vemos.
Los indicadores más sencillos y livianos se hacen de polipropiteno engrasado para que floten bien, la madera balsa y el corcho también produce buenos indicadores. Los colores preferidos son el naranja y verde limón fiuorescentes, estos colores son de altísimo contraste en cualquier tipo de aguas.
La principal virtud de los indicadores, es que nos permiten saber si la mosca hace drag o no, si el indicador hace drag al derivar, la mosca que lo acompaña lo hace; en consecuencia, corrigiendo el tipo de lance o haciendo mends, podemos lograr que el indicador se desplace bien, la ninfa lo hará igual.
Es mucho más fácil lograr que la mosca no haga drag si pescamos aguas arriba. Haciéndolo a través de la corriente, la línea se tensa y muchas veces, aún haciendo mend de corrección, no podemos eliminar el drag.
El pique se nota con claridad si usamos un indicador, funciona en cierto modo como una pequeña boyita; cuando se detiene o se hunde hay que clavar de inmediato, no perdemos nada con clavar un poco más de la cuenta y las truchas no se asustan si lo hacemos con cuidado.
Creo que la línea flotante es mucho más efectiva para pescar ninfas, que la línea hundida. Como uso la línea para ver los piques, la hundida no es demasiado útil. De nada sirve lanzar una línea sinking aguas arriba de manera que venga floja, a menos que la trucha se clave sola, nunca sentiremos un solo pique, aún teniendo muchos.
Con línea hundida hay que mantener siempre un poco de tensión y esto produce drag en la mosca debajo del agua; funciona bien para streamers, muddlers y algunas otras moscas, pero para ninfas dudo que sea adecuado.
Con línea flotante y un leader largo podemos hundir la ninfa muy bien, el leader fino no ofrece tanta resistencia a hundirse como una línea, siempre llevo conmigo plomitos de diversos tamaños, que uso en el leader, cuando deseo que tome profundidad velozmente. Como los plomitos son diminutos y los distribuyo a lo largo del leader, no molestan al lanzar, sólo hay que abrir un poquito el loop y no tratar de tirar una milla. Las truchas están cerca de las orillas donde encuentran comida fácil y protección o descanso de la corriente fuerte.
En el Malleo y Caleufú abundan las aguas llamadas pocket, se caracterizan por la gran cantidad de peñascos de buen tamaño y aguas rápidas y remansos, todo formando un caos, difícil de resolver para el pescador de mosca, aquí la línea flotante es una necesidad, los tiros son cortos y la ninfa debe hundirse de inmediato para no perder el lugar bueno. Los plomitos en el leader son la clave del éxito, hay que mirar la línea para ver los piques, las truchas en estos lugares toman muy rápido y no miran demasiado la mosca, pero la sueltan con una velocidad pasmosa, a veces solo vemos un destello y ya han soltado la mosca.
Un indicador fluorescente es de gran ayuda, si no estamos prácticos con la línea. Cuando pongan lastre en el leader no hace falta que sea un ancla, un par de plomitos es suficiente para que la ninfa se hunda con gracia y naturalidad. He notado que pesco más lastrando el leader que las moscas, sin duda estas se mueven de forma más convincente al no llevar peso, el peso en el leader las hace hundirse de cabeza, y subir a la superficie cuando tenso la línea, de la misma manera, tal cual lo hacen las verdaderas. Las pocas ninfas que uso lastradas, son para los casos en que pesco con el leader flotando o hundiéndose lentamente.
El leader es una de las partes del equipo de mayor importancia.
Al leader se debe que la ninfa navegue y se hunda de una manera correcta, si el leader es malo no tendremos precisión en el lanzamiento, la mosca no dará vuelta o lo hará violentamente, si el tippet es grueso la ninfa flota demasiado o hace drag, con todo esto quiero resaltar la máxima importancia del leader en todo el sistema de pesca con ninfas.
Para los leaders, uso mucho la vieja fórmula de Charles Ritz que explico seguidamente.
El leader se divide en tres partes, la primera, que es la que se une a la línea, la denominaremos butt, la segunda, que va a continuación de esta, es el taper y a la última, que es la que lleva la mosca, la llamaremos tippet.
En la fórmula de Ritz el butt que pueden ser 2 ó 3 medidas de nylon comprende el 60% del largo total del leader, el taper un 20% y el tippet otro 20%. El taper lleva tantas medidas de nylon como sean necesarias para llegar al tippet, es muy importante no saltear medidas porque esto debilita al leader. Este tipo de leader con la mosca adecuada da vuelta bien aún en el viento; lógicamente siempre hay que hacer algunos ajustes, hasta lograr un lance perfecto. Si no da vuelta bien hay que comenzar acortando un poco los tramos del taper, luego podemos acortar el butt, el tippet conviene mantenerlo largo para que la mosca se mueva bien. El nylon para el butt tiene que tener una flexibilidad similar a la de la línea para que transmita la energía con suavidad, nunca uso nylons de los llamados hard nylons, son demasiado duros y crean un efecto de bisagra que arruina el tiro.
El leader es un elemento vital, no dejo de recomendar que experimenten con diversos tipos y formatos hasta encontrar el adecuado a las aguas que pesquen y recuerden que el mismo leader no sirve para todo y para cualquier tamaño de moscas.
Todavía queda mucho que aprender y dilucidar en el rompecabezas de la pesca. No creo que haya un sistema que cubra todo y que sirva para cualquier situación. Está en manos del pescador la clave de cada lugar. La pesca con ninfas es una pieza importante que no podemos desechar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *