cryptocurrency certification kryptowährung finanztip hut 8 cryptocurrency hedge funds buying cryptocurrency

La boca del Correntoso

Por Luis Agrest

Desde el nacimiento de la pesca con mosca en nuestro país ” Las Bocas ” de
los ríos fueron escenarios principales de su desarrollo, hemos decidido dedicarle a las tres grandes bocas de los Ríos Correntoso, Limay y Chimehuin, sendos artículos realizados por expertos pescadores, hoy comenzamos por la primera de ellas.

A mediados de los años setenta, cuando me inicié en la pesca con mosca, “Las Bocas” eran centro de historias, conversaciones y experiencias.

Toda la pesca con mosca giraba entorno de ellas: los maestros pescadores, ilustres mosqueros extranjeros pescaban allí, los equipos utilizados, la
técnicas, los casts, las moscas, etc.

Recibieron el reconocimiento al ser elegidas como ámbitos exclusivos para la pesca con mosca logrando así protección reglamentaria.

Mi primera vez en una Boca fue en Río Correntoso y fue inolvidable.

Todo lo que mi mente imaginó previamente, se transformó en realidad y nuevas sensaciones despertaron.

“Las Bocas ” de los ríos transmiten al pescador una sensación muy especial.

Cuando el pescador llega a una boca siente la gran posibilidad de pescar esa trucha con la que soñó toda su vida. Las truchas del Correntoso, especialmente las arco iris son sanas de formas perfectas, gran tamaño y potencia.

No se encuentra con facilidad en otros ámbitos esta calidad de truchas.

El río que se transforma en lago o el lago que se encauza en río, hace que las bocas tengan un gran atractivo para el pescador y son a su vez lugares predilectos de las truchas, es invariable que en determinada época utilizarán este lugar ya sea de transito para cumplir su ciclo de reproducción o buscarán en ella la alimentación que la correntada les acerca.

El río Correntoso de apenas 300 mts. de largo une dos grandes lagos, el Correntoso con el Nahuel Huapi, es corto pero caudaloso debido al importante desnivel entre los lagos que une.

Si bien, se habla de La Boca como si fuera una sola, lo cierto es que son dos. Una la embocadura o boca norte, donde nace el río en el lago homónimo y la otra, la boca sur, es el desagüe del río Nahuel Huapi.

Cada una es muy diferente y la pesca se concentra principalmente sobre las dos márgenes de la boca sur o sea del lado del Nahuel. No por esto se puede subestimar la otra.

Basta con recordar que la trucha marrón récord para la modalidad mosca por mucho años fue pescada en la pequeña boca norte por Luis Peirano.

Las características del fondo y un canal profundo convierten este lugar en un desovadero natural.

Por esta circunstancia, debo aplaudir la protección de pesca total hasta el 1 de enero de cada temporada en los últimos reglamentos. No solo se salvan muchas truchas sino también sus ovas de ser pisoteadas. En este lugar el agua cristalina transcurre muy tranquila y es excelente para pescar con mosca seca.

Sobre esta boca norte cruzaba el viejo puente de madera del que hoy solo quedan restos de troncos.

Pero hace muchos años a algún lunático se le ocurrió hacer un puente de hormigón nada menos que por la boca misma, de ese proyecto quedó gracias a dios ya la protesta de los pescadores solo una columna y la base de hormigón. Hoy hay un puente de hormigón de unos treinta metros de alzada sobre el río que lo cruza a la altura de la mitad del recorrido que no perturba la pesca y desde el cual el paisaje es magnifico.

Luego el río se encauza formando un profundo canal central con reducidas y arboladas márgenes que limitan mucho la pesca y su corriente se acelera hasta la mitad del río donde choca con gran fuerza contra grandes rocas originando rápidos de difícil acceso.

Pocos metros abajo de estos rápidos las aguas corren encajonadas y caudalosas formando un sector medio de río con corriente rápida para finalizar en el sector bajo que forma la boca sur de unos treinta metros de ancho.

Los restos de una pared llamada “la pileta” permite pescar este sector de río solo mediante roll cast y grease line. Continua un paredón que sostiene un alto talud de tierra hasta el nacimiento de un playón rocoso.

La otra costa es semejante hasta la boca, luego el sector playo es mas corto y profundo por lo cual es mas reducido el espacio para pescar-

La corriente penetra con fuerza en el Nahuel hasta perderse en el veril del inmenso lago.

Aquí en la boca sur es donde se concentra la mayoría de los pescadores ya que si bien el sector es corto, hay suficiente lugar para castear con comodidad.

El río rodeado de enormes cipreses y cohiues, la corriente de agua cristalina, dos lagos majestuosos, con la cordillera de fondo completan un paisaje formidable que acompañan y conmueven al pescador.

Su fácil acceso, lo ha convertido en un lugar muy concurrido por los pescadores.
Todos van con él intimo deseo de pescar “la trucha de su vida”.

En su mayoría comenzaron creyendo que para pescar aquí solo bastaba poner la mosca en el agua, soltar línea y que la buena suerte se la pusiera en la boca de la trucha o que al recoger se prenda alguna. Esto creó en muchos una imagen de pesca monótona y azarosa.

Sin despreciar a la buena suerte era evidente que de los muchos pescadores que hacían el intento, los resultados eran muy diferentes.

He visto muchos excelentes pescadores de otros ámbitos fracasar rotundamente en esta boca y “otros no tan distinguidos conseguir buenos resultados.
¿Porque en un lugar tan reducido, en casi exactas situaciones los resultados eran tan diferentes?

De los muchos que concurrían a probar, solo pocos tenían éxito y muchos lo intentaban empeñosamente pero sin buenos resultados. ¿Por que si las truchas estaban ahí mismo, pican siempre en las mismas cañas? Entonces comprendí la diferencia que hay entre que el pescador pesque a la trucha y que la trucha pesque al pescador. Algo mas que soltar línea y dejar que la suerte hiciera el resto había… La cosa no era tan superficial como parecía a simple vista.

La gran concurrencia de pescadores hace que la boca se sature de gente y así se generan grandes amistades, tertulias y debates y se crea también un estado competitivo que presiona al pescador. Debido a la obligatoria rotación se ve acotado el tiempo de pesca efectiva y exige del pescador superación y perfección en cada intento. Por esto no lo recomiendo como lugar para principiantes.

El punto mas concurrido es el lado llamado “del Hotel” .Este lado es un trecho de aproximadamente 30 metros con 3 puntos para castear: la parte alta del río pegado al paredón, el sector intermedio y la llamada punta.

Al inicio de temporada con el agua alta no da para mas de tres pescadores en el agua simultáneamente, siendo la rotación ordenada un elemento indispensable para que todos tengan su oportunidad.

Los periodos de rotación y pesca están en función de la cantidad de pescadores. Hay días en los cuales la concurrencia es mínima y otras agobiante.

Recuerdo una mañana que la boca estaba magnifica pero había muchos pescadores -mas bien parecía una tribuna- por lo tanto la rotación hacia que los intervalos entre cada entrada fueran de mas de dos horas y en cada entrada no había mas posibilidad que hacer tres casts en cada posición: arriba, en río medio y en la punta. Quedó grabada como la mañana de los nueve casts. El que quería pescar debía hacer que cada cast fuera perfecto, no se podía desperdiciar uno solo. Nuevamente los éxitos se repetían en las mismas cañas.

Nació una curiosidad primero en descubrir sus secretos. Largas horas acumuladas de pesca y observación me permitieron ir creciendo en su conocimiento, año tras año, día a día, encontré algo nuevo y la pesca aquí se me transformó en pasión, generando un vinculo que solo se puede explicar por ese sentimiento de pertenencia que nace entre el lugar y el pescador a lo largo del tiempo.

Los éxitos me gratificaban y los fracasos me estimulaban mas aún. Largas horas dediqué y aún lo hago a desentrañar sus secretos.

Cuando creo que ya he descubierto todo me doy cuenta que siempre aparece algo nuevo y cada secreto nuevo que descubro, me atrae mas que conocer mil lugares desconocidos. Lo que comenzó aparentemente, como una sola forma de pesca se convirtió en una variedad ilimitada. Hoy pienso que la pesca de la Boca es una especialidad dentro de la pesca con mosca.

Todo este proceso me enseñó cosas que he aplicado en muchos otros ríos lejanos y que me han permitido pescar exitosamente en cualquier lugar.

Han pasado 22 años, invariablemente el primer día que llego a la boca luego de todas los sueños del invierno acumulados, siento que mi pasión por la boca esta viva como en el primer día. Es como llegar al hogar luego de una larga ausencia.

La sensación al poner el primer pie en el agua, el primer cast, la tensión que la línea me transmite en busca del ansiado pique tiene la misma intensidad. y cuando siento la primera trucha picar, mi cuerpo y mente vibran como dos viejos y queridos amigos que se abrazan encontrándose para continuar compartiendo juntos felices momentos.

Creo indispensable para el pescador que llega a esta boca tener en claro algunos consejos que valen para todo ámbito.

Cuando llegue y se encuentre con pescadores antes que Ud. pregunte como viene el orden de rotación y espere su turno, jamas llegue y se meta directamente al río como si los otros no existieran. Sea cortes y educado pues tiene que compartir un reducido lugar y una cuantas horas con otros pescadores.

Cuando sea su turno ingrese por detrás del ultimo pescador y si bien no hay un tiempo determinado y todos quieren hacer un tiro mas, sea breve, pues todos quieren pescar y por otro lado es mas productivo rotar rápido para pescar en diferentes lugares de la boca que clavarse en el mismo sitio, generalmente la punta.

Cuando un pescador clava una trucha, deje de castear y cédale el paso, recoja su línea suelta en el agua para no molestar la pelea hasta que logre sacarla del alcance de los demás pescadores. Si es Ud. el que tiene una trucha salga lo mas rápido posible de la línea de los demás pescadores, no peleé la trucha en el río, llévela al lago y no la agote en la lucha. Hay quienes esperan que se ponga la panza blanca para arriba, tremendo error a esa trucha le costará mucho recuperarse, si es que lo logra. Piense que ella pelea por su vida y Ud. tan solo hace un deporte.

Use un líder un poco mas grueso (OX, IX o 2X) que le permita una corta pelea y rápida devolución con el menor daño posible.

Muchos entran al río como si fueran a una pileta internándose al agua todo lo posible para tratar de cruzar con un cast a la orilla de enfrente, nada mas errado. Esta temporada un largo tronco recostado a tres metros de la costa era buscado como plataforma de cast y pocos veían que durante varios idas tres o cuatro hermosas truchas estaban detrás de el. Muchas veces las truchas están muy cerca y son los propios pescadores que las alejan. Por otra parte no se trata de poner la mosca lejos sino en la forma correcta.
Comience a pescar río arriba y luego baje lentamente hacia la punta de afuera. No entre directamente a ella pues desperdicia muy buen sector de río. Pesque con una planificación y preparación previa.

Final mente cuide la limpieza del lugar y fundamentalmente cumpla con el reglamento, este o no de acuerdo con él.

La apertura de la temporada a mediados de Noviembre, con nivel de agua alto es la mejor época. A medida que avanza la temporada baja el nivel de agua y levanta la temperatura con lo cual la actividad disminuye, para el fin de temporada el agua se enfría y la pesca mejora nuevamente.
Con respecto al equipo adecuado yo me inclino por equipo #6 a #8. En el río las líneas floating y sink-tip dan muy buen resultado y en la boca lo mas utilizado son líneas shooting taper en sus diferentes tipos de hundimiento dependiendo del nivel de agua.

Las moscas, solo por nombrar alguna de las mas usadas: con gomas en infinidad de variaciones desde Bitch Creek hasta la gran Leoni Barbarus, Mickey Finn, Matukas, Fuzzy Wuzzy, Wooly Worms, Wooly Buggers y Muddlers. En tamaños diversos pero la tendencia general son los anzuelos mas bien grandes #4/6/8.

Finalmente es indispensable que quien hace el intento haga su propia experiencia que con paciencia, una buena observación y tenacidad irá descubriendo con el tiempo, los secretos de este lugar.

Por el lado del cuidado de este ámbito debo destacar la labor que desarrollan los guardapescas de Villa la Angostura, quienes con enorme sacrificio y limitados recursos velan por el cumplimiento del reglamento.

Asimismo el gran acierto de la nueva reglamentación de hacer las primeras dos semanas de inicio de la temporada de captura y devolución obligatoria. Ojalá se siga manteniendo en los futuros reglamentos y se extienda a todos los ámbitos de pesca ya todas las modalidades.

No puedo dejar de mencionar que el sentimiento hacia la boca del Correntoso es compartido por muchos amigos. Su cuidado y el de los lagos fueron motivo de muchos años de largas charlas y cambios de ideas, así nació Fundación Salmonidos de Villa la Angostura, cuya sacrificada y silenciosa labor en el desove y siembra de alevinos crece día a día habiendo desde el año 1995 a 1997 sembrado mas de 700.000 alevinos. Su tarea es de fundamental ayuda para atenuar el daño al equilibrio ecológico que producen los inescrupulosos de siempre.
Sin duda un ejemplo para difundir, apoyar e imitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *