handelsplattform für kryptowährungen cryptocurrency mining profitability pascal coin altcoin vet different types of cryptocurrency kryptowährung aufbewahren

Boletín mosquero 33

LEER MÁS

Editorial 33

NUEVA COMISIÓN DIRECTIVA

EN LA ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA LLEVADA A CABO EL DÍA 29 DE OCTUBRE DE 1998 SE ELIGIERON LOS INTEGRANTES DE LA COMISIÓN DIRECTIVA QUE EJERCERÁ LA DIRECCIÓN Y ADMINISTRACIÓN DE LA ASOCIACIÓN HASTA EL DÍA 31 DE OCTUBRE DEL AÑO 2000. CONSTITUYEN FIRMES PROPÓSITOS DE ESTA COMISIÓN DIRECTIVA:

EL RESPETO EN LA TRANSICIÓN DE LAS AUTORIDADES POR LA CONTINUIDAD DE LA ADMINISTRACIÓN, DE MANERA TAL QUE QUEDE GARANTIZADO EL NORMAL DESARROLO DE TODAS LAS ACTIVIDADES PROGRAMADAS POR LA ASOCIACIÓN.

LA ORGANIZACIÓN, SOSTENIMIENTO Y PROFUNDIZACIÓN DE LA LABOR DIDÁCTICA, TANTO LA QUE SE REALIZA A TRAVÉS DE LOS CURSOS DE LANZAMIENTO Y DE ATADO DE MOSCAS, COMO LA RESULTANTE DE CONFERENCIAS, CHARLAS, DEBATES Y MESAS REDONDAS.

EL ESTRECHAMIENTO DE LAS VINCULACIONES CON LAS ENTIDADES PÚBLICAS O PRIVADAS QUE COMPARTAN NUESTROS OBJETIVOS ESTATUTARIOS.

ESTABLECER UNA COMUNICACIÓN MÁS DINÁMICA Y FLUIDA CON NUESTROS ASOCIADOS, INTRODUCIENDO MEJORAS EN EL TRADICIONAL MEDIO DE COMUNICACIÓN QUE CONSTITUYE EL BOLETÍN MOSQUERO, A FIN DE CONVERTIRLO EN UN INSTRUMENTO ADECUADO PARA ESTE PROPÓSITO.

LA PRESENCIA ACTIVA DE LA ASOCIACIÓN EN CONGRESOS, REUNIONES, DEBATES Y OTROS FOROS DONDE SEA CONVENIENTE DIFUNDIR LA MODALIDAD DE LA PESCA CON MOSCA Y NUESTRA PRÉDICA EN FAVOR DE LA CONSERVACI6N DE LAS ESPECIES EN ELLA INVOLUCRADAS Y DEL ÁMBITO AL QUE PERTENECEN. EN TAL SENTIDO NO PODEMOS DEJAR DE SEÑALAR, CON EL AUTÉNTICO ORGULLO QUE PRODUCE LA TAREA MANCOMUNADA DE MUCHÍSIMOS ASOCIADOS, QUE AL CIERRE DE LA PRESENTE EDICIÓN DEL BOLETIN MOSQUERO, NOS ENCONTRAMOS PARTICIPANDO SIMULTÁNEAMENTE EN EL IV CONGRESO DE PESCA DEPORTIVA Y MANEJO DE SALMÓNIDOS ORGANIZADO POR LA FUNDACIÓN CHALLHUACO, REPRESENTADOS EN EL PANEL SOBRE EL PAPEL DE LAS ASOCIACIONES DE PESCA EN LA PRESERVACIÓN DE SALMÓNIDOS, E INTEGRANDO EL JURADO DE CERTIFICACIÓN DE INSTRUCTORES A CARGO DE MEL KRIEGER, Y EN LA EXPOSICIÓN DEL TIEMPO LIBRE, ORGANIZADA POR LA REVISTA WEEKEND Y LA EDITORIAL PERFIL, OCUPANDO UN ESPACIO QUE HA CONCITADO EL INTERÉS GENERAL DE LOS VISITANTES Y SOBRE LO CUAL SE INFORMA POR SEPARADO EN ESTE BOLETÍN.

EN LA COYUNTURA Y CON MOTIVO DEL PRÓXIMO 25° ANIVERSARIO DE VIDA INSTITUCIONAL, NOS PROPONEMOS HOMENAJEAR A QUIENES NOS PRECEDIERON FORJANDO LA TRADICIÓN E HISTORIA DE NUESTRA ASOCIACIÓN, ACTIVIDAD QUE ENCARAREMOS CON ESPÍRITU FESTIVO Y CON LA ESPERANZA DE QUE SEA ESCUCHADO EL LLAMADO A TODOS LOS ASOCIADOS PARA COMPARTIR LA ALEGRIA QUE NOS PRODUCE ESTE ACONTECIMIENTO.

ESTAMOS INTIMAMENTE PERSUADIDOS DE QUE LOS OBJETIVOS ENUNCIADOS PRECEDENTEMENTE, COMO TODOS AQUELLOS QUE SURJAN DEL DEVENIR DE NUESTRO DESARROLLO INSTITUCIONAL, SÓLO PODRÁN SER ALCANZADOS CON LA PARTICIPACIÓN ACTIVA, MANCOMUNADA Y SOLIDARIA DE TODOS NUESTROS ASOCIADOS, A QUIENES, SIN DISTINCIÓN ALGUNA, CONVOCAMOS PARA QUE SUMEN SUS ESFUERZOS EN BENEFICIO DE LA ASOCIACIÓN.

LA COMISIÓN DIRECTIVA

LEER MÁS

El manejo de los recursos pesqueros I

Conservación

por Lic. José Mestre Arceredillo

El autor es Jefe del Area Técnica de la Dirección de Recursos Ictícolas Acuícolas de la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente. Su curriculum es demasiado amplio como para transcribirlo en este Boletín; basta decir que desde 1976 ha sido responsable de numerosos estudios sobre evaluación de recursos pesqueros y recientemente ha representado ha nuestro país en la Cuarta Reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica. José Mestre es ávido pescador y antiguo miembro de nuestra Institución.

“Ya es hora de que las normas que regulan la pesca deportiva se sustenten sobre la base del estudio de la dinámica de cada ambiente en particular; tarea que compete, desde ya, a especialistas. y no, como lamentablemente suele ocurrir, atendiendo fundamentalmente a los intereses de directivos de instituciones o clubes de pesca, “dueños” de ríos o de hosterías, etcétera.”

Frecuentemente nos alarmamos al enterarnos a través de distintos medios de que en tal o en cual lugar la calidad de la pesca ha decaído notablemente. De que ríos que antes eran extraordinarios pesqueros no rinden en la actualidad las piezas que los hicieron conocidos en todo el mundo. ¿Es que ya no quedan peces?

Obviamente, esto no es así. En realidad, lo que ocurrió en esos lugares es que gradualmente la presión de pesca fue en aumento y se produjeron variaciones en sus estructuras poblacionales.

Para comprender estos cambios es necesario referirnos a algunos conceptos elementales de biología pesquera. Si le preguntáramos a cualquier persona qué cree que es la biología pesquera, casi seguro nos respondería que es una actividad científica que se ocupa del estudio de la pesca comercial, asociándola inmediatamente con barcos, redes y merluzas.
No obstante, aunque nos cueste creerlo, nuestra actividad deportiva, con otras artes de captura, es ni más ni menos que otra forma de explotaciÓn del recurso pesquero, y como tal puede interpretarse con las herramientas de esta rama de la biología.
Empecemos por definir algunos términos. Se denomina especie al conjunto de individuos de características similares capaces de reproducirse entre sí y dar crías fértiles. Las especies se designan con dos nombres grecolatinos: por ejemplo, Salmo trutta, y un nombre Común o vulgar: en este caso “trucha marrón”, a veces éste puede referirse a un grupo de especies, como los “salmones del Pacífico”, que comprenden al Oncorhynchus nerka y Oncorhynchus kisutch entre otros.

Una población reúne a los individuos de una misma especie que habitan en una región delimitada. Las truchas arco iris del Malleo, por ejemplo, son una población; las marrones del mismo río, otra. A veces ocurre que en por un mismo ambiente existe una barrera natural o artificial que separa poblaciones de la misma especie pero con características diferentes; por ejemplo: aguas arriba y abajo de una cascada o una represa.
Se llama comunidad al conjunto de poblaciones que conviven en un mismo ambiente, estableciendo entre sí relaciones de distinto tipo: predador-presa, competencia, simbiosis, comensalismo, etcétera.

A continuación analizaremos el funcionamiento de una población de peces, con los parámetros que la definen y también la forma de emplear esta información para un manejo apropiado del recurso pesquero.
Cada individuo nace de otros semejantes, se alimenta, crece, se reproduce y finalmente muere. Esta secuencia, común a todos los componentes de la población, debe producirse con determinada frecuencia para garantizar la continuidad de la especie. Pero, como podemos observar en el gráfico, no todos los individuos que nacen logran completar el ciclo: muchos mueren sin llegar a reproducirse; incluso sin completar su desarrollo.

Sin embargo, los que logran reproducirse generan una cantidad suficiente de huevos para permitir que algunos individuos alcancen el estadio reproductivo y así asegurar la continuidad de la población. Tenemos en el gráfico (datos europeos del desove de una trucha marrón de un kilo), un ejemplo de lo que acabamos de describir.

Ciertos factores, de efectos opuestos, afectan permanentemente a todas las poblaciones. Actúan simultáneamente y mientras algunos tienden al aumento de la poblaciÓn, otros la hacen disminuir. Del balance de los mios depende, en un momento dado, la estructura y el tamaño poblacionales.
Se denomina tamaño poblacional al total de los individuos de una población, cuando lo expresamos como la suma del peso de todos.
Nuestra actividad deportiva, con otras artes de captura, es ni más ni menos que otra forma de explotación del recurso pesquero II ellos se conoce como biomasa; mientras que estructura poblacional es la forma
en que el tamaño poblacional está distribuido; por ejemplo: número de individuos de determinada edad o tamaño, a los que corresponden pesos individuales.

Se consideran factores causantes de disminución pOblacional a la pesca y la mortalidad natural y del aumento a los sobrevivientes que se alimentarán, crecerán y reproducirán integrando nuevos individuos a la población. En consecuencia, una población podrá aumentar, disminuir o mantenerse estable, pero siempre será el resultado de la interacción de estos factores opuestos que determinarán su constante renovación.
Uno de los primeros en describir a través de una herramienta matemática estos procesos fue Russell, quien en 1931 propuso: AP=G+R-M-F ó AP = (G + R) -(M + F)
“El equilibrio de la población encontrando los valores máximos de extracción, mediante la pesca deportiva sin perder el nivel de equilibrio, es el objetivo de una correcta política de administración del recurso”
Donde LlP es la variación de biomasa (tamaño poblacional) entre dos instantes; por ejemplo, biomasa al final de un período menos biomasa al principio del mismo.

o: aumento en peso de los sobrevivientes al final del período.
R: cantidad de individuos nacidos ingresados a la población en el período (reclutamiento).
M: cantidad de individuos muertos por causas naturales en el período.
F: cantidad de individuos pescados en el período.

Por lo tanto, (G + R) representan los factores de aumento, y (M + F) los de disminuciÓn, mientras que AP
nos indica el estado de la población. Cuando @ es mayor que O, la población está en crecimiento porque la biomasa final es mayor que la inicial.
Según la ecuación de Russell, los factores de aumento son mayores que los de disminución. Este es el caso, por ejemplo, de la introducción exitosa de una especie en un ambiente nuevo, como, la de los salmónidos a principios de siglo en nuestro país.

Si AP es menor que O, la población está en retroceso porque la biomasa final es menor que la inicial y priman, según la ecuación, los factores de disminución sobre los de aumento. Es lo que sucede, por ejemplo, en una población sobrepescada o cuando aumenta la mortalidad natural (contaminación, enfermedades) o cuando el crecimiento es inferior
al normal (alimentación insuficiente) o falla el reclutamiento (desastres climátiCOS, escasez de sitios apropiados de reproducción).
Nos encontramos finalmente con una población en equilibrio cuando LlP es igual a O, porque la biomasa final es igual a la inicial. En la ecuación, los factores de aumento inciden tanto como los de disminución. Este estado de equilibrio es el que se busca en una correcta política de conservación del recurso. Si además se pretende optimizar la utilización del mismo, deben hallarse los valores máximos de extracción que permitan preservar el equilibrio. En nuestro caso, la forma de extracción será la pesca deportiva.

Evidentemente, a fin de manejar adecuadamente los recursos de un ambiente, resulta imprescindible conocer estas variables, o al menos algunos indicadores de las mismas, ya que intentarlo sin considerarlas puede llevamos a resultados inciertos ya tomar decisiones arbitrarias y muy probablemente equivocadas. Deberíamos exigir de las autoridades competentes el estudio de estos temas y la difusión de los resultados obtenidos para interpretar como regulan nuestra actividad.

El esquema simplificado de la ilustración es cierto, pero la microdinámica que lo rige no es tan simple; especialmente en las aguas dulces, que son tan cambiantes.

El medio ambiente, con todos sus condicionantes, como la temperatura, oxigenación, fauna acompañante, disponibilidad de espacio y alimentos, etcétera, determina hasta que nivel de desarrollo puede llegar una población, convirtiéndose alguna de las variables citadas en el factor limitante que evita el crecimiento indefinido y hace que toda población alcance un máximo posible. Los efectos de esta limitante se expresan en alguno de los cuatro factores de la ecuación general de Russell.

Como esquema general es común para todas las poblaciones y ambientes, pero no sucede lo mismo con los factores limitantes, las observaciones efectuadas en un determinado lugar no pueden trasladarse linealmente a otros.

Finalizamos aquí nuestro primer encuentro, que espero sirva para generar nuevas inquietudes y constituya la base sobre la que continuemos conociendo nuestro recurso: los peces.

Agradezco la colaboración de Julio Gilardi para darle forma a esta nota.

LEER MÁS

Tras el salmón del Pacífico sur

Por Juan Pablo Gozio

” En un momento el mundo se paralizó. La tierra dejó de girar.
El tiempo se detuvo. La línea se tensó, tan fuerte como mis músculos.
Me afirmé, recogí furiosamente el amnesia libre y me preparé para traerlo.
No lo podía parar. Era grande. Era el más grande para mí.”

Con el despegue, el avión dejaba atrás la otoñal Buenos Aires. Mientras se elevaba pensaba en las casualidades que se fueron dando para es tar sentado en ese avión de LanChile. En noviembre del 97 habíamos planeado una excursión para el final de la temporada, al río que a ambos nos gusta: el Limay. Todo iba camino a eso hasta un día de febrero en el que, creyéndome el sucesor de Mara dona, quise hacer una jugada mágica y me rompí el tendón de Aquiles.

Todos los planes por la bor da. Me tenía que operar y dos meses de reposo. Terminaba la temporada… Pasaron los días y después de la opera ción veo entrar a mi viejo (Juan Carlos) en el cuarto y le digo: “Llegamos justo pa ra el cierre de temporada de Chile, andá pensado…”

Recuperación, kinesiólogos, expertos y muchas ganas de pescar se conjugaron para planear la pesca hacia los fa mosos cohos del Pacífico
sur. Con las referencias de mi amigo José Luis reservamos diez días en la hostería Ruca Chalwafe, ubicada cerca de Cascada, sobre el ma jestuoso lago Llanquihue y rendida a los pies del volcán Osorno.

En el avión nos encontramos con Santiago Bruzzoni y dos amigos que seguían viaje más al sur que nosotros.

Después de algunos minutos de conversación, dejamos el avión lleno de escamas (y de las grandes…).

Compras habituales en freeshop de abordo, decenas de barros luca en el aeropuerto de Santiago, cambio de aeropuerto, unas horas de vuelo de cabotaje y finalmente nos despedimos de Santi en el aeropuerto de Puerto Montt. Ya estábamos muy cerca de los salmones… Esperamos cerca de una hora la llegada de la camioneta que nos llevaría a la hostería.

Con el nivel de excitación que teníamos podríamos haber llegado al trotecito, pero por suerte para nuestras piernas, el transporte llegó.
Hora y media paseando por la orilla del lago, imaginando que clase de monstruos podrían habitar semejante cantidad de agua y evaluando con que mosca picarían…
Llegamos!!! Nos recibió afectuosamente Pancho Bafrena, ilustre pescador de la zona y divertido compañero de pesca. Después de las presentaciones de rigor, lanzó su frase: “¡Apúrense huevones, el lago está harto de pescado!” Nos acomodamos rápidamente en una habitación con hermosa vista al lago. La hostería nos gustaba. Mucha madera, cálida, cómoda y con las paredes cubiertas de fotos de grandes salmones.
Grandes, muy grandes… Joder!, no vinimos a disfrutar de la hostería, era hora de empezar.

Propuse partir a pinchar algún salmón, que a esta altura del frenesí, en mi cabeza medían 4 metros de largo y pesaban 230 kilos. Mi viejo vio la llovizna, se acordó del largo viaje, miró la cama, y me hizo un gesto de como que “vos estas loco yo me voy al sobre, igual ahora no hay nada, mañana salimos tempranito.

Había escuchado esa frase más de mil veces y sabía que implicaba una pesca excelente. También sabía que el tempranito de mi papa eran las 9.00 hs., a diferencia de mi tempranito que eran las 5.00 A.M.

Volando bajé a cambiarme. Me calcé los waders. El neoprene parecía plástico. Los zapatos, por ser el primer día, estaban secos. Mientras trataba de ponerme los zapatos de vadeo pensaba en la madre del fabricante y en el millón de maneras que había para aliviar esta tortura.

Recorrí la lista que los años fijaron en mi memoria. Chaleco: OK. Dos mil moscas, para usar siempre los mismos 8 o 10 modelos: OK. Pinzas, pincitas, pinzotas, alicates, flota-no-se-que, cuatro millones de metros de tippets (hasta 7X lleve!!!), repelente (¿para que?), secamosca, anteojos, pins por todos lados, cámara de fotos, pins de la AAPM, mi pañuelo rojo y demás cábalas, etc., etc., etc.:

Ok. Chequee el peso del chaleco para verificar si me faltaba algo. Veintidós kilos exactos, estaba todo…

Mi aspecto era similar al de un marine americano experto en operaciones de espionaje submarino, pero con un aire a John Wayne. El wader me apretaba un poco, los zapatos dejaron mis pies totalmente insensibles y el chaleco me produjo luxación de hombro sólo al apoyarlo.

Ah, me olvidaba del sombrero. Ala ancha, cowboy style, mosca de salmón del Atlántico clavada al costado: el clásico de la Ay Fishennan, de pura pinta nomás. Me hacía transpirar la azotea.

Así las cosas empecé a armar la caña. Desesperado Como estaba, tarde treinta segundoS en poner el reel, enchufar loS 40 tramos, alinearlos y pasar la línea por loS 200 pasahilos (menoS uno: el primero). Sentí la tentación de empezar a pescar así y ahorrarme la nueva pasada. Pero no. Todo de nuevo. Ate la mosca. Un pollo disecado, teñido en seis colores flUOrescentes y atado a un anzuelo Tartuna 18/0 big eye (para pasar el tipett del 0.80). La cola de la mosca eran unas plumas de cola de pavo real, enteras… Cuando vi la mosca me asusté. Ahí comprendí que todas las fantasías elaboradas en la n1esa de atado son sólo eso: fantasías. No había pez capaz de Comerse semejante n1a1narracho.

Victor, uno de los ayudantes del logde, sentenció: “Acá se pesca con una verdecita con bataráz”,” Traducido a nuestro sofisticado idioma era una Woolly Bugger nro, 6, cola de marabou verde oliva, chenille al tono y hackle de cola de gallo grizzly, Mosca que, por supuesto, no había traído, Puse algo parecido, en verde y me lancé a la aventura.

Después de los treinta minutos más largos de mi vida y de la cuesta más alta jamás subida, me encontré con el lago. i Que digo lago, era un mar! El viento, de frente, generaba olas de casi un metro en la orilla, que, para colmo, estaba sembrada de piedras bochas grandes cubiertas de verdín.

El primer día de pesca, caña RPL 890 en mano, shooting gris oscuro, una amnesia rebelde y sin flotalineas, y los dedos casi engangrenados por el frío no son buena combinación para un cast feliz. Los mejores tiros iban hacia adelante, los otros… Cada dos tiros dejaba una mosca.

Poco a poco se iba haciendo de noche y mi regreso a oscuras se complicaba. Como no había nada, perdón, como yo no pescaba nada, emprendí el regreso. Cuarenta minutos me separaban de la gloria: una picada como Dios manda, los mejores embutidos, Pisco y la estufa a leña. Cuando llegué fui foco de cargadas por parte de mi viejo que repitió su frase: “Viste, yo sabía que con esta llovizna y viento no iba a haber nada…” No hice comentarios y me concentré en las delicias.

Esa noche llegó Beto Rodríguez con un amigo, Horacio. El encuentro fue pura casualidad. Compartimos experiencias de viaje, y planificamos el madrugón del día siguiente. ” Acá se pesca casi de noche”, nos había dicho Pancho. Le hicimos caso, bajo protesta de mi viejo, para quien la pesca empieza a media mañana.., Después de atar unas cuantas “verdecita con bataraz” y contando las magras horas de sueño fuimos a dormir. ¿Dormir? Poco. Los pensamientos volaban, los salmones saltaban en mi mente, sacaban línea y cortaban al final del backing… El sueño tardó un poco en venir, pero luego llegó la oscuridad…

Nos despertó el teléfono. Eran las 6.00 A.M., noche cerrada. Me miré al espejo del baño y me alegré. No era el de mi casa y no estaba afeitándome para ir a la oficina. Estaba preparándome para la pesca. Batí récords de velocidad y estuve listo primero.

El olor a café se filtraba a través de las maderas del piso de la habitación. La cocina estaba justo abajo. Bajamos con el arsenal, al que agregamos linternas. Desayuno de abundante poder calórico para despertar las neuronas, martirio de los waders (ahora agravado por los zapatos ya húmedos y helados), armado de la caña a oscuras, atado al tanteo de la mosca, frío, el resto lo conocen. Eramos 6 o 7 pescadores, entre los cuales estaba Carlos Ingrasia, que había llegado a la madrugada. Conocedor, el hombre, salió primero y copó los mejores lugares. Nosotros, media hora más tarde, entramos al lago con el sol saliendo. Grave error. Había que estar antes.

Empezamos a castear. Mi amnesia parecía endiablado, no le encontraba la vuelta.
Como no conocíamos el lugar enganchamos cerca de 1000 moscas y perdimos 500 yardas de tippet. Yo hasta dejé un shooting. Sapo total.

Seguíamos sin encontrarle la vuelta. Los salmones: ausentes. La tarde fue distinta, más ventosa y favorable a mis moscas. Clavé un salmoncito salar y una arco iris. Nada grande, pero eran los primeros! ! ! ! La mosca: una cosa espantosa. Una rabitt oliva, atada hacia arriba y con cuerpo de chenille verde fluorescente. No aten muchas, anduvo sólo ese día…

cordobeses divertidísimos: Lucio y Luis. Los vimos en el lago. Cuando llegamos a pescar a la tarde, estaban en el lugar bueno. Yo los miré con algo de asco y me alejé, sólo un poco, esperando el descuido para entrar por el segundo palo, mandar un centro al área y ubicarme mejor.

Regada con abundante vino chileno, la cena se pobló de comentarios sobre hazañas pasadas, técnicas ampliamente comentadas y nunca usadas, moscas de epopeyas, asociaciones y clubes, figuras del “ambiente” y otros temas que sólo compartimos los mosqueros. Ninguna mentira, alguna exageración aceptable, muchos buenos recuerdos y el común denominador: la amistad. Sin embargo, allí donde estaba clavé la arco iris y el salmoncito. En cada captura los miraba con soslayo, quizás pensando: “¿Ven? No es cuestión de lugar, hay que saber…” Que bobo!!! Después se dio la charla y al rato éramos como chanchos. Desde ese día no paramos de reírnos, hasta que se fueron. Y nos alegramos de las pescas de cada uno. Es más divertido así…

Después de la cena, a reponer las moscas perdidas, a atar más las que funcionaron ya copiar algún invento circense de Pancho. Un Cohiba y al sobre, diciendo unas oraciones para que llueva. Factor fundamental en esta pesca.

Al día siguiente, cuando desperté mire el reloj: 6.00 A.M. Ya estaba con los waders puestos, en el lago con el agua a la rodilla y casteando. Es increíble las cosas que uno hace dormido.

Otra mañana mala. Como llegué primero, elegí el mejor lugar: la salida del arroyito. Me paré justo en la salida. El agua bajaba a punto de congelamiento y ya para las 8.00 no sentía los dedos. Tampoco había sido mi día. Como a las 9.00 se levantó un viento fuerte de frente. Era increíble, después de la lluvia de la noche y con el viento, los salmones se arrimaban a la costa. Los cardúmenes pasaban colorados, surfeando entre las olas, a cuatro o cinco metros de la costa. Entre los salmones había arco iris grandes que se alimentaban en el borde del oleaje y tomaban imitaciones de huevitos. Todos pescaban, menos yo. Claro, tiraba cada vez más lejos y los pescados estaban a tiro de patada. Empecé a observar y acorté los tiros.

En un momento el mundo se paralizó. La tierra dejó de girar. El tiempo se detuvo. La línea se tensó, tan fuerte como mis músculos. Tuve “El” pique.

Me afirmé, recogí furiosamente el amnesia libre y me preparé para traerlo. Bah, un decir, para que venga cuando quiera. No lo podía parar.

Corrió hacia afuera, no sé cuantos metros pero empezó a salir backing de mi reel (shooting, amnesia y …gracias a Dios que está el backing!1). Se detuvo lejos y pegó un salto. Era grande. Era el más grande para mí. Ya le había sacado algunas truchas buenas al Limay, a la Boca, pero este era otro tema. Lo iba trayendo ya unos veinte metros, cruzó hacia la izquierda corriendo más largo que en la primera corrida. Mi concertación llegaba al máximo. Eramos él y yo unidos por una línea, tensa, muy tensa… Lo seguí por la costa, evitando unos troncos hasta que volvía a acercarlo. Me regaló otro salto a unos quince metros y me dejó apreciarlo en todo su esplendor. Era majestuoso. El Rey del lago. Era IIEI” pescado del viaje. Sabía que no tenía que perderlo. Sus fuerzas iban bajando, junto con las mías y con mucho cuidado fui tratando de tomarlo del remo.

Tenía miedo que, después de una pelea tan larga, se hubiera agrandado la clavada.

Estaba empapado. Sentía ese hilo de agua furtivo que se desliza en las zonas erógenas y delata la entrada de agua en el wader. No importaba. Recién pude tomarlo por la cola después de varios intentos. Cuando lo sujete, giré y vi a mi viejo que manoteaba la cámara de fotos y no paraba de disparar. Se debatía entre filmar y sacar fotos, estaba tan contento como yo. Lo arrimamos a la orilla, fotos de rigor, recuerdo inmortalizado en celuloide y filmación de la devolución. Porque lo devolví. Era demasiado bello para verlo seco en la tierra, con una expresión de muerte y despojado de su belleza. En cambio lo vi recuperarse de la fatiga y nadar hacia las profundidades del lago. Abrazos, felicitaciones, momentos inolvidables. La gloria total. Algún ingeniero o contador se preguntará cuanto pesaba.

¿Importa? ¿Es el peso lo que más importa? ¿O es sólo una anécdota entre tantas emociones? La verdad es que no lo pesé. La operación de pesaje puede ser muy traumática para el pez. Andaría cerca de los 6 kilos, ningún récord mundial, sólo mío, y para el recuerdo eterno…

Después de eso seguí pescando más tranquilo. Sorprendentemente empecé a pescar más y mejor. Estaba tranquilo. Filmé a mi viejo sacando la arco iris más grande de su vida y fotografié la sonrisa de oreja a oreja que tenía mientras la sostenía exhausto. Que pescado! ! !

Los días siguientes se sucedieron más o menos en la misma forma. La pesca fluctuó casi como el tiempo. ..El último día cambiamos de lugar. Víctor nos llevó a un rincón donde desaguaba un arroyo. Era una bahía escondida, con una casa en la orilla. Algún visionario se había hecho una señora casa en un lugar paradisíaco.

Pedimos permiso y empezamos a pescar. Mi viejo clavó un arco iris que físicamente parecía un sábalo pero peleaba con un toro. Le sacó backing. Saltó 6 veces; Iba, venía y se volvía a ir. Impresionante. Después nos enteramos que las que tenían esa forma eran fugitivas de las jaulas. Algún otro nos dijo con tono soberbio: “Son una porquería porque no son salvajes…”. Hay de todo en la viña del Señor.

Como era el último día decidí no volver a almorzar y me quedé solo. Para mi viejo era el plan perfecto: morfi y siesta, sin hijo que embrome para llevarlo a pescar. Yo me quedé admirando el paisaje. Escuchaba el fluir del arroyo entre las rocas. Junté unas ninfas. Había de todo: cassed caddies, mayflies, stones y scuds.

Estaba cansado. Entonces cumplí un viejo sueño. Encontré una piedra que me sirvió de respaldo, me senté con el agua cubriéndome las piernas y mirando el sol me dormí. El sonido del arroyo era como una canción de cuna. Medio dormido, me levanté y decidí hacer unos tiritos. Wet tip, ninfita Tellico #12 atada prolija, leader cortito y algo lastrado, lenta recuperación y Good Show! Al segundo tiro clavo una arco iris de unos tres kilos. Peleadora como la de mi viejo, pero salvaje. Gorda, muy gorda. La RPL690 aguantaba los cabezazos y corridas con absoluta impotencia. La varé en la orilla y quedé sorprendido por sus colores. El sol estaba fuerte, el agua era transparente hasta el fondo. Mi trucha brillaba con destellos color arco iris. Magia. La dejé en el agua y quedé absorto observándola por unos minutos. Que belleza! ! ! Se recuperó y salió rápidamente. Parecía todo parte de un sueño. Me volví a acomodar y seguí dormitando hasta que la voz de mi viejo me trajo a la realidad. Unos sandwiches y coca me salvaban la vida. Seguimos pescando, tranquilos, disfrutando. Volvimos a la noche. Ya no quedaba nadie en la hostería. Pancho nos divertía con sus anécdotas.

A la mañana siguiente el sueño se rompió cuando cargamos nuestras cosas en un taxi y pusimos proa a Buenos Aires. Atrás: dejamos una de las mejores pesquerías de nuestra vida. Adelante: nos vemos volviendo pronto.

LEER MÁS

Cast, lo más importante de una excursión y depende sólo de nosotros

por Tito Barone

“LA IMPOSIBILIDAD DE MANEJAR EL CAST EN EL AMBIENTE ELEGIDO
NOS IMPEDIRÁ EXTRAER TODO EL RENDIMIENTO POSIBLE DE NUESTRA NUEVA CAÑA,
O NO NOS PERMITIRÁ ALCANZAR LOS LUGARES CLAVES
CON NUESTRA LiNEA DE ÚLTIMA GENERACIÓN DEJANDO SIN CHANCE
A LAS MOSCAS QUE CON TANTA DEDICACIÓN ATAMOS DURANTE TODO EL AÑO. ”

Residir en una ciudad patagónica inserta en una zona de pesca de salmónidos, disponer de una actividad laboral que admite el manejo de los tiempos para su ejecución y estar perdidamente atacado por esta enfermedad llamada “Pesca con Mosca” son factores que me impulsan a pasar en el río todo el tiempo posible.

Hace unos años atrás me conformaba con el brutal cambio que significó para mi dejar de pescar como turista veinte días al año para pescar todos los días de una temporada, pero hoy en día esto tampoco me alcanza y ya desde hace un tiempo visito el río durante el invierno tratando de conocerlo hasta en su más mínimo detalle, que asegurarán la diversión y el relax buscado cuando las iniciaron.

Es común ver lo organizado de los equipos con cajas repletas de moscas y muchas veces costosas novedades lanzadas cada año al voraz mercado de consumo, sin embargo una vez en el agua y con el primer cast, casi sin temor a equivocarme puedo intuir las posibilidades de éxito del sujeto. Rara vez en la organización de un viaje de pesca se tiene en cuenta la manera de desarrollar la habilidad para castear según las características del lugar que hemos elegido para pescar y esto debería ser una premisa fundamental debido a que de toda la preparación es lo único que depende exclusivamente de nuestro empeño y dedicación.

La imposibilidad de manejar el cast en el ambiente elegido nos impedirá extraer todo el rendimiento posible de nuestra nueva caña, o no nos permitirá alcanzar los lugares claves con nuestra línea de última generación dejando sin chance a las moscas que con tanta dedicación atamos durante todo el año.

Entiéndase bien que no pretendo decir que la mayoría de los pescadores castea mal puesto que me consta que hay muy buenos casters entre nuestros socios, pero una cosa es la práctica en las condiciones ideales y otra muy distinta es la ejecución de esa práctica en el río bajo condiciones reales y este punto es el que pretendo desarrollar.

Este problema lo he experimentado personalmente cuando participo de salidas de pesca en ambientes que difieren significativamente de aquel donde diariamente pesco y me veo, por ejemplo, obligado a realizar lances de entre ocho y quince metros con equipos livianos y además lograr una presentación impecable. Para mi esta situación es inmanejable y siempre termino en fracasos por aquello de “haz lo que yo digo y no lo que yo hago” no obstante en mi descargo tengo la posibilidad de tomar revancha en mi ambiente preferido, el río grande y caudaloso.

La situación inversa se presenta en el caso de los pescadores que habitualmente veo en mi zona de residencia, estos por lo general están acostumbrados a ríos mucho más chicos, a equipos muy livianos ya realizar los lances desde la costa o vadeando muy poco, con lo cual cuando se encuentran con agua a la cintura, un equipo para línea ocho, viento cruzado casi sin excepción y necesitan poner una mosca atada en anzuelo #2 lastrado a veinticinco o treinta metros la cosa cambia y al no poder manejar la situación el fracaso está asegurado.

Bajo estas consideraciones el consejo más sano que puedo darles a quienes están planeando una salida de pesca ya todo mosquero en general es asignarle al cast la máxima importancia puesto que el desarrollo de esta habilidad como beneficio más tangible les pern1itirá aumentar significativamente el rendimiento del equipo al poder extraer del mismo todo su potencial.

Al respecto me parece oportuno hacerles un comentario de una característica muy común en esta zona, y es el hecho de que por diversas causas todavía son muy comunes viejas cañas de fibra de vidrio y además entre aquellos que han adquirido equipos recientemente hay una mayoría que por razones económicas ha optado por equipos de muy baja calidad con lo cual la inmensa mayoría de los pescadores locales manejan cañas extremadamente lentas que la mayoría de nosotros no nos animaríamos a usar o simplemente nos demandaría un gran esfuerzo lograr un lance aceptable.

Sin embargo estos pescadores habituados a su ambiente logran hacer funcionar estos equipos y en muchos casos nos despierta admiración el rendimiento que alcanzan, siendo la única explicación posible la práctica y el conocimiento que tienen de su ambiente y de su equipo.

Con esta observación pretendo despertar en el lector la confianza en que con un poco de esfuerzo logrará una mejora importante prácticamente con los elementos que ya tiene.

La iniciativa recientemente encarada por esta asociación de uniformar los requisitos que debe cumplir un instructor de lanzamiento con equipo de mosca y haber promocionado conjuntamente con nuestro socio honorario Mel Krieger a un conjunto de instructores después de haber rendido una prueba de conocimientos teóricos y prácticos pone en evidencia que la dirección de la asociación tiene claro la importancia de este tema, siendo necesario ahora que los pescadores le reconozcan la misma importancia y dediquen todo el tiempo del que dispongan a mejorar su habilidad en el lanzamiento.

La posibilidad de practicar todos los domingos bajo la supervisión de algún instructor u otros pescadores tal vez con más experiencia que nosotros es una ayuda importantísima que no debe desperdiciarse, teniendo en cuenta de aprovechar los días de viento para practicar el tiro con viento del lado de la caña o de adaptarnos a tal o cual equipo que usaremos en nuestra próxima salida o de ejercitar el cast sentados o arrodillados en el pasto para recrear un lanzamiento en la mesa de atado se realizaron hasta cuatro demostraciones simultáneas.

-Entrega de material informativo institucional.
-Suscripción de nuevos socios.
Venta de remeras, bombillas, gorros, pins, cajas para moscas, y demás objetos de promoción institucional, y de los videos de Mel Krieger y de los libros “La Magia de Pescar con Mosca II , de Armando Maubré, y “Caminos de la Intemperie” de Joaquín Rocca Rivarola.
-Venta de permisos de pesca para la temporada corriente.

En la pedana de lanzamiento, durante la totalidad del horario acordado a nuestra Asociación, tres instructores con sus respectivos equipos realizaron demostraciones y permitieron que todos los interesados, que en gran número se acercaron al lugar, además de tomar contacto, muchos de ellos por primera vez, con los elementos de pesca, recibieran las nociones básicas y efectuaran lanzamientos bajo las indicaciones y supervisión de aquellos.

En el Auditorium de la Exposición y en los espacios que nos fueron concedidos, el Ing. Armando Maubré y el Sr. Darío Pedemonte disertaron sobre temas de nuestra especialidad. En ambos casos se logró un lleno total de la sala.

Quedan algunas reflexiones de esta experiencia, hasta ahora inédita, de nuestra Asociación:

La vigencia de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca como entidad de referencia ineludible en su ámbito de actuaciÓn, hecho que no solamente se desprende del interés demostrado por el público en general, sino especialmente, del reconocimiento a nuestra presencia de todos los sectores vinculados con la pesca deportiva, ya sean representativos de la actividad privada o pública.

La relevancia de haber trascendido, mostrando y explicando la modalidad de la pesca con mosca y con nuestra prédica a favor del conservacionismo y del medio ambiente, a sectores que, por lo masivo de la convocatoria y la heterogeneidad de la concurrencia, tradicionalmente no tuvo acceso la Asociación.

y en especial, la satisfacciÓn de ver en nuestro stand a muchísimos socios colaborando voluntaria y desinteresadamente en todas las actividades que se desarrollaron. Ellos, si hubiera algún mérito en la participación de la AsociaciÓn en la muestra como creemos que lo hay, son los únicos destinatarios del reconocimiento por la labor realizada.

LEER MÁS

Concurso de atado de moscas 1998

CUATRO AÑOS PASARON DESDE QUE EFECTUÁRAMOS NUESTRO ÚLTIMO
CONCURSO DE ATADO DE MOSCAS. LA MEDIDA DE REINICIARLOS ES POR
DEMÁS POSITIVA PUES EL ATADO ES PARA NUESTRA PESCA UN APRENDIZAJE
CONSTANTE, MOTIVO DE ENCUENTROS y UNA FORMA MÁS DE SEGUIR
“PESCANDO” FUERA DE TEMPORADA (SOBRE LA MESA, SE ENTIENDE).

En esta ocasión la propuesta fue abierta, convocando a atadores de todo el país, fueran o no miembros de nuestra Asociación.

LAS CATEGORIAS

DE LA PROPUESTA Se incluyó además la medida de dividir la participación en dos categorías: aficionados y profesionales, lo que permitió que aquellos que recién comienzan se animaran a participar (He escuchado en varias ocasiones el comentario.. ¡ah! ¿interviene fulanito?.. ¡entonces yo no me presento! ¿Quién le gana?).

UN INCENTIVO A LA CREATIVIDAD ya que los países con mayor actividad de pesca con mosca alientan y publican en forma constante novedades en diseño de moscas. Nosotros, en cambio, no sólo no alentamos nuestra creatividad, sino que además aún no hemos conformado nuestra propia historia en cuanto al diseño de moscas. Una variante novedosa fue la categoría de “Mosca Libre” donde se pretende premiar la calidad pero por sobre todo la creatividad del atador. Este punto es por demás interesante

Escuché en varias oportunidades a Jorge Calandra comentar apenado que en nuestro país, habiendo excelentes atadores, nadie fomentara el registro de nuevos modelos de moscas lo que permitiría comenzar a formar historia sobre diseño de moscas Argentinas.

A partir de este nuevo enfoque en los concursos, o a través de una convocatoria a todos los atadores del país, sería interesante que nuestra Asociación pudiera dar los primeros pasos centralizando la recepción de moscas, probándolas y publicando nombre y apellido del creador y nombre de la mosca, todo aquello que considere “novedad”, gestando así progresivamente un catálogo de moscas de origen nacional.

LAS MOSCAS
Las moscas a presentar fueron
Un bucktail: Black Nosed Dace,
Una húmeda tradicional: Grizzly King.
Una seca: Adams Irresistible.
Una ninfa: Montana.
Una mosca: Diseño Libre.

EL JURADO
La evaluación de las moscas presentadas estuvo a cargo de los señores Eduardo Atozqui, MarceloMorales y Mario Capovía Del Cet.

LA PARTICIPACION
El material recibido fue el siguiente: 31 moscas categoría “aficionados”, 4 “profesionales” y 8 “moscas libres” con participaci6n mayoritaria de atadores del interior.
La cifra suena poco relevante si se tiene en cuenta el auge actual de la pesca con mosca. Mantener la continuidad de estos eventos será tal vez la forma de incentivar la competencia a futuro.
26 -Boletín Mosquero / Verano 98/99

EL NIVEL DE LAS MOSCAS y OLAS DEL JUEGO

La presentación de moscas desprolijas o con proporciones erróneas fue casi inexistente.
Salvo dos o tre&, (seguramente atadores principiantes con entusiasmo en participar), el nivel de atado fue muy bueno, obligando a los evaluadores al análisis minucioso de casi la totalidad de las moscas presentadas.

Cabe destacar que no existe en este evento la posibilidad de descarte de moscas por falta de nivel. Si de un modelo en particular se presentara un solo atador, esa mosca automáticamente obtendría el primer puesto, quedando sí desiertos el segundo y tercero. y si Ud. piensa que la hubiera atado mejor… bueno…, hubiera participado.

PROFESIONALES
En esta categoría se presentó un solo atador quien se hizo adjudicatario a todos los primeros puestos.

LA EVALUACION
Black Nosed Dace: Seis fueron las moscas presentadas, con una calidad muy pareja.

Dificultades detectadas: La parte posterior del cuerpo, donde comienza a enroscarse sobie el anzuelo el tinsel chato y el oval. -La cabeza de la mosca (terror de casi todos los aficionados).

Grizzly King
Se recibieron cinco moscas de excelente calidad.

Dificultades detectadas:
-Algunas vueltas desparejas del tinsel chato
sobre el cuerpo de floss.

Montana
Se evaluaron diez moscas de las cuales se descartaron dos por no respetar la receta (las colas eran de fibras de hackle y no de biots como se requirió). Salvo estos casos la calidad general del atado fue excelente.

Dificultades detectadas:
-La elección del hackle del tórax (en algunos casos corto, en otros demasiado largo).

Irresistible Adams
Ante nuestra sorpresa, también fueron diez los valientes concursantes que se presentaron con esta auténtica “pesadilla de los atadores”. La calidad de atado fue pareja con buenas proporciones y prolijos cortes del pelo de ciervo en los cuerpos.

Dificultades detectadas:
-Se descartaron aquellas moscas cuyas alas fueron “emparejadas” a tijera (los concursantes contaron con meses de tiempo para conseguir dos buenas puntas de pluma de gallo bataraz). Baja calidad de los hackles utilizados (lo que le resta presentación a las moscas).

Mosca Libre
Seis atadores se atrevieron a participar en este rubro. A pesar de ser una pequeña muestra, la calidad de las mismas fue excelente.

Nos llamó la atención: el atado de una langosta cuyo obsesivo autor casi le da vida, una mosca de salmón… ¿qué tal? (no cualquiera se atreve) y una original mosca seca que fue aclamada por aquellos que participaron en la presentación de los resultados del concurso.

RESULTADOS DEL CONCURSO

-CATEGORIA AFICIONADOS –

Black Nosed Dace
ler puesto Fernando Uhía -AAPM
2do puesto José Luis Scrivano
3er puesto Javier Alurralde -AAPM

Grizzly King
ler puesto José Luis Scrivano
2do puesto Carlos Vilaggi -AApM
3er puesto Fernando Uhía -AAPM

Montana
ler puesto José Luis Scrivano
2do puesto Fernando Uhía -AAPM
3er puesto Javier Alurralde -AAPM

Irresistible Adams
ler puesto Javier Alurralde -AAPM
2do puesto José Luis Scrivano
3er puesto Carlos Vilaggi -AAPM

Mosca Libre
I er puesto Luis Alberto Ottolini
2dopuesto Mario Sánchez de Bustarnente
3er puesto José Antonio Xiccato

-CATEGORIA PROFESIONALES –
Muy buen nivel de moscas presentó Gregorio Abiusi -AAPM, quien fue el único participante que se esmeró en participar en esta categoría, obteniendo por lo tanto todos los primeros puestos de la misma.

PREMIOS
Luego de la presentación de las moscas, se efectuó un sorteo entre todos los participantes del concurso; el premio consistió en una morsa rotativa donada por el Sr. Roberto Vercellini, siendo ganador de la misma el Sr. José Antonio Xiccato.

A los demás participantes, la AAPM les entregará un diploma como recordatorio de su participación en este concurso.

AGRADECIMIENTOS
La AAPM agradece a los participantes que se presentaron en el concurso de atado 1998 e invita a todos los atadores del país a intervenir en los próximos a efectuarse.

Sentarse junto a una mesa sobre la cual se desparraman todo tipo de pelos, plumas, herramientas, hilos, anzuelos, etc. en la intimidad o en compañía de nuestros compañeros de pesca y atado, mate o vino de por medio, es, para todos nosotros, un placer. La posibilidad de participar en un concurso como el que nos ocupa, es un incentivo para seguir intercambiando conocimientos con nuestros amigos y obtener un constante crecimiento sobre técnicas de atado.

Dicha invitación, será entonces un incentivo para practicar, esmeramos, aprender, y lo más importante: que al llegar a la orilla del río o lago, al abrir la caja que contiene las moscas que hemos atado con nuestras propias manos, nos dé la sensación de que con cualquiera de ellas, sin excepción, podríamos tentar a un pez. –

LEER MÁS

Exposición del tiempo libre mundo weekend

La relevancia de haber trascendido, mostrando y explicando la modalidad de la pesca con moscca y con nuestra prédica a favor del conservacionismo y del medio ambiente, a sectores que, por lo masivo de la convocatoria y la heterogeneidad de la concurrencia, tradicionalmente no tuvo acceso a la Asociación.

Se llevó a cabo en el predio de Palermo de la Sociedad Rural Argentina,

entre los días 19 y 29 de noviembre de 1998, la Exposición del Tiempo Libre MUNDO WEEKEND, organizada por la Revista Weekend y la Editorial Perfil, en la que ha participado nuestra Asociación ocupando un espacio cedido gratuitamente por los encargados de la exposición.

Es de destacar que, con la colaboración de muchos asociados, fue posible mantener abierto y en pleno funcionamiento el puesto de atención durante todo el transcurso de la feria.

Entre las actividades desarrolladas por nuestra Asociación se puede señalar:

-Atención permanente y personalizada a todos los visitantes que, en cantidad superaron ampliamente las expectativas, se acercaron a buscar información sobre nuestra modalidad de pesca. Cabe mencionar el interés que ha despertado la presencia de la Asociación en la muestra, sobre todo en aquellas personas que nunca pescaron con mosca, así tuvieron la oportunidad de recibir orientación específica Sobre la materia, ya sea mediante la información verbal que les era suministrada, la posibilidad de ver los videos didácticos que constantemente se exhibieron, o tomar contacto con los distintos elementos que distinguen a la pesca con mosca (cañas, reeles, moscas, herramientas de atado, etc.).

-Exhibiciones de atado de moscas realizadas por nuestros mejores atadores.

Esta actividad, sin lugar a dudas, fue la que más atrajo a los visitantes del stand, de modo tal que, en respuesta a tal preferencia, los días de mayor concurrencia a la exposición, en la mesa de atado se realizaron hasta cuatro de mostraciones simultáneas.

-Entrega de material informativo institucional.

-Suscripción de nuevos socios,

-Venta de remeras, bombillas, gorros, pins, cajas para moscas, y demás objetos de promoción institucional, y de los videos de Mel Krieger y de los libros “La Magia de Pescar con Mosca II, de Armando Maubré, y “Caminos de la Intemperie” de Joaquín Rocca Rivarola.

-Venta de permisos de pesca para la temporada corriente.

En la pedana de lanzamiento, durante la totalidad del horario acordado a nuestra Asociación, tres instructores con sus respectivos equipos realizaron demostraciones y permitieron que todos los interesados, que en gran número se acercaron al lugar, además de tomar contacto, muchos de ellos por primera vez, con los elementos de pesca, recibieran las nociones básicas y efectuaran lanzamientos bajo las indicaciones y supervisión de aquellos.

En el Auditórium de la Exposición y en los espacios que nos fueron concedidos, el Ing. Armando Maubré y el Sr. Darío Pedemonte disertaron sobre temas de nuestra especialidad. En ambos casos se logró un lleno total de la sala.

Quedan algunas reflexiones de esta experiencia, hasta ahora inédita, de nuestra Asociación: interés demostrado por el público en general, sino especialmente, del reconocimiento a nuestra presencia de todos los sectores vinculados con la pesca con nuestra prédica a favor del conservacionismo y del medio ambiente, a sectores que, por lo masivo de la convocatoria y la heterogeneidad de la concurrencia, tradicionalmente no tuvo acceso la Asociación.

La vigencia de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca como entidad de referencia ineludible en su ámbito de actuación, hecho que no solamente se desprende del interés demostrado por el público en general, si no el reconocimiento a nuestra presencia de todos los sectores vinculados con la deportiva, ya sean representativos de la actividad privada o pública.

La relevancia de haber trascendido, mostrando y explicando la modalidad de la pesca con mosca y explicando la modalidad de la pesca con mosca y con nuestra predica a favor conservacionismo y el medio ambiente a sectores que, por lo masivo de la convocatoria y la heterogeneidad de la concurrencia, tradicionalmente no tuvo acceso a la Asociación.

Y en especial, la satisfacción de ver en nuestro stand a muchísimos socios colaborando voluntaria y desinteresadamente en todas las actividades que se desarrollaron. Ellos, si hubiera algún mérito en la participación de la Asociación en la muestra como creemos que lo hay, son los únicos destinatarios del reconocimiento por la labor realizada.

LEER MÁS

Noticias y Servicios

Amigos: he leído con gran interés el artículo “Más sobre leaders” de Broni Mech en el Boletín de rimavera 1998. Soy Socio fundador de la AAPM y trabaje más de 30 años n la empresa duPont: por eso quisiera aclarar algunas cosas.
-La empresa E.I.duPont de Nemours es norteamericana, y fue fundada en 1802 en ilmington, Delaware por un francés que llevaba ese nombre.
-El Nylon fue desarrollado por el Dr. Wallace Carruthers y su grupo de ayudantes, que socilaba en su número (Do eran 5 todo el tiempo).
-El nombre Nylon no tiene nada que ver con los nombres de las 5 esposas. Mucha gente cree que deriva de New York (ny) -London (Ion).
Pero eso también es puro invento. duPont tomó la terminación “on” de cotton y rayon (algodón y rayón) y le puso adelante la sílaba nyl inventada por ellos.
Atentamente,
Joseph Bruno Levy (Joe)

P.D.: Hay varios ex duPonts en la AAPM que coincidirán conmigo!!

CENA DE PRINCIPIO DE TEMPORADA
Con el éxito habitual tuvo lugar la cena de principio de temporada 98/99 que se llevó a cabo en la Asociación de Criadores de Caballo de Pura Sangre. Sobre el final y según es costumbre se realizó un sorteo de distintos e importantes premios aportados por nuestros socios y anunciantes, cuyo detalle fue el siguiente:
estadía por 4 días para 2 personas en Truchaike -alojamiento para 4 personas por 2 días en Cabañas Humo Azul -I flotada por el río Limay para 2 personas -Alojamiento por 2 días para 2 personas en Puerto Lussich -1 bolso de atado -1 chaleco -1 caja p/moscas – I día de estadía para 2 personas en Cabañas La Osa -1 caja con moscas -comida para. 2 personas -I corbata Pierre Cardin -1 red -1 libro -1 navaja -I pinza para moscas -1 linterna.

El sorteo fue seguido con gran entusiasmo e interés por parte de los asistentes. Los fondos obtenidos de esta fornla serán aplicados a tareas de conservación. Queremos manifestar nuestro agradecimiento por la generosidad que los siguientes donantes han tenido para con nuestra Asociación:
Truchaike.Cabañas Humo Azul. Tito Barone .Puerto Lussich. Loop. Patagonia. The Irresistible Fly Shop .Cabañas La Osa. Mario Capovía .Restaurante Katrine .
Luis Agrest/Luis Galli. El Paraná. Armando Maubre. Leonardo Navarro. Campamento Base. Rogelio Durán. –

NUEVOS SOCIOS
Nuestra Asociación da la bienvenida a los socios que se han incorporado en el último trimestre. Ellos son:
Carlos Fernando Fernández
Agustín Abel Rodríguez
Luis Alberto Vega
Luciano Augusto Noli
Fernando Matías Del Carril
Marcelo Fabián Lucci
María Soledad Arocena Cash
Roberto Esteban Kreutzer
Darío Pedemonte
Juana Oliva Expósito
Jorge Rey
Andrés Osmolski
Luciano Augusto Poitevin
Hugo Alberto Grieco
Ricardo Ubaldo Damiani
Carlos Hugo Rocha
Sergio Ferreyra Femández
Alejandro José Romero
Jorge Horacio Ferrari
Armando Maubre
Andrés Morenza
Julio Martín Sabbatini
Roberto Ariel Varela

CERTIFICACION DE INSTRUCTORES EN BARILOCHE
Dentro del programa de actividades del IV Congreso de Pesca Deportiva y Manejo de Salmónidos que se realizó en Bariloche entre el 26 y 29 de noviembre, la AAPM llevó a
cabo una certificación de instructores de casting bajo la dirección de nuestro socio honorario Mel Krieger.
La nómina de los nuevos Instructores Certificados por la AAPM y Mel Krieger, ya quienes felicitamos, es la siguiente:
.Raúl San Martín
.Juan Pablo García
.Guillermo Ricigliano
.Claudio Alejandro Martínez
.Oscar Baruzzi
.Louiz Fernando Pinheiro
.Mariano José Diez Peña
.Clodomiro Andrés Ferreira
.Efraín Pablo Castro Briz “Tornillo”
.Francisco Barrena
.Rubens Sampaio de Almeida Prado “Rubinho”
.Omar Aníbal Martínez “Banana ”
.José Julio Rinaldini
.Andrés Müller

PROGRAMA DE CERTIFICACION DE INSTRUCTORES – PROXIMA FECHA
La próxima Certificación de Instructores se realizará en Buenos Aires los días 19 y 20 de marzo, en nuestra sede y en el Circuito KDT respectivamente. Del mismo modo que la anterior esta certificación contará con la dirección del Sr. Mel Krieger, y esta abierta a los interesados de todo el país. Quienes deseen tomar parte pueden solicitar más información en secretaría. –

NUEVO VIDEO DE MEL KRIEGER “BEGINNINGS”
Nuestro socio Mel Krieger nos ha informado que ha puesto a disposición de nuestra Asociación la edición de su último video titulado “Beginnings”, que será de gran interés para todos los aficionados a la pesca con mosca. Este video estará disponible proximamente y podrá ser adquirido en nuestra Asociación y en los negocios especializados. –

MERCADO DEL USADO
Vendo a buen precio:
Sage SP+ 9′ #5 2 tramos ( orig) -Sage SP 9′ #7 2 tramos ( orig) -Orvis Western 8′ #4 2 tramos (orig) -Orvis Superfine 7′11″ #42 tramos (orig) -Orvis Boron 8′6″ #82 tramos (orig) -Orvis Boron 8′6″ #82 tramos (arm) -Orvis Boron 8′6″ #82 tramos (arm) -Orvis Western 9′ #52 tramos (arm) -Wader Simm’s Gerotex mediun (usado) -Zapatos Orvis N° 11 (usado)- Morza Regal C-Clamp (usado) -Morza Regal Pedestal (nueva) -encendedor Orvis Catalitico (nuevo) -LargavistasBushnell 10X25 (nuevo).

VACACIONES DE LA SECRETARIA
Informamos a nuestros socios que durante el período anual de vacaciones de nuestra secretaria Maria Esther, que está previsto entre el 8 de febrero y el 1 de marzo, mantendremos la atención de secretaría pero con un horario reducido, por lo que recomendamos comunicarse por teléfono antes de acercarse personalmente. –

VENTA DE PERMISOS DE PESCA
Recordamos a nuestros asociados ya quienes puedan estar interesados que nuestra Asociación vende por secretaría permisos de pesca para la temporada en curso, en el horario habitual de martes a viernes de 15 a 20. –

DESCARGAR