Como se hace un splice

Por Fernando Uhia

El splice es un empalme entre la punta de la línea y el butt del leader, en el que el leader va enchufado y pegado dentro de la línea. Un buen splice es una conexión muy fuerte, menos abultada y más liviana que el nudo de clavo o los conectores de braided, y ofrece una transición muy progresiva entre línea y butt, que favorece la transmisión de energía de una a otro.

La figura 1 muestra claramente estas ventanas.

Es muy recomendable también para unir líneas shooting- head con running de Amnesia, y para uniones permanentes de shooting con running de linea, practicando un doble splice. Además sirve para reparar líneas cortadas y para preparar líneas especiales. Se puede hacer un splice sobre cualquier línea.
Sea esta de flote o de hundimiento, siempre y cuando tenga un núcleo de tejido tubular. No es posible hacer splice en las líneas Monocore, que de todas formas son de uso muy especializado en climas cálidos, si se desea usar un leader “loop to loop”, tal como esta descripto en el Boletín Mosquero de Invierno 96. es posible hacer un splice con monofilamento en la punta de la línea y luego un nudo Perfection o Double Surgeon para formar la gaza. Estos nudos y otros se
pueden encontrar en el Boletín Mosquero de Otoño e Invierno.
No es difícil hacer un splice, y se requieren pocas herramientas: una aguja de coser fina (n*12. como referencia), un trocito de lija
fina grano 150), la morsa de atado (o un mandril manual, o una pinza Vise-grip), una pinza común y un adhesivo feamente denominado “pegatanza” que contiene solventes del nylon que usamos como butt del leader.
Hay un detalle de la mayor importancia: la aguja debe tener la punta roma, para que pueda deslizarse por el interior del núcleo multifilamento de la línea sin engancharse.


Comience por montar la aguja en el mandril y reformarle la punta sobre una piedra de afilar (Figura 2).


Tome después el extremo de la línea que debe tener un corte neto e insértele la aguja por el centro (Figura 3).


Avance la aguja empujándola y haciéndola girar hasta que solo quede fuera de la línea el ojo y unos 3 milímetros de aguja (Figura 4).


Tendrá entonces entre 2 y 3 centímetros de aguja sobre la línea, lo que es suficiente para un buen splice. Haga salir la punta por el costado de la línea y retira la aguja del mandril (Figura 5).


Ahora coloque la punta del monofilamento que formará el butt del leader en la mosra y ajústela. Con el trozo de liga rebaje el butt hasta que se corte dejando una punta fina (Figura 6).


Enhebre la punta fina del butt en la aguja (Figura 7).


Sujetando la aguja por la punta y tire de ella (Figura 8).


Siga tirando hasta que el butt quede dentro de la línea. y la punta lijada salga por el costado de la linea (Figura 9).


Ahora hay que pegar. Sujete esta vez la punta lijada en la morsa, y ponga un poco de pegatanza en el nylon. Haga correr la línea procurando que el pegataza untado en el nylon penetre dentro de la línc¡¡ (Figura 10).


Limpie el exceso y haga lo mismo en sentido contrario. Repita la operación anterior una o dos veces, para estar seguro de que el interior de la línea está impregnado del adhesivo (Figura 11).


Deje el butt en su posición final y corte el exceso que sale por el costado (Figura 12).

Listo el splice
Deje secar. 6 hs. Es tiempo más que suficiente para que los solventes se evaporen.
Pruebe la unión tirando con firmeza, pero no exagere: la resistencia de las líneas de mosca es de 20 lb.. por lo que es posiblc que se corte
antes que el splice.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *