swap cryptocurrency o ton kryptowährung cryptocurrency market cap history beginner's guide to cryptocurrency mining

Una excursión de pesca

Por Coco Funes

Como todos los años la apertura de la temporada, no me la pierdo; a veces como el año pasado fuí al sur para diciembre, este año lo hicimos desde el primer día en noviembre.

Porqué decidimos noviembre, bueno, pensamos que dada la cantidad de nieve acumulada todavía en las montañas si esperábamos a diciembre seguramente los calores la derretirían ocasionando que las aguas estuvieran más altas todavía de lo que se encuentran siempre. Bueno, la madre natura nos jugó una mala pasada pues arrancamos con una semana a pleno calor, con aguas altas y como si eso fuera poco algunos ríos turbios.

Pescamos el Limay cerca del anfiteatro, estaba claro con mucha agua y poco pescado dispuesto a tomar nuestras moscas. El equipo utilizado, cañas y líneas N° 8 hundimiento máximo, moscas N° 6, 4 y 2. Como equipo alternativo para los desbordes, equipo N° 6 línea de hundimiento III, moscas N° 8 ninfas y ahogadas. En tres días que estuvimos en ese lugar lo mejor fué una arco iris de 2, 700 Kg. que capturó Fernando Uhía, lo demás rondando el kilo y pico.

Luego fuimos al Caleufú abajo, encontrándonos con que el río había arrastrado otra vez el puente. Este río estaba sucio así que pescamos con moscas que tenían bastantes brillos. El equipo caña N° 6 línea de hundimiento 3 y 4. En este lugar estuvimos una tarde y toda una mañana, creo sin exagerar que pescamos alrededor de seis truchas cada uno (más o menos de 600 a 800 gramos). Eramos tres los pescadores. En este lugar había un campamento con cinco cordobeses y levantaban todo el pescado que podían. Me acerqué y les pregunté como les estaba yendo, me contestaron que regular pues el río estaba turbio (por suerte).

De regreso a Bariloche vimos que el Traful entraba sucio al Limay y lo ponía lechoso; decidimos remontarlo hasta ver de dónde era y que el arroyo Cuy in Manzano era el causante.
De todos modos, poco más arriba observamos que tampoco venía muy claro.

Regresamos a Bariloche, nos acomodamos y esa tarde del viernes fuimos a la boca del Limay. Sobre la costa de Neuquén (norte) había cuatro pescadores, todos con mosca y en la costa de Río Negro (sur), cinco pescadores todos con cucharas.

Al finalizar el día obtuve una marrón todavía plateada de 3,700 Kg. El equipo caña y línea N° 8, mosca Fuzzy anzuelo N° 2 y lastrada en la cabeza.

Como comentario positivo diré que es una temporada con bastante agua, lo que significa que habrá truchas por más tiempo en todos los ríos.

Como comentario negativo, se observa un desinterés por parte de las autoridades en controlar la Zona de pesca. En siete días que estuvimos recorriendo el Limay, Caleufú, Traful, Manso y boca del Limay no vimos a nadie de Parques Nacionales ni a nadie de Fauna por los lugares mencionados.

El año que viene cuando tenga que sacar el permiso (o sea dejar $ 50.-) NO lo sacaré en Río Negro, NO en Neuquén, NO en Parques Nacionales, sino en aquella provincia donde se vea que cuidan y controlan la zona pesquera.
Buena suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *