future cryptocurrency to invest predicting cryptocurrency prices with deep learning best cryptocurrency trading simulator is cryptocurrency mining legal david chaum cryptocurrency bison welche kryptowährungen

TUBE FLIES

Por Javier Alurralde

Primera entrega

El viejo continente ha sido una fuente inagotable de conocimientos que luego emigraron y germinaron también en América.
Así ha sucedido con la pesca con mosca, luego con las moscas de salmón, y muy recientemente con la técnica y cañas de Spey y las tube flies quienes ya tienen carta de ciudadanía americana.
Recientemente me he dedicado un poco más a la lectura de todo material que arribara a mis manos respecto de las tube flies, y aún no siendo un experto en ellas sino un aficionado que recién comienza, resulta a mi juicio innegable que en su peculiar estilo ya se encuentran impuestas, y por tanto no viene mal que intentemos una pequeña recopilación de aquello que respecto de ellas conocemos.

Las tube flies son de reciente descubrimiento, en las viejas ediciones de Joseph D. Bates en Streamer Fly Tyng and Fishing (1950 y reimpresión de 1966) ni se las menciona; es recién en una nueva edición de la obra mencionada correspondiente al año 1996 que este autor otorga el crédito a Winnie Morawski, atadora profesional quien la construye por vez primera vez aproximadamente durante el transcurso del año 1945 (trabajaba por aquel entonces para la compañía Charles Playfair and Company, localizada en Aberdeen, Escocia).

Ella ataba las tube flies en un cañón de pluma de pavo hasta que, por sugerencia de un médico llamado William Michie, comenzó a utilizar secciones de tubos de cirugía, sustituyendo el cañón de pluma.

Realizada esta breve mención histórica tal vez el lector pueda preguntarse por qué utilizar tube flies? Cuáles serían sus supuestos beneficios o ventajas? Mucho se ha escrito respecto del tema, y sin compartir todas las razones puedo señalar aquellas que resultan más comunes entre los diversos autores consultados:

a.- Simplifican el Equipamiento: puesto que se puede llevar una gran selección de moscas tubos en un muy pequeño espacio. Pudiendo transportar los anzuelos a utilizar por separado.

b.- La misma mosca se puede ajustar a diferentes circunstancias de pesca: Basta para ello cambiar el anzuelo pequeño por otro mayor; o atar otro anzuelo con antienganche si fuere necesario; o agregarle peso para que descienda y trabaje a mayor profundidad si lo estima necesario; o agrandarla mediante el agregado de otra mosca o cabezas hechos en tubos especialmente a tales fines y efectos.

c.- Duran más que las moscas tradicionales: En efecto, los autores mencionan que al tomar la mosca el pez queda clavado del anzuelo y la mosca se desprende evitando así resultar reiteradamente mordida, y por consiguiente des truida, a lo largo del combate. A ello hay que agregarle que se simplifica el desenganche del pez, puesto que no es necesario nunca tirar de la mosca con la pinza.

d.- Lo antes dicho facilita la captura y devolución de los peces y por ende el lapso en que éstos permanecen fuera del agua.

e.- Señalan también los defensores de las tube flies que ellas imitan a los peces mejor que las moscas tradicionales otorgando una silueta mucho mas real, lográndose un cuerpo más extenso, no estando limitada por el largo y/o el diámetro del anzuelo.

f.- Las moscas tubo se pueden atar a la línea sin dejarlas fijas, lo que hace que además del movimiento normal tengan uno de rotación, el que según sus defensores le agrega vida al artificial.
Estas y otras mil razones han de procurar encontrar sus defensores y otras tantas sus detractores.

Lo cierto es que no es necesario enrolarse en una u otra postura, cada cual deberá experimentar y obtener su propia opinión y para ello intentamos brindar los mínimos conocimientos que le posibiliten llevar adelante esta nueva experiencia.
Existen diferentes clases de tubos realizados para distintos fines y usos.

Tubos de Plástico: Que tienen una tendencia a la flotación, circunstancia que obliga a colocarles cone head o big head si los queremos trabajar abajo. Sin embargo son excelentes para moscas que trabajen arriba o directamente elaborar secas sobre ellos.
Es aconsejable ponerle un poco de calor en sus extremos con el objeto de elaborar una protuberancia que impida que luego de atar la mosca el hilo se deslice y así se desarme luego. Es interesante remarcar que existen ya tubos de colores e incluso fluorescentes en el mercado.

Tubos de aluminio: Son elaborados especialmente para la pesca con mosca y se fabrican en diversos largos según las necesidades del atador, en cinco medidas entre media pulgada y dos pulgadas y media. El fabricante los provee con sus extremos embutidos en un protector de plástico con el objeto de evitar que el borde metálico afilado de sus extremos pueda dañar el nylon del tippet.
Aquí ya obtenemos un mayor peso que permite que la mosca baje más fácilmente en la columna de agua que el tubo plástico antes descrito.
Además este tipo de tubos de aluminio pueden ser utilizados bastante cómodamente con cañas de una mano, lo que no acontece con los tubos de bronce o cobre, puesto que su excesivo peso hace aconsejable utilizarlos en cañas tipo spey por su mayor poder.

Tubos de Bronce: Iguales a los de aluminio pero de este material, mas pesados. Se producen también en varias medidas entre media pulgada y dos pulgadas y media.

Bottle tube: Se denomina así por que tienen un perfil similar a una pequeña botellita. Poseen un diseño que permite atar la mosca sin que el hilo se resbale, vienen en dos medidas y dos colores, plateado y bronceado. Hay una variante denominada Yuri Shumakov.

Por supuesto que a ésta variedad de mercado le podemos agregar los de inventiva propia, puesto que podemos elaborar los tubos del caso con muchos productos que se obtienen por diversos medios, desde repuestos de birome (de metal o plásticos;) Cottonet utilizados para la limpieza de oídos; artículos de dentista, tubos de cirugía, finos tubos de bronce o cobre proveniente de calefones. Si trabajamos con tubos de metal es indispensable recubrir el interior del mismo, y sobre todo sus bordes, con un tubo plástico interno que proteja al tippet del filo del metal.
Los tubos conectores o sujetadores del anzuelo son de vinilo o goma y son utilizados en calidad de conector entre el anzuelo y el cuerpo de la tube fly, denominándose hook holder.
Algunos son flexibles y se colocan simplemente con la mano y otros son mas rígidos y se los coloca al vapor de una pava calentándolos a fin de que se expanda y dilate y allí se lo inserta como conector entre el tubo que forma el cuerpo de la mosca y el anzuelo; al enfriarse se contrae quedando fijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *