kryptowährung minen 2019 kishu inu coin krake krypto cryptocurrency ranking chinesische kryptowährung kurs

Tradición mosquera 8

Mientras la pesca con mosca seca se formalizaba en Europa, los Estados unidos no le iban a la zaga.
Dejamos la última charla en 1867, cuando Framis Francis publicaba la primera “enciclopedia” de la pesca con mosca.
Mientras esto sucedía en Inglaterra. y antes de hablar de Halford, Marryat y Skues, no podemos ignorar lo que sucedía en Estados Unidos.
En una de las charlas periódicas en la Asociación se habló sobre el cruce de la mosca a través del Atlántico.
Sabemos que los colonos ingleses llevaron sus cañas, líneas, reels y moscas al Nuevo Mundo: exactamente como lo haríamos nosotros al emprender semejante aventura.
Lógicamente, los primeros intentos de pesca fueron realizados por colonos-exploradores, que al llegar a un nuevo río o lago se preguntaban qué peces tendría.
El salmón del Atlántico era un viejo conocido europeo. No así un pez parecido a la trucha marrón. mucho más colorido y bastante menos selectivo.
Durante muchos años se la conoció como “speckled trout” o “square tail”,
Con el tiempo se la identificaría taxonómicamente como “Salvelinus Fontinalis” o familiarmente, “Brook Trout”.
Esta era la presa de los ríos y lagos del Este de Estados Unidos en el siglo XVIII y principios del XIX.
En forma curiosa pero lógica, los primeros viajes “para pescar” se hicieron probablemente a Long Island, cerca de Nueva York, pero en aquella época un paraíso con ciervos, osos, patos Y “speckled trout”,
También se viajaba a New Jersey y Pennsylvania. formando una avanzada en las puntas de rieles donde llegaba el ferrocarril, Viajes que en el siglo XVIII tardaban meses, ahora podrían convertirse en cortas salidas de un fin de semana largo”.
Ya en 1840 John Conroy y Ben Welch eran famosos por la calidad de sus cañas, y sus famas estaban cimentadas por un fenómeno muy americano: la publicación periódica dedicada a la pesca ya la caza.
Los libros eran escasos, caros e ingleses. Aún aquéllos que mencionaran la pesca en la nueva nación son escritos por viajeros ingleses y en realidad son descripciones de viajes exploratorios, con la pesca como una anécdota más en el catálogo de nuevas y magníficas experiencias.
Los libros editados en Estados Unidos y escritos por americanos aparecen recién a mediados del siglo XIX.
La pesca en el centro-norte del estado de Maine (una vez más, cuando llegaba el ferrocarril) se concentró en los lagos de la región Rangeley. Probablemente ya se usaban moscas en estos lagos y sus corrientes tributarias en 1840, y el misterioso pez que encontraron (Salmo Salar Sebago) originó el sitial indiscutido de Maine en el desarrollo del streamer, que aunque no necesariamente nació ahí, sí alcanzó allí posteriormente su sofisticación y belleza legendarias.
Posiblemente la contribución más importante de Estados Unidos a la pesca hasta la mitad del siglo XIX fueron los reels.
Esta actividad se concentró inicialmente en Kentucky, donde no había muchos ríos trucheros pero abundante pesca variada. Recordemos que Kentucky limita al Norte con Ohio, de donde se importaron lubinas (bass) al Este en 1840.
Es este Estado había también muchos buenos relojeros, y éstos aplicaron su técnica a la confección de reels. de pesca, verdaderas joyas que aún muchos consideran los mejores reels de la historia. George Snyder fue el más famoso. con Milam y Meek pisándole los talones.
El primer reel de simple acción patentado en América fue construído por William Billinghurst en 1859. Sus principios se mantienen inalterables hasta hoy: debe ser liviano, y su carrete perforado.
Esto último además de quitar peso, ayudaba a secar la línea.
Ya a esta altura, las aguas del centro Y oeste de Estados Unidos estaban siendo “castigadas” por la mosca.
Charles Lanman, en 1847 informó de pesca de truchas en el Mississippi Superior. En 1847 Wilford Woodruff pescaba en Utah Y Wyoming con un grupo de sus mormones y James Swan pescaba con mosca en 1857 en Oregon y Washington.
Ya para 1870, en Estados Unidos se fabricaban cañas, reels, líneas y moscas. Los anzuelos salvo algunos de pata extra larga para streamers que eran hechos a mano, se importaban de Inglaterra.
La aparición en 1857 del “Practical Angler” de w. C. Stewart, con su codificación de la pesca corriente arriba, generó una fuerte necesidad de cañas más “duras” que las en uso hasta ese momento.
Si bien la primera caña con tiras de bambú pegadas entre sí fue de origen inglés, Estados Unidos disputó el cetro tecnológico desde la época de la Guerra Civil de Norte contra Sur (1861-1865).
A pesar de reclamos periódicos proponiendo otros pioneros, se acepta generalmente que la primera caña de Calcutta (con nudos mucho más oscuros que las posteriores de Tonkin) de sección de cinco caras al principio y de seis después, fué construida por Samuel Phillippe de Easton, Pennsylvania.
Hiram Leonard, de Bangor, Maine, es el gigante de las primeras épocas del bambú como lo conocemos ahora. Sus cañas siempre fueron caras. En 1877 una Leonard para salmón, de tres tramos y sección hexagonal, costaba 50 dólares, una suma al alcance de pocos pescadores de la época.
Hasta 1900, la industria del equipo para pescar creció en forma explosiva, ayudada por las revistas de la época (cuanto más cambian las cosas, más se parecen, no es cierto?).
Charles Orvis fundó su compañía en 1856, y probablemente fabricó cañas de bambú desde 1870. En esa época posiblemente un pescador tenía más opciones para cañas de bambú que ahora. Si bien las Leonard estaban a la cabeza del mercado se podía comprar una caña de bambú hexagonal, un reel y una línea en Sears Roebuck o Montgomery Ward por menos de diez dólares.
Un detalle interesante es que la mayoría de los fabricantes redondeaban los cantos de unión, ya que los pescadores esperaban cañas de sección redonda. Esta costumbre se mantuvo hasta 1920. También el hábito de las ataduras cada 2-3 cm. era causado por lo poco confiable de los adhesivos de la época.
Los reels ofrecían la misma amplitud de elección. Desde 1856 Von Hofe fabricaba sus elegantes reels, equivalentes en precio a las Leonard. El prototipo del reel moderno es el Orvis de 1874.
A más de un metro de distancia parece hecho ayer!
Las líneas “cola de ratón” de seda se popularizaron también entre 1870 y 1880. Estaban impregnadas en aceite de lino, con 16 a 24 baños, con un delicado trabajo de pulido entre cada uno.
Los leaders de seda dominaban el mercado desde Inglaterra desde 1870. Algunos americanos intentaron la crianza comercial de gusanos tan temprano como 1860, pero no tuvieron éxito.
Como vemos, para 1870 los grandes adelantos conceptuales en el equipo de pesca ya habían sido llevados a cabo. Desde entonces, gozamos de los refinamientos de esas ideas señeras.
El pescador de ese tiempo ya era un atlas ambulatorio: caña de Calcutta, o de maderas tropicales de Sud América, línea americana o inglesa, leader español, anzuelos ingleses o noruegos, plumas y pelos de todas partes del mundo.
En 1892 se publicó “Favorite Fijes and their Histories”de MaryOrvis Marbury, hija de Charles Orvis. Tuvo seis impresiones en Estados Unidos e Inglaterra en cuatro años.
Es un libro señero no solamente para Estados Unidos sino también en el concierto mundial. Mostró con gran plenitud (Orvis y Cheney habían publicado uno más restringido en 1883) las moscas en uso en Estados Unidos, no solamente para salmónidos, sino para otros peces.
Como es de imaginar, la mayoría muestra una influencia británica y son moscas “atractoras”.
Mary Orvís Marbury estaba a cargo de la sección atado de moscas en la compañía de su padre, pero no debe pensarse que era la única figura en el atado de moscas de la época.
Ya comenzaban a diferenciarse también en Estados Unidos las escuelas “imitativas” y “atractoras”, Mientras las moscas de Mary Orvis pertenecen en su mayoría a la segunda tendencia, muchos abogaban ya en 1840 por la imitación de insectos. Estas imitaciones utilizaban alegremente los diseños británicos (hay que recordar que los americanos no habían tenido todavía un Ronalds, y no lo tendrían por muchos años).
Obviamente, no todos copiaban las moscas británicas. ignorando lo que sucedía ante sus ojos.
Como sucede siempre, nos quedan pocos ejemplos de estos “imitacionistas”. Sin duda había muchos más que aquellos que. por circunstancias especiales. han sido identificados en artículos o libros de la época.
El más importante “imitacionista” de la década de 1860 fue Robert Barnwell Roosevelt, Tío de Teodoro Roosevelt. es otra de esas personalidades multifacéticas que nos regala la historia mosquera. Miembro del Congreso. embajador en Holanda.
reformista. Comisionado de Pesca del Estado de New York. naturalista y novelista. todavía tuvo tiempo (¿como lo hacían?) para escribir varios libros sobre pesca. En uno de ellos hay un capítulo sobre el atado de moscas y otro sobre la clasificación de insectos acuáticos. Si bien se apoya fuertemente en Ronalds.
Propone materiales locales para reemplazar a los europeos. e introduce a los pescadores americanos “ese nuevo desarrollo en los anzuelos. donde un ojo facilita el atado del leader”, Roosevelt pescaba los ríos de Long Island. ya a esa altura experimentando las consecuencias de la pesca intensiva y su secuela. truchas selectivas.
Otra personalidad de la época fue Sara Mc Bride. Hija de un conocido atador. entre 1876 y 1881 fué quizá la exponente más conocida de la escuela imitacionista, Si bien en ese momento el movimiento no tenía muchos seguidores. ésto cambiaría con la introducción de la trucha marrón en 1883 y la creciente presión de pesca.
La última figura importante del siglo, y quizá la más injustamente olvidada, fue John Harrington Keene. Inglés hijo del encargado del parque de Windsor bajo la reina Victoria durante veinte años, llegó a América a principios de la década de 1880 imbuído de los últimos adelantos ingleses en la pesca con mosca seca corriente arriba y su necesidad de imitación de insectos acuáticos.
Se estableció en Manchester, Vermont, donde el Battenkill ya era conocido como río difícil de pescar. Parece no haberse llevado bien con la familia Orvis, criticando sus moscas en varios artículos ya su vez siendo ignorado por Mary en el libro que ya comentamos.
Como todos los imitacionistas conocidos, criaba ninfas en acuarios, describiendo las diferentes etapas de transformación. Escribió sobre tácticas de pesca con “midges”, moscas con cuerpos extendidos y articulados, alas de gasa, imitación de escarabajos, un original sistema para cambiar alas en moscas, y muchas otras novedades. ¿Quién creen que presentó por primera vez alas enrolladas de wood-duck?
Esta excursión por América toca a su fin.
En la próxima charla volveremos a Inglaterra. donde, mientras sucedía lo que hemos estado describiendo, se enfrentaban Halford y Skues.
Ya volveremos a América, donde la evolución de la pesca de ahora en adelante nos permite entrelazarla más íntimamente con lo que sucedía en Europa.
Hasta la próxima
Grizzly Muddler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *