chia coin price cryptocurrency list wiki cryptocurrency mining rig cost crypto mining rig fidelity crypto

Tips para cursos turbulentos

por Adrián Cedrola

Tips a tener en cuenta en flujos turbulentos o activos (sectores de agua, de corriente desordenada)

 

De acuerdo a la lectura de agua expuesta  en el informe anterior, con referencia a la Albufera de Mar Chiquita, vimos que, para una mejor compresión de las técnicas de pesca con mosca, lo dividíamos en dos grandes grupos al analizar la dinámica de los fluidos: por un lado, régimen o flujo laminar(aguas ordenadas) y por el otro, régimen o flujo turbulento o activo (aguas desordenadas).

Para aquellos que no conocen el ámbito, estos regímenes los encontramos en la mayoría de ríos, arroyos y otras superficies y la interpretación que se dará en el presente informe, con las salvedades correspondientes propia de la especie que queremos pescar(lenguado, en este caso),será en parte de utilidad para todos ellos.

Nos centraremos en los tips a tener en cuenta en los flujos turbulentos o activos que, en Mar Chiquita, se encuentran en su mayoría cercanos a la boca, aunque, como comentamos, en el interior hay algunos otros sectores. La decisión de dedicarme a este régimen y no al otro es causa de que en los regímenes laminares, al estar el flujo ordenado, el lenguado suele ver a sus presas de diferentes formas, pues, en muchos casos, las especies menores se mueven en cardúmenes a distintas velocidades, sin que el flujo de agua le represente impedimento alguno, salvo días excepcionales en los que los coeficientes de mareas son elevados y hay pleamares muy importantes y bajamares muy pronunciadas, lo que provoca, en esos casos, flujos de agua con mayor intensidad. Pero estos son sucesos muy aislados. Generalmente, por la morfología del suelo, por la baja profundidad, y mayor anchura de la albufera en estos sectores, los peces presa o cangrejos, se mueven con naturalidad, o se trasladan a otros sectores con otra velocidad, pues el agua prácticamente no les interfiere. Esto explica por qué varios mosqueros que van a pescar a la albufera en estos regímenes, aunque realizan strippeos de forma y candencia diferente, pescan igual a pesar de las técnicas diferentes.

Por lo tanto, la lectura de agua no es tan relevante a la hora de pescar, pero aquellos que sepan descubrir los leves cambios de lectura en estos sectores, seguramente tendrán mayor éxito.

La razón para poder decodificar esos leves cambios, se las dará la experiencia de pescar en regímenes o flujos turbulentos, que revisten una gran complejidad porque allí todo es dinámico y presenta intensidades variables y opuestas durante la jornada de  pesca.

Antes de arrancar, quisiera que aquellos que no conocen la albufera, se centren en un run o corredera de nuestros ríos, pues podrán interpretar mucho mejor cada uno de los tips, que desarrollaré para la especie. Quizás por semejanza, muchos conceptos de los que describiré tienen cierta similitud con la pesca con ninfa euronimph, aplicado, en este caso, con las salvedades para esta especie y con algunas de las técnicas de lance que no corresponden a esta técnica.

Tips a tener en cuenta:

1-El peso de la mosca y su diseño:

El error más común que veo cuando se pesca en estos regímenes es que la mosca no tenga el peso adecuado, es decir, no esté lastrada lo suficiente. Si nos centramos en la lectura de agua y observamos el centro un río, arroyo o la propia albufera, el caudal será menor en el fondo de este o dirigiéndose a los bordes o costas, y mayor a medida que ascendemos de ese fondo a la superficie.

Por tanto, cuando lanzamos hacia el centro, no solo nuestra línea generará drag, sino que nuestra mosca también será afectada por igual principio. De ello se desprenden dos conceptos a tener en cuenta para evitar el drag: el primero es el peso de la mosca, ya que, si esta no pesa lo suficiente, jamás llegará a la zona de pesca, capa límite, y menos aún a donde nuestro pez decide atacar, que es justamente el fondo, en el caso del lenguado. Es preferible tener exceso de peso a no contar con el suficiente. En el primer caso, sentiremos, en la deriva o swing o posterior strippeo, que nuestra mosca toca el fondo y para solventarlo, tendremos que elegir una que esté atada con menor peso. Dicho de esta forma parecería algo complicado, pero se los simplifico en función de la lectura: cuando el caudal se acelere, usaremos ojos de plomo grandes, y cuando disminuya, ojos de plomo medio. Alguno dirá, con buen criterio, que depende también del anzuelo utilizado, que también afecta su masa, pero seguiremos el mismo principio de anzuelos de alambre más grueso, lo usaremos solo y solo si el caudal se acelera en demasía.

Pensemos que el lenguado caza, como dije, desde el fondo. Al ver a la presa, irgue el cuerpo y realiza el ataque. Nosotros debemos lograr que nuestra mosca esté a ese alcance para tener éxito. Arrancá con moscas pesadas, y disminuí el peso a partir de las sensaciones que te trasmita tu línea (contacto de la mosca con el fondo). La boca es dinámica y, día a día, cambia, los bancos de arena se modifican también, por lo que habrá días en los que podrás pescar con línea de flote y otros, por mayor caudal, con línea de hundimiento (tipo de hundimiento recomendado 3).

P.D. Independientemente de la línea elegida en función del caudal, la elección de la mosca siempre debe seguir el criterio indicado. Juega también con la elección de tu línea, pues ayudará a lograr el objetivo.

El diseño de la mosca:

No solo  nuestra línea, leader, y  tippet sufren el drag producto de la corriente, sino que nuestra mosca también se encuentra damnificada. Es por ello que no solo el lastre es importante en nuestra mosca, sino que su diseño es fundamental. Atar moscas siluetas que contracorriente disminuyan el drag, será de suma relevancia cuando el caudal aumente, pues evitará que la mosca, producto de ese drag, se retire de la capa límite. Otro dato importante a tener en cuenta es, y más en la boca, atar nuestros streamers con anzuelos invertidos, lo que evitará que, por exceso de lastre o porque la corriente disminuyó producto de la acción del mar (ej. :en el repunte de marea frena la salida de agua de la albufera), que nuestra mosca se enganche en el fondo, ya que en algunos sectores de la boca hay tosca y enganchadas a estas líneas de pesca convencional.

P.D.  Atar nuestra mosca silueta para pescar con aguas turbulentas y con anzuelos offset lastrados en su curvatura nos permitirá afrontar mejor las corrientes sin drag y evitará estos inconvenientes de enganche.

 

 

2-Clavar ante retención de línea o toque (tensión) y hacerlo de la forma indicada.

Ya sea en la deriva de nuestra mosca, luego del lance, en el swing, o terminado este luego de los cortos strips, una leve retención o toque debe ser correspondido con su correspondiente clavada, pues puede que sea un falso pique, producto del roce de nuestra mosca con el fondo (banco de arena, tosca o barro) o el roce de nuestra línea en deriva con un pez (ej. lisa o fondo). Pero no debe dudarse en clavar, pues, en la mayoría de los casos en estos sectores, el pique en deriva es sumamente suave: el lenguado toma la mosca y vuelve a su apostadero a comer. A veces, la misma tensión de la línea provoca que el pez se enganche, pero, de no hacerlo, el pez al darse cuenta de que no es alimento, su instinto natural es regurgitar lo que acaba de cazar. En una oportunidad pescando en un régimen de estas características, pesco un lenguado que se encontraba cazando pejerreyes y toma mi mosca, y al sacarlo del agua, regurgita un pejerrey importante absolutamente intacto.

 

 

El lenguado, a su vez, tiene una boca con labios protráctiles que, al momento de cazar, generan un vacío, que lo ayuda en la caza del pez o crustáceo. Pero sus labios pueden ser usados también a su favor para expeler, cuando no le queda cómodo para deglutir o en el caso de falsos alimentos, como es el caso de una mosca.

PD. Ante el menor roce que sienta en su línea, no dude en clavar.

¿Cómo hacerlo de la forma indicada?

La mayoría de los mosqueros que nos iniciamos con la pesca de la trucha pescando con secas, o emergentes, en casi todos los casos, al momento de clavar, levantamos nuestra caña de forma vertical y a veces, bien arriba. Esta pesca generó una costumbre que no es muy adecuada para la pesca del lenguado con mosca. En efecto, el lenguado en estos flujos dinámicos se encuentra apostado en el fondo, como comenté más arriba, e irgue su cuerpo desde esa posición y ataca a la presa para inmovilizarla, para luego volver al fondo a reposicionarse y deglutir.

Por tanto, a diferencia de los pescadores de lenguado que pescan con la modalidad tradicional con carnada, que luego de sentir el pique, momento que el pez toma la carnada (momento de inmovilización), esperan unos segundos para que el pez degluta antes de clavar, los mosqueros no contamos con esa posibilidad dado que el pez al detectar que no es alimento, corre con la ventaja de expulsar lo que acaba de cazar .

Entonces esto justifica que, ante el mínimo toque que sentimos en nuestra línea, debemos clavar, lo que justo va a ser coincidente, si es un pique real, con el momento en el cual el pez está inmovilizando a una falsa presa. He visto clavar el lenguado, como si el pique fuera de una trucha que tomó nuestra seca, y en la mayoría de los casos, clavar así terminará en varias ocasiones, de quitarle de la boca del pez nuestra mosca, pues en ese momento se encuentra erguido con su boca  mirando hacia arriba y mi tirón será hacia arriba en sentido contrario, pero si clavo así y el pez no cerró bien su boca, corro el riesgo de sacar la misma. El lenguado se debe clavar con nuestra caña horizontal, efectuando el movimiento paralelo al agua lo más cercano posible a la misma, y hay que realizarlo siempre albufera arriba, es decir, contra la boca del pez. Asimismo, y para asegurar que la clavada sea aún más efectiva, se debe  realizar concomitantemente con la otra mano (la que no tiene la caña o la responsable del doble haull) un tirón con la línea, que ayudará a hacer la clavada más firme y poner en tensión parte de la línea, que se encuentra floja producto de la deriva o de las correcciones aéreas o en el agua que hayamos efectuado para que nuestra mosca trabaje de la forma adecuada al momento de estar pescando. Esta técnica la pueden encontrar en la bibliografía mosquera con el nombre Strip Set.

3-¿Cómo castear en este régimen?¿Dónde y cómo?

Si bien mi intención no es en este informe dar un curso de cómo castear en este ámbito, quiero dejar al menos una leve ayuda que les servirá a los principiantes y avanzados que no tengan experiencia en las técnicas de lance en un ambiente con vientos fuertes, muy frecuentes y de intensidad variable y en  diferentes direcciones, con moscas de tamaño y para colmo lastradas.

Por tanto, para que no vean frustrada la jornada de pesca, en principio, si pueden programen la salida de pesca atendiendo al clima (a modo de ejemplo: en la boca, días en los que no haya mucho viento). Caso contrario, el mayor inconveniente que suelen tener la mayoría de los mosqueros en este ámbito son los días de viento pero uno que realmente complica es cuando  sopla el viento con intensidad desde sus espaldas, ya que aquí es imposible sentir la sensación de carga de nuestro lance trasero.

Uno de los principios básicos del lanzado a mosca es que, a los efectos de realizar un buen lance delantero o foward cast, se debe indefectiblemente ejecutar un buen lance trasero. En efecto, con un defectuoso lance trasero nuestra caña no se llega a cargar y es imposible, por lo tanto, desarrollar una buena ejecución del lance delantero. Sumado a esto, el efecto el viento y el peso de nuestra mosca hacen que no se desarrolle el lance trasero. Si bien existen alternativas, como achicar el arco de lance en estas situaciones para compensar la falta de carga de la caña al ejecutar nuestro back, parándola un poco adelantada (o antes de lo que habitualmente lo hacemos), e inclinar hacia adelante mi arco de lance para que no precipite mi back. Pero estas moscas son   grandes y pesadas y con esta técnica dependiendo de la intensidad del viento, nos juegan una mala pasada. Mi experiencia es que la ejecución de un cast oval o belga direccionado atrás lo más cercano al piso, nos va ayudar muchísimo con estos vientos. En efecto, el cast oval o belga se caracteriza porque siempre tengo tensión con mi mosca, no pierdo conexión con la misma, en el lance trasero, y sirve para lanzar moscas pesadas, lo que nos devuelve la carga de nuestro lance trasero para ejecutar el lance delantero. Otra opción, pero con un poco más de experiencia, es el cast elíptico que siempre debe ser direccionado en el back, también lo más cercano al suelo, allí hay menos viento. La ventaja de este cast es que me permite efectuar el doble haull, dándole a nuestra línea mayor aceleración para poder efectuar el lance y esto se traducirá en mayor velocidad de línea. En ambos lances la ejecución del lance delantero debe hacerse elevado, aproximadamente en un ángulo de 45 grados con respecto al agua y ayudará también a realizar una apertura de bucle controlada para que el viento lo empuje en la dirección del lance.

Los vientos de frente, contrariamente al anterior, nos permitirán cargar muy bien nuestro back. Debemos compensar, producto de la mayor carga, nuestro arco de lance, en este caso ampliándolo, pero deberá tratarse, bajo todo concepto, de ajustar dicho arco al máximo posible para lograr un bucle cerrado en forma de v para la ejecución de nuestro lance delantero. Aquí es relevante la ejecución correcta y con el mayor recorrido de nuestro doble haull para generar la mayor aceleración progresiva en la ejecución del lance, lo que le otorgará a la línea mayor velocidad, pues la necesitará para afrontar el viento de frente.

P.D. Si no puedes lanzar contra viento estas moscas, podrás perfilar tu cuerpo albufera abajo. Si eres diestro, deberás girar la muñeca a tu derecha y lanzar con la trayectoria de tu puntera, línea, leader, tippet, y mosca por afuera de tu cuerpo. Esta técnica no te dará distancia, pero, en este caso, lo que puedes hacer es ejecutar un lance corto y a través de correcciones de línea aguas arriba, otorgarle línea adicional al lance y dejar que el caudal la lleve. Para proceder, luego, a hacer la pasada tal cual como si hubieras ejecutado el lance normal. De esta forma, pescarás la junta o la línea de cordura que separa el borde, sector de aguas más tranquilas, al del inicio de canal donde el caudal trae mayor velocidad. Muchas veces el lenguado está más cerca de lo que uno cree.

Los vientos laterales, dependiendo si se es diestro o zurdo, correrán iguales reglas que la pesca en otros ámbitos, pero para lograr distancias medias, o largas. En mi caso, soy diestro y al tener vientos fuertes de mi sector derecho, no me sirve si quiero lanzar  inclinar mi muñeca hacia la izquierda para que la trayectoria de la puntera de la caña, leader, tippet y mosca sea del lado izquierdo, como nos pasa con un streamers en la pesca de truchas en nuestro sur. Pues el propio cuerpo me limita la apertura del arco de lance , y estos streamers son pesados, la caña a mayor masa se carga más (en muchas ocasiones usamos línea de hundimiento), y esto me exige compensar con mayores arcos de lance. Cuando quiero ejecutar los lances de distancia media a larga, en algunos casos para maximizar el trayecto de deriva o para llegar a otras juntas, debo generar una buena aceleración de línea. Además, los vientos en Mar  Chiquita son muy bravos por lo que, en esas circunstancias, creo conveniente lanzar  de espalda al agua y siempre maximizando una excelente ejecución del doble haull quien, en definitiva, es el responsable de darle una mayor aceleración progresiva a la línea manifestándose en una mayor velocidad de línea, que servirá para lanzar estos streamers.

¿Dónde y cómo?:

En el anterior informe se indicó cómo pescar en este ámbito, dónde debe lanzarse y cómo hacerlo en estos flujos. Pero haremos una breve reseña: los lances y su direccionamiento dependerán siempre del caudal existente (de la correcta lectura de agua). Cuando mayor sea el caudal, el lance debe hacerse por arriba de los 45 grados, ejemplo 90 grados, con corrección extendida aguas arriba para que no se produzca drag en nuestra línea, leader, tippet y mosca y que esta última, de esta forma, descienda rápidamente. Si el caudal es medio o menor, el lance debe efectuarse a 45 grados aguas abajo, pues disminuirá la acción del drag de nuestra línea, leader, tippet y mosca, producto de no existir tanto caudal y no impedirá que nuestra mosca descienda hasta la capa límite, lugar donde se encuentra el pez.

4-Evaluar plan de pelea con el pez.

En efecto, en toda acción de pesca no solo debe planificarse por adelantado qué es lo que vamos hacer para capturar el pez, cómo lo vamos hacer y dónde lo vamos a realizar, sino que también debemos planificar las posibles acciones de pelea con este pez luego ser clavado. En estos regímenes activos, el caudal es de gran ayuda para esta especie, que tiene forma oval, y la utiliza contra corriente para defenderse. Dos cuestiones deben tenerse siempre presentes:

Primero: trata de pelear con el pez contra corriente. Si este se dispone a salir corriente abajo, trata de volcar tu caña albufera arriba y obligarlo a pelear contracorriente. No te olvides de que no solo estás peleando con el pez sino que tu línea hace drag con el agua y esta agrega tensión a la pelea. Obligarlo a pelear contra corriente hará que el pez salga del fondo y suba a superficie, si se encuentra en zona de profundidad. Si no, se arrimara hacia a ti hasta llegar a una zona que no es de su confort (por ej. cuando se acerca a la costa y esta no tiene la profundidad indicada), debes estar preparado con tu registro de reel en condiciones porque puede que salga disparado nuevamente, más si es de porte.

Segundo: jamás levantes la puntera de la caña, siempre debe estar tu caña lo más cercana al agua y paralela a esta. Si la levantas, corres el riesgo de que el pez salga de la superficie, se sacuda, y abra su boca protráctil y que, entre la sacudida y la mala posición de tu caña, se desprenda la mosca de la boca. Por último, trata de retroceder saliendo hacia la costa, lo que mantendrá la tensión de tu línea y contribuirá a que no nos haga pasar una mala pasada la pérdida del pez.

Si, al momento de la pelea, cuentas con un compañero con copo que te pueda ayudar a capturar el pez, ayúdalo con tu caña albufera arriba y obliga al pez a sacar la cabeza del agua para que tu compañero pueda ingresarlo al copo. El pez, en la mayoría de los casos, cuando se le levanta la cabeza fuera del agua luego de la pelea, entra como en estado catatónico y facilita la tarea de tu compañero.

P.D. Cuando no tengas compañero con copo, busca el lugar por donde sacarás el pez a la costa. La boca, principalmente, tiene pequeñas barrancas que no te permitirá sacar al pez deslizándolo por la arena. Elige el lugar donde encaminar tu pelea.

5-Pescar albufera aguas arriba.

Cuando me encuentro en acción de pesca, suelo arrancar a pescar fuera del agua, con tiros cortos y luego voy efectuando pasadas ingresando a la misma para cubrir distancias medias. Por último, lanzo más lejos  para alcanzar otras juntas, en cada deriva y swing, mi línea, leader, tippet, y mosca va recorriendo un ángulo de pasada, que cubre un gran sector en función de cada una de los lances efectuados. Luego de probar estas alternativas, aconsejo siempre moverse aguas arriba pues, al haber ingresado al agua, es probable que los peces hayan observaron mi vadeo, o la línea, leader, mosca aguas abajo y no piquen producto de la posible amenaza. En estos casos, aconsejo moverse aguas arriba y volver con la frecuencia citada. Los peces que se encuentren allí estarán atentos a lo que pase por delante y no por detrás, lo que nos dará la posibilidad de ejecutar nuevas pasadas con mayor éxito.

PD. Vadee pausadamente, el sonido se trasmite en el agua 4.5 veces más rápido que en el aire, acercarse a un nuevo sector y arrancar a pescar desde afuera del agua le dará ventajas a lo largo de la jornada de pesca. Cuando vadee trate de no hacer olas con sus pies, cuanto menos agua mueva más efectivo será su camuflaje y menor el sonido producido. Mi táctica preferida es moverme despacio y tratar de levantar lo mínimo mis pies entre paso y paso.

 

6-Efectuar la lectura de agua de forma dinámica.

Ya he desarrollado la importancia de la lectura de agua en los flujos turbulentos o activos, pero haré una mención especial al ámbito de la albufera de Mar Chiquita, y precisamente, me referiré a la boca de la albufera. No existe un lugar en el país que nos brinde una experiencia en lectura de agua como esta, pues en cada ámbito que nos ha tocado pescar siempre es relevante saber leer el agua, pero aquí esta lectura debe realizarse permanentemente, durante toda la jornada de pesca, pues la misma está ligada al mar, sus pleamares y bajamares, como a sus coeficientes de mareas. Sumado a esto, los regímenes de lluvia también la alteran, como sucede en otros ámbitos. Por tanto, el pescador deberá tratar de interpretar esa lectura de forma dinámica y adaptar la estrategia de pesca.

He conocido a muchos mosqueros que, a lo largo de la jornada de pesca, realizan la misma candencia y velocidad de strippeo, sin importar dónde se encuentren y sin darle relevancia a esta lectura, y si no pescan, terminan diciendo “hoy fue un mal día de pesca”. Si bien es cierto, como en toda pesca, que existen malos días, una mala interpretación de lectura arrojará, sin lugar a dudas, estos resultados y será peor a medida que nos acercamos a la boca, donde aún todo es más cambiante.

Los lenguados, al igual que cualquier otro pez, no están dispuestos a gastar más energía de la que le representa el alimento y estarán prevenidos para aprovechar  estos caudales a su favor, pues estos neutralizarán a sus presas y les representará un alimento a de fácil alcance.

Las técnicas de pesca, para obtener el éxito, deberán ajustarse a los cambios que se provoquen en el caudal a lo largo de la jornada de pesca. Esto implicará modificar la candencia y velocidad de strippeo, realizar cambios en el peso de nuestra mosca o de estrategia a la hora de elegir qué línea usar de flote o hundimiento. Otra opción será utilizar estrategias cruzadas ej. usar una línea de flote con una mosca más lastrada o, viceversa, una línea de hundimiento intermedio con una mosca menos lastrada.

Cabe destacar que, por experiencia, una línea WF preferentemente shooting, o linea integrada hundimiento III es mi elección preferida para afrontar estas variantes aunque, en determinadas circunstancias, he usado con éxito líneas de flote.

Con respecto a la acción de pesca, solo haré una reseña. Aprovecha la mayor distancia posible de deriva: nuestra mosca pesca en el agua, no en el aire. Siempre hay que  mantener la  tensión en la línea para saber qué pasa con tu mosca. En caso de que no se produzca el pique, estén atentos al momento de la aceleración de la mosca en el final de su recorrido (swing) y si aún no tuvimos éxito, realizaremos strippeos cortos, que deberán ser más cortos aun cuanto mayor velocidad de caudal exista al momento de estar pescando.

P.D. Lee el agua de forma dinámica, adapta tu estrategia en función del caudal, elige el peso de la mosca adecuado, busca las juntas que separan flujos lentos de los rápidos  o aquellas que se produzcan como consecuencia del choque de masa de agua de la albufera con el agua que ingresa del  mar, busca otras juntas como la unión de los bordes al canal principal, o pesca en zona de bancos de arena estables los lenguados lo usan para apostarse y cazar desde allí. El mayor secreto de pescar en aguas dinámicas es el CAMBIO (cambio de strippeo, de mosca, de línea, de presentación). La experiencia, te dará la posibilidad de ajustar estos cambios en pos del éxito.

7-Revisar nuestro leader,tippet y nudo de mosca.

Pescar lenguados con esta técnica exige, como se desarrolló, hacer pasadas en deriva cerca del fondo a lo largo de la jornada de pesca. Puede que, mientras ajuste mi  equipo a la lectura de agua correcta, nuestra mosca, tippet o leader rocen el fondo. En la albufera de Mar Chiquita hay presencia de almejas navajas, tosca, conchilla, etc. Trata regularmente de revisar tu leader, tippet y mosca, pues lamentarás sacar el pez de tu vida y perderlo por no estar los mismos en condiciones. Asimismo también,  como dice uno de mi amigos, un gran pescador, Hugo Weheren, “prueba los nudos de tu leaders, tippet y  de tus moscas,  afuera del agua. Es preferible volver hacerlos que lamentarse después.”

 

 

Consejo: efectuar la devolución cuidando al pez y tratar de mantener la albufera lo más limpia posible.

Termino siempre diciendo que no hay satisfacción más grande que volver a revivir la experiencia de sacar un pez, más si este es de porte. Devolverlo a su medio te dará la posibilidad futura de volver a pescarlo. Te sugiero practicar la pesca con devolución, hacerlo te dará doble disfrute. Trata al pez con cuidado, trata de mantenerlo el mayor tiempo posible dentro del agua. El lenguado es un pez fuerte, pero merece ser tratado de la mejor manera.

Por último, cuidemos la albufera, llevemos nuestros residuos o mejor aún lo que podamos llevar, aunque no sean los propios. No olvidarse de que con el ejemplo se predica y hacerlo, seguramente, contagiará a otros pecadores.

 

 

 

 

 

 

 

.

Los comentarios están cerrados.