mailchimp cryptocurrency durch kryptowährung geld verdienen is it late to invest in cryptocurrency buy safemoon coin what cryptocurrency to invest in mastercard crypto

Pescando con niños

Papá:
¿Me llevas a pescar?

Texto: Victor Manuel Fuenzalida Mont
Presidente – Coorporación de fomento para la pesca recreativa “sustentable” Nuevocaudal Chile

Esta es la pregunta que me hizo mi hijo mayor hace más de 3 años. Yo en esos momentos lo miro contento y le digo: claro, vamos un poco más arriba de donde se encuentra la familia gozando del río e intentamos pescar algo. El resultado ya lo he detallado en el primer artículo que escribí para esta revista.

Bueno, el resultado de esa aventura ha logrado imbuirme en lo que es el mundo de la pesca con mosca con niños. Me ha tocado iniciar en la pesca con mosca a parte de mis hijos Diego y Sebastián, a otros sobrinos e hijos de mis amigos.

Pero, ¿es sólo llegar y salir a algún río y pasarles la caña para que traten de pescar? Uds. ya saben la respuesta, y esta es categórica: NO!!!!!

Yo diría que existen varias etapas antes de llevar a un niño de pesca, y cuando me refiero a un niño, dejo en claro que son aquellos menores de 10 años.

Primero:

Cuando decida llevar de pesca a un niño, debe preparar la salida, lo que significa entre, otras cosas:

a) Saber las condiciones en que se encuentra el río al que llevará al niño;

b) Preparar varias mudas. Recuerde que los niños “siempre” se mojan, y si es necesario deberá llevar 3 mudas completas;

c) Preparar el picnic (a veces lo hacen las madres, pero trate de hacerlo Ud.);

d) Informar a la mamá la hora de salida y de llegada. Recuerden que las madres son aprehensivas, siempre lo son. Para eso deberá, en caso de fijar una hora de regreso y se hace tarde (siempre nos pasa ¿o no?) llamar por teléfono informando que todo va bien;

e) Verificar que el vehículo se encuentre en buenas condiciones. Nada más frustrante para su hijo y Ud. es que en su primera salida todo se derrumbe por que el auto los deja botados;
f) Llevar en el auto un botiquín de primeros auxilios. Uno nunca sabe.

Segundo:

Ahora que tenemos preparada la futura salida con el niño, debemos preocuparnos de su equipo:

a) Estimo que la caña, por peso y facilidad de uso, debiera ser #3 y a lo más #4 de 7 y 1/2 pies de largo;
b) Línea floating acorde con la numeración de la caña. Incluso podría “cargarla” con un número mayor;
c) Carrete acorde para la caña y línea.
d) Salvavidas. Este es uno de los artículos que jamás debieran faltar, ya que en un segundo el niño se nos puede caer al río y pasar una desgracia que tenemos que evitar a toda costa.
e) Una cuerda, la que deberá ser de a lo menos 10 metros de largo. Esta cuerda tiene por objeto atar un extremo a la cintura del niño y el otro extremo a la suya. Si el niño se nos cae al agua, por este medio no deberemos correr cientos de metros para rescatar al niño, en el caso de que la corriente se lo lleve, ni arriesgar nuestra vida tratando de alcanzarlo.
f) Si Ud. tiene la posibilidad de comprarle un wader para niños, se lo recomiendo. A Diego y Sebastián les cambió la vida el hecho de poder meterse un poco en el río para alcanzar aquellos lugares donde no podían llegar pescando desde orilla. Otro de los motivos de tener el wader es que si el niño se cae al agua y al ser de neopren, las mudas son menores, además de pasar menos frío.
El wader fue encargado por internet y llegó en perfectas condiciones;
g) Gorro, anteojos y factor solar. Son artículos fundamentales.
Con el gorro evitamos insolaciones y protección en la cabeza por alguna mosca que desdichadamente llegue a nuestra cabeza y no al agua.
Con los anteojos protegemos la vista del niño también de los efectos del sol y sus reflejos en el agua, pero fundamentalmente de la mosca.
Factor solar, que no es del caso señalar para que se necesita, pues le apuesto que alguno de Uds. a sufrido las quemaduras en la piel por el hecho de habernos olvidado de tan preciado artículo. Recuerde que el niño tiene la piel más fina.
h) Las moscas. Le recuerdo que los anzuelos siempre deben estar sin rebarba, pues en el caso de que el niño se clave la mosca será mucho más fácil removerla. Además, será mucho más fácil sacarle la mosca a la trucha, y que con los nervios de que el niño pescó su preciado trofeo, la manipulación se nos complica.
i) Por último, la máquina fotográfica. Ya saben para que es.

Tercero:

Recomendaciones finales:

a) Trate que el niño practique, antes de la salida, en alguna plaza o jardín el lanzamiento. La forma más fácil de hacerlo es sacar unos 10 metros de línea y que el niño apriete contra el grip de la caña la línea, haciendo un solo cast. Primero hacia atrás y luego hacia delante. Que sólo trabaje con una mano. Se dará cuenta la versatilidad y facilidad con que el niño aprende rápidamente el movimiento, lanzando esos 10 metros.
b) En segundo lugar, “deje su caña en la casa”. Recuerde que la pesca es para el niño y no para Ud. Ya tendrá oportunidad de pescar con sus amigos o sólo si así lo desea, pero esta salida es para EL.
c) Acorte el paso. Los niños caminan más despacio que nosotros los adultos. Se tropiezan más seguido con las rocas y piedras, que para ellos, a veces, son casi como cerros.
d) No se enoje si el niño se cae al agua. Eso le pasará de todas maneras, ya sea durante la pesca o al finalizar ésta. Si para nosotros, los adultos, el término de la jornada es cansadora, imagínese para él.
e) Vaya con un solo niño. Es muy difícil controlar y vigilar a uno solo, imagine a dos o tres. Eventualmente Ud. podría tener algún buen amigo que decida sacrificarse y acompañarlo con otro de sus hijos. Yo los tengo y lo hemos pasado muy bien. Además los niños se cansan rápido y le dará oportunidad, tanto a Ud. como a su amigo, de hacer algunos lances, pero si les llegara a picar deben llamar inmediatamente al niño para que sea él quien pelee la trucha y la saque.
f) Lleve una frazada o algo para cubrir al niño, pues le aseguro que se dormirá al segundo de hacer partir el auto cuando vaya devuelta a su casa.
g) TENGA PACIENCIA, mucha paciencia. Haga de este viaje algo agradable. El niño nunca se olvidará de este momento y si es su hijo, su héroe se convertirá en EL HEROE.

Bueno, este artículo no es una receta y todos podremos tener otras cosas que agregar. Pero si sale todo bien, les aseguro que el niño que llevó a pescar y éste además es su hijo, Ud. tendrá “Su Compañero de Pesca Para Toda la Vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *