china cryptocurrency exchange pitbull crypto china und kryptowährung cryptocurrency price charts naga crypto

NUEVA ZELANDIA

por Antonio Lynch

Un viaje comenzado a planear hace algo más de 1 año, buscando un destino con buena fama y de pesca de truchas, en ríos muy técnicos, donde se pesca exclusivamente upstream, solo con líneas de flote, con ninfas y/o secas.
Sabíamos que sería muy exigente, para pescadores avanzados, por la exigencia que demanda en castear y por concentración en indicadores de pique, presentación de los tiros, hasta con dropers, de ninfas lastradas. También exigente en cuanto a estado físico, ya que se camina mucho, y sobre piedras redondas y grandes en orillas y vadeando.

El viaje Buenos Aires – Auckland, muy bueno, directo sin escalas por AA, 14:30 hs de vuelo de ida y 11:30 hs de vuelta, volvemos a favor del viento y de la rotación de la tierra.
Pisando Auckland uno se siente instantáneamente confortable, se percibe el orden y seguridad sin estar pensando en ello.
Mañana siguiente partimos hacia la ciudad de Nelson, en el norte de la isla Sur, sobre un mar lindísimo con praderas y montañas saliendo ya desde la costa. Los poblados son muy lindos, con unas rutas impecables que los atraviesan. El verde es impactante, se combina muy bien entre el verde de bosques y praderas de raygrass y tréboles rojos con ovejas y vacas, ciervos inclusive en campos alambrados especialmente, lo salvaje y lo manejado.

Se ven ríos por todos lados, cada tantos km aparece uno que viene de otro valle, y así sucesivamente. Ríos de buen ancho y caudalosos, muy transparentes.
Owen River Lodge: da sobre el río del mismo nombre, dentro de un valle con una vegetación espectacular, muy cómodo, muy lindo y muy bien atendido. La comida 10 puntos! Los cuartos amplios y muy confortables!
La Pesca: salimos a las 8 de la mañana después de un buen desayuno, 2 pescadores por guía, agarramos la ruta, a ríos entre media hora a una hora de distancia del lodge. Pescamos en la zona por 4 días, en 4 ríos distintos uno mejor que el otro. Caminamos siempre río arriba, los guías adelante señalándonos de arriba de las barrancas o rocas donde estaban las marrones. Casi siempre utilizamos ninfas atadas tipo droper o sea 2 ninfas, la primera lastrada con bead head, la segunda mas liviana ya que la llevaba abajo la primera. Casi siempre ninfas de mayflies, aunque a veces también de cadies! Por supuesto con indicadores de pique, ya que no hay otra forma de detectarlo, juntando línea rápidamente por la velocidad de la corriente y levantando la caña en cuanto se veía un movimiento en el indicador! Siempre muy veloz, ya que si no se perdían los piques. Una vez que tomaban las peleas eran muy vigorosas, por la energía de las truchas y del río!! Siempre se agarraban con redes y los tippets utilizados en general eran de 4X. Las moscas de tamaño 14, 16 o más chicas! Después del primer día conociendo solo lo que habíamos hecho nosotros 2 con nuestro guía, pensamos, si el resto habría caminado tanto y entre piedras como nosotros, y así fue, creo que a pesar de lo que comimos esos días nadie subió un gramo! Good exercise!
A la vuelta se podía optar por ducha y copetín o como bien hicimos David y yo un buen Jacuzzi mirando las montañas con cerveza neozelandesa!!! Insuperable!!!!

Después de esos 4 días en la isla sur volvimos a Nelson a tomar el avión doméstico a Taupo, donde nos instalaríamos en el Tongariro Lodge, el más afamado de la isla Norte, con instalaciones de primer nivel, y con un restaurante muy gourmet! Muy bien recibidos, nos dieron un cuarto individual a cada uno!
Por supuesto bar y copetín antes de exquisitos menús! La comida siempre a las 19:30 de la noche como es costumbre!
Pescamos el Río Tongariro, a diferencia de la isla sur, aquí además de marrones se ven arcoíris, que dan un poco más de actividad a los pescadores. Utilizamos más secas que en la isla sur, ya que tomaban muy bien, también a pez visto. Se usa mucho moscas secas grandes atractoras, algo semejante a imitación de cigarras, que se escuchan en todo el río!
Hemos levantado muchas arcoíris y algunas marrones muy lindas y fuertes. En esta isla mi compañero de pesca fue Roy Scott, con quien he disfrutado tanto como con David en la pesca de la otra isla.
Con Roy hicimos un programita extra, que fue tomarnos un helicóptero para pescar en ríos inaccesibles de alguna otra forma. Estuvimos en un río de ensueño, con pools de agua transparentes, que parecía peceras, donde nos dedicamos también con ninfas y secas a sacar truchas, no era fácil, pero Roy tuvo unos lindos piques, peleas (sobre todo de una marrón muy importante, y capturas de un par de lindísimas arcoíris, y yo saque mi mejor arcoíris de la isla norte. Obviamente esto esta documentado. Pescamos río arriba hasta llegar al lugar donde nos buscaría el helicóptero a las 18 hs. Y donde había un pool con unos submarinos cazando secas, increíbles. En ese pool, un buen tiro con atractor hizo que la trucha sacara la boca, la tomara y peleara hasta salir en la foto!

El último día fuimos al río Wahakapapa a una hora del lodge, más o menos. También lindísimo, con unas marrones alucinantes. Ese día pescamos muy bien, yo saque una muy linda marrón, que peleó ferozmente en las aguas blancas del río. Roy prendió primero una arcoíris en un rápido que la tuvo que seguir corriendo río abajo, a los tropezones, pero con total éxito. La nota del fin de la jornada la dieron los lomos y cabezas de las marrones del otro lado del río comiendo una eclosión de mayflies que había comenzado. Había que llegar con un cast de más de 25 mts y tratar de hacer el mend más amplio posible para que la mosca flote naturalmente unos metros. Roy logró su Brown al rato de tirarles. Cuando el sacó, me toco el turno y prendí la mía. Fue realmente esas tardes y esa pesca que no se dan muy seguidas y de las que no se olvidan!!

Los sacrificados viajeros

Salimos del Tongariro lodge, fuimos al Millenium Hotel en Taupo, con vista sobre el lago y con un restaurante soberbio en cuanto a selección de platos, hasta la mañana siguiente donde tomamos nuevamente el avión para volver a Auckland!
En Auckland nos acomodamos en el Heritage Hotel, muy bien, cerca del puerto donde íbamos a almorzar y comer, además de recorrer la zona, salir a navegar en un velero de la American Cup, visitar la isla Waheke con sus playas y viñedos.
NZ: Un lujo! Donde se aprendió mucho en cuanto a pesca. A veces, con sudor y lagrimas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *