cryptocurrency portfolio tracker ios spot cryptocurrency coinmarketcap shiba kryptowährung etoro erfahrungen kryptowährung in euro tauschen

Líneas cruzadas 7

Villa Lago Rivadavia -Cholila- Chubut

Gracias a un turista que llega a esta zona todos los años, el Sr. Eduardo Krapovikas hemos conocido el “Boletín Mosquero”.
El mismo nos ha resultado sumamente interesante por el contenido de sus artículos y sobre todo porque hace hincapié en un profundo sentido conservacionista y de respeto hacia la naturaleza,
Nosotros no somos pescadores, pero como trabajamos con turistas (tenemos tres cabañas a orillas del río Carrileufú) nos interesaría tener algunos ejemplares del Boletín para lectura de nuestros visitantes. les agradeceríamos su información al respecto.
Queríamos asimismo manifestarles nuestra adhesión al editorial de esa revista de primavera ‘91; coincidimos plenamente con la misma.
Sin más y esperando su respuesta los saludamos muy cordialmente.
Flia. Suárez Guoido

. . . . .

SI TE QUERES AMARGAR (o enterar)

En la temporada 91/92 tuve la posibilidad de ir al sur en tres ocasiones: noviembre, febrero y abril.
En las tres ocasiones vi transgresiones a la reglamentación y agresiones al medio ambiente (río).
Paso a referirme primero a noviembre; estuve recorriendo el Malleo en la parte de abajo; no vi nunca a los guardafaunas, ni se me pidió el permiso en toda la semana. A dicho río un grupo de muchachones lo recorría con mochilas recolectoras rumbo al Aluminé; no perdonaban nada. Al preguntarles si tenían el reglamento me miraron como si fuera de otro planeta y siguieron en lo suyo (matando). En el Chimehuín me bastó solo con detener el auto en la “Curva del Manzano” y observar la obra de destrucción que se está haciendo en ella. Estrecharon el río a su antojo para poder cruzarlo. Yo me pregunto: la grasa de las máquinas, el gas oil que se derrama y el aceite que se cae no son contaminantes? Se ven latas de aceite tiradas, basura. y como si eso fuera poco un grupo de baños muy cerca del río.
y me vuelvo a preguntar: nadie ve nada y nadie controla nada, o es tan grande el negocio? Si el finado Eliseo Fernández se levantara de su tumba y viera la que hacen con la curva “se las cortaba” seguro.
En febrero no fue muy diferente. Fuí cuatro veces a pescar, una de ellas al pozón que está detrás del aserradero de Junín en el río Chimehuín. Este pozón tiene aporte de una zanja que venía de esa dirección (del aserradero) y traía, les puedo asegurar, un líquido de color amarillento; piensen Uds. lo que quieran, pero allí está.
Luego fuí al Meliquina. Bueno, en este lago trolea la mayoría de la gente de San Martín los domingos. Lo saben todos pero nadie hace nada ¿será porque los domingos no trabajan? Si hacés una denuncia, eso sí, te atienden solícitos, la llevás por duplicado, la encarpetan y …hasta luego que te vaya bien.
Como si esto fuera poco San Martín cuenta con una foto que se exhibe en varias vidrieras, de un guía local mostrando varias truchas muertas que exceden en número a la reglamentación.
Si esto no lo ven las autoridades, que se vayan, para que las queremos, son ellos los que permiten que se fomenten las transgresiones, en este caso a través de esta foto.
Para abril, como ya estoy cansado de ver lo que veo en Neuquén, decidí visitar Esquel, y me voy a referir al Parque Los Alerces; en semana santa hay mucha gente que sale de pesca, por consiguiente hay que controlar. Bueno, les diré que el guardaparques del Lago Verde había salido por unos días, el de más allá también y el otro también. O sea que el parque estaba a la buena de Dios.
Para finalizar yo me pregunto en que va a terminar todo esto y porqué nos obligan a pagar un permiso. No es esto una estafa?
Hasta la temporada que viene… si es que todavía queda alguna trucha.
Juan Carlos Funes

. . . . .

Amigos del Boletín Mosquero:
La presente no tiene espíritu de denuncia. sino que deseo transmitir algunas experiencias recientes con respecto al control de fauna en la zona de los Parques Nacionales Nahuel Huapi y Lanín.
Durante el inicio de la temporada, en el río Malleo, a la altura del camino que va hacia Pilolil. las autoridades nos invitaron a exhibir los permisos en tres oportunidades. a lo que accedimos gustosos por tratarse de un control destinado a proteger la fauna. Sin embargo. en esa misma samana. el día domingo. estando a orillas del río Quilquihué. vimos como grupos de tres o cuatro personas “lateaban” todo el día. matando cantidades de piezas; quiero recordar que este río, no solo es exclusivo para mosca sino que existe veda en todo su cauce, y todo ello sucedía a tan solo diez kilómetros del pueblo.
Va hacia fines de la temporada, obtuve en San Carlos de Bariloche el permiso preferencial para pescar en la boca del río Limay, al llegar al lugar observé como qos grupos de tres personas hacían spinning en la boca y mataban truchas que no daban la medida (16/04/92): recordemos que la sede de Parques Nacionales dista a tan solo trece kilómetros de “La Boca”,
El control del reglamento es tan importante como su confección, las autoridades deberían comprender que recaudar dinero con la venta de permisos no es todo, hace falta controlar y todos sabemos “donde nos aprieta el zapato”, o es que no hay voluntad para hacerlo?
Sergio Opatowsky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *