banks offering cryptocurrency services 1 cent cryptocurrency kryptowährung ripple chart cryptocurrency bitcoin disruption challenges and opportunities best cryptocurrency 2019

Las formas del rise

Por Mariano Morán y Diego Flores

TECNICAS DE PESCA

Conocer las distintas maneras en que las truchas toman los insectos en o cerca de la superficie, es el método más racional de elegir la mosca y decidir cómo presentarla.

Supongamos que nos encontramos ante un pez alimentándose en superficie y nos disponemos a la aproximaciÓn que nos permitirá lograr el tiro de presentación de nuestra mosca. En este momento dos preguntas nos vienen a la mente: ¿Qué está comiendo? ¿cómo lo está comiendo?
Muchas veces, la mayoría seguramente, no alcanzamos a ver el organismo del cual se están alimentando.
Conocer las formas de rise nos puede ser de gran utilidad para determinar qué y cómo están comiendo, es decir la elección de la mosca y su presentación.

Desde centurias pescadores que nos antecedieron se devanaron los sesos ante las múltiples posibilidades de un rise en superficie…
¿Pero qué significa la palabra rise? La traducción literal es subir, alzarse y en la jerga de los pescadores define el ascenso de un pez en la columna de agua para alimentarse muy cerca o sobre la misma superficie.
El rise de un pez depende de su tamaño, de los distintos ríos, de las características del ambiente, de lo que está comiendo, del particular estadío de desarrollo de lo que está comiendo (que varía conforme progresa la eclosión, desove, drifting, etcétera) y, aunque parezca irrisorio, de su estado de ánimo o personalidad.

La observación y la paciencia son pilares fundamentales en este finísimo trabajo de peritaje. Aguas que se agitan, chapoteos, círculos concéntricos, hocicos o aletas que asoman de la superficie: pequeños signos que para el neófito nada significan pero para el observador interesado (no necesariamente experimentado) son un factor importante en la clave del éxito.

Podemos dividir los rises en dos grandes grupos: suaves y violentos. Razonemos juntos las causas de esta diferencia. Insectos medianos o pequeños, casi inmóviles o con muy poca capacidad de natación, como sucede con la mayoría de los efemerópteros (mayflies) y dípteros (midges), no obligan a la trucha a acciones violentas, por lo que las subidas generalmente son suaves, moderadas y metódicas.

En cambio, una subida agresiva, rápida e incluso poco precisa, evidencia normalmente un pez cazando insectos de gran tamaño o muy adaptados a las distintas formas de locomoción (nadar, volar…), como es el caso de los tricópteros (caddis), grandes mayflies, odonatos (darnsels y dragonflies) e incluso pequeños plecópteros (stoneflies) e insectos terrestres.

RISES SUAVES

Uno de los más frecuentes en aguas calmas de ríos o lagos es la lomeada o porpoising trout. (Del inglés: porpoise, que significa delfín o marsopa, en clara alusión a la natación que realizan en la superficie estos cetáceos). Este rise nos devela a un pez comiendo insectos emergiendo muy lentamente hacia la superficie. Incluso, bajo ciertas condiciones podemos determinar justo el punto donde son tomados. Si en su rolido asoma por sobre la superficie parte de la cabeza de la trucha, lo más probable es que se trate de emergers o duns de mayflies o adultos de rnidge recién eclosionados secando sus alas. Lomeadas que dejan burbujas son parte de esta posibilidad, ya que estas se forman al comprimirse el aire en la cámara branquial del pez, y como es lógico, esto sólo sucede si el insecto se halla sobre la superficie. Si en cambio, no vemos la cabeza del pez, sino su lomo, aleta dorsal y cola, casi seguramente se hallará tomando emergentes a pocos centímetros de la superficie.
Este tipo de rise puede ser síntoma de peces selectivos, en ocasiones esquizofrénicamente selectivos, sobre todo en lagos, con altas temperaturas, mucha luminosidad yaguas chatas.
Nuestra reacción natural en estos casos es presentar la mosca sobre el pez, lo cual casi siempre es totalmente contraproducente. Lo indicado es tratar de colocar la mosca dentro de la ruta en la que se mueve el pez y presentar nuestro engaño en el hipotético próximo punto de tomada.
Otro rise suave, muy común, es el llamado sip (de sorber, libar). En este caso vemos asomar sólo el hocico de la trucha por sobre la superficie. Como el anterior, delata emergencias muy suaves de efemerópteros o midges, e incluso la presencia de terrestrials pequeños, como hormigas o cascarudos.
Una forma práctica de detenninar la mosca a utilizar es la siguiente: insectos muy chicos como pequeños maytlies o midges eclosionan en números elevadísimos muchos peces subiendo frecuentemente tras breves interrupciones los delatan. Pero los rises masivos son casi invariablemente sinónimo de pequeños dipteros. Una imitación como para empezar puede ser una Adams o Black Adult Midge en anzuelos del 18 al 24.

Subidas más esporádicas develan insectos de mayor tamaño y generalmente menos abundantes, casi siempre duns recién eclosionados de mayflies medianos.

Moscas como para empezar a probar pueden ser Adams, March Brown o No Hackles del 12 al 18. Estos rises, con subidas espaciadas, indican peces bastante difíciles de tentar. Dos consejos de oro: leaders largos con tippet de tres o más pies, como máximo de 5 X, y lo fundamental, no sobrecargar con lances sino castear muy moderadamente.
Incluso, si la paciencia lo permite, calcular el lapso entre una subida y otra y presentar en el momento justo en que se estima que el pez va a volver a la superficie.
El pandeado o combado de la superficie sin que se vea el pez se llama bulge.
Ocurre cuando una trucha se encuentra alimentándose de pupas de midges o emergentes de mayflies a menos de un palmo de la superficie. La técnica aconsejada en este caso es la greased line. Consiste en siliconar todo el leader, excepto el tippet, y pescar exclusivamente en deriva muerta con imitaciones en anzuelos del 18 al 24. Esta técnica es una de las más gratificantes para el pescador sutil, dada su dificultad y la extrema delicadeza de los elementos a emplear.
Una cuarta posibilidad son los gobblers, muy llamativos ya que la trucha, con el hocico o medio cuerpo afuera del agua, avanza infatigablemente por cortos trechos, como una pequeña ballena, ingiriendo diminutos insectos en la superficie. Comúnmente se trata de dípteros o mayflies muy pequeños, tanto emergers, duns como spinners.
Lo ideal entonces es usar un tippet de tres o cuatro pies, de 5 o 6 X y nada mayor a un anzuelo 20 en la punta. Por último, una de las formas de rises más infrecuentes es el llamado head rise, una versión exagerada del sip. Los expertos, entre los que no nos contamos, lo asocian con peces de buen tamaño subiendo a tucuras o a spinners de tricos.

RISES VIOLENTOS

Los encontramos de dos tipos: el boil (de hervir), cuando el pez sacude el agua levemente, sin mostrarse, y su forma más extrema, el splashy rise (de salpicar, chapotear), que es cuando el estremecimiento de la superficie y el ruido pueden ser bastante significativos. Por regla general, estos rises Son producidos por peces pequeños que se alimentan despreocupadamente, que por jóvenes no les interesa demasiado su desgaste físico o exponerse a sus depredadores. Normalmente, los peces mayores, que limitan el esfuerzo físico en función del rédito energético que les brinda el alimento, tornan sus bocados mucho más moderadamente.
Lo anterior no implica que peces grandes no suban a la superficie violentamente, aunque, como es natural, lo hacen de manera más contundente y por tanto diferenciable de los pequeños.
Adultos de odonatos volando cerca de la superficie generan rises explosivos, sobre todo en peces grandes. Lo mismo ocurre con tucuras que derivan flotando y grandes mayflies y cranes desplazándose al ras del agua prestos a una oviposición. Un atractor tipo Royal Wulff, Humpy o Stimulator resulta muy adecuado para estas ocasiones.
Pero estas formas de rises violentos se asocian casi en su totalidad a un muy particular orden de insectos, el de los tricópteros, más conocidas por caddisflies, Sus pupas se cuentan entre los insectos acuáticos mejor adaptados para la natación: sus movimientos de ascenso, rápidos y erráticos, determinan las enérgicas reacciones de las truchas que de ellos se alimentan. Ante un rise de estas características se pueden presentar las siguientes posibilidades:

1) Pupas emergiendo hacia la superficie.
2) Adultos que re-emergen luego de colocar sus huevos (la mayoría de las especies de caddis lo hacen).
3) Adultos moviéndose rápidamente sobre la superficie.

Ante las dos primeras alternativas, una opción muy acertada es el ascenso Liesering; por supuesto, con la imitación apropiada a cada caso. Consiste, en breve síntesis, en lanzar con leader bien lastrado y línea flotante aguas arriba, dejando hundir la mosca la más posible mediante correcciones (mends); una vez que la línea haya superado nuestra posición, tensar lentamente levantando la caña, imitando de esta manera el ascenso de un insecto a través de la columna de agua.
Para este método no convienen los leaders muy delgados, porque la violencia y velocidad del pique, aun con la caña en alto, puede dejamos como saldo muchos más cortes que los esperados.
Para la tercera posibilidad, nada mejor que la deriva muerta con imitaciones de adultos, como la Chuck Caddis y Elk Hair Caddis, nuestras preferidas. Es interesante combinar esta deriva con la técnica llamada hop sudden inch, que consiste en provocar pequeños saltos intermitentes de la mosca, de unos dos o tres centímetros, mediante la puntera de la caña. También funcionan las patinadas de cortos trechos directamente sobre la trucha.

Aunque no lo parezca, la presente nota es la manera más simple y didáctica que se nos ocurre para darle forma a este vasto tema de los rise forms. Creimos conveniente reproducir un resumen que sintetiza lo expuesto; quizás copiado en un papel pequeño y plastificado pueda ser de ayuda en nuestro chaleco de pesca. Queremos recordar también la conveniencia de un par de buenos anteojos polarizados, así como una redecita de tul para capturar insectos en vuelo. Pero no nos quedemos sólo con las apreciaciones que aquí se vuelcan; la experiencia en distintos ámbitos y la observación de insectos, sean volando, pasadas en la superficie o en sus estad íos primarios bajo las piedras de la orilla, son el complemento que nos acerca cada vez más al éxito.

TIPO DE RISES

RISES SUAVES: midges, efemerópteros o pequeños terrestrials.
-Lomeadas en las que se ve la cabeza (con o sin burbujas): duns de mayflies, emergers sobre la película o adultos de midges.
-Lomeadas en las que no se ve la cabeza: emergentes de mayflies o pupas de caddis a escasos centímetros de la superficie. Técnica de greased line.
-Bulges: igual que el anterior.
-Sips: el mismo significado que lomeadas “con cabeza”. No descartar la posibilidad de hormigas u otros terrestres pequeños.
-Gobblers: lo mismo que lomeadas “con cabeza” , pero con insectos muy chicos. Usar imitaciones no mayores a # 20.

RISES VIOLENTOS: caddis u otros insectos grandes (libélulas o adultos grandes de stoneflies).

(casi siempre caddis):
Si son libélulas probar moscas tipo atractor del 8 al 12. Si son tucuras intentar con imitaciones tipo Joe Hopper o Dave’s Hopper.
Para pupas y adultos re-emergentes de caddis emplear el ascenso Lieserlng.
Para adultos en superficie, deriva muerta, bope sudden incb y patinadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *