online cryptocurrency certified cryptocurrency trader anfangen mit kryptowährung vet coin market alternative kryptowährungen cryptocurrency business

Irse de viaje

Cuando pescamos vadeamos ríos y veriles en lagos y lagunas. Muchas veces vadeamos por que necesitamos llegar a sitios de pesca, otras veces por espíritu aventurero y otras veces por que nos gusta estar en el río y pasear por su lecho, muchos pescadores disfrutamos de esto último casi tanto como de pescar, pero sobrevuelan los fantasmas de una caída al agua.

Es muy agradable vadear e internarse en el agua, yo lo comparo con lo que hacen los buceadores, claro que ellos se sumergen en el mundo submarino y nosotros permanecemos fuera de él pero sin dudas el contacto con el medio es mayor cuando vadeamos que cuando pescamos desde costa o desde una embarcación. Personalmente he pasado muy lindas
jornadas de pesca que aunque no fueron muy rendidoras en capturas si lo fueron en cuanto a la actividad misma de estar en el río.
Para ello contamos con equipos cada vez mas cómodos, los waders que nos protegen del contacto con el agua fría y los zapatos de vadeo que nos ayudan a transitar lechos pedregosos y nos cuidan los tobillos.
Pero siempre sobrevuela el fantasma de una caída, de un chapuzón, de una “fondeada” de “irse de viaje”.
Casi siempre solo se trata de una anécdota y de motivos de rizas en los campamentos y charlas entre pescadores, ¡quien no tiene alguna anécdota!.
Pero también hay temores y bien fundados.

En realidad ya estamos en el agua, es mas propio decir caerse en el agua, aunque suena raro. Pienso en dos tipos de caídas “El resbalón o el tropezón” a diferencia de cuando vadeamos y poco a poco superamos la altura de nuestros waders sin que exista una caída brusca.
El resbalón es lo mas desagradable y peligroso, por que puede venir acompañado de golpes en la cabeza, las extremidades y el cuerpo.Entre lo que nos puede pasar esta golpearse, mojarse, perder el equipo y pasar frío, prefiero no nombrar cosas mas graves. He participado de muchas conversaciones referidas a que pasa si te “vas de viaje” y como influyen los waders y los zapatos, “…se llenan de agua y te vas a pique…”, “…flotas patas para arriba por efecto del aire que queda adentro…”, etc.
Tanto me intrigaba que decidí hacer una prueba, zambullirme de cabeza en la piscina con los waders y zapatos puestos.
Parece un poco loco pero les cuento mi experiencia.
Primero probé con los waders de neoprene, me zambullí y trate de nadar en dónde no hacía pie.

Caerse al agua.

Noté ciertas dificultades pues la ropa impedía que mis movimientos fueran ágiles, poco a poco el agua fue ingresando dentro del wader y permanecí flotando en posición de parado unos momentos, hasta sentir que el agua llegaba hasta mis pies. Seguí en ese estado nadando en la piscina siempre con alguna dificultad, pero nunca tuve la sensación de “irme a pique”, mas por el contrario descubrí que la posición mas cómoda era hacer la plancha y nadar de espaldas pues mis piernas tendían a flotar con facilidad pues los zapatos y el wader parecían ayudarme. En esa posición de espalda podía recorrer la piscina. Decidí quitarme el cinturón para forzar el ingreso de agua y con ambas manos separé la pechera del wader forzando el ingreso de líquido, pero nada cambió.

Hacer la plancha

Salí de la piscina y comprobé que estaba lleno de agua, en tierra era muy incomodo caminar, parecía el muñeco de la famosa marca de neumáticos.
Entonces me cambié y me puse los waders de gore-tex, con cinturón. Me zambullí y repetí la experiencia, los resultados fueron parecidos, pero las piernas tendían a flotar menos, es una situación mas cercana a nadar sin waders.

Flotando parado la plancha

Siempre de espalda es mas cómodo y la patada “estilo pecho” es mas fácil que si pretendemos nadar “estilo libre”. Pasados unos minutos me saque el cinturón y forcé el ingreso de agua, no fue muy diferente. No noté grandes cambios entre un tipo y otro de wader, solo que el neoprene parece forzar un poco la flotación de las piernas. En cuanto al temido efecto “plomada” ello no se desprende de mi experiencia.Otro apunte importante que quiero hacerle es que mis zapatos de vadeo flotan, puesto que tienen una entresuela de goma eva que los hace muy livianos y flotan, aún llenos de agua. Esto influye en el resultado de la prueba. Pero aún cuando flotan la patada es mas costosa y con toda la indumentaria avanzar cuesta mas, solo pensemos en los nadadores de competición que hasta depilan su cuerpo para desplazarse mas rápido, imagínese nadando vestido y con waders.

Zapatos que flotan nadando pecho

El ingreso de agua no resultó definitorio respecto a la flotabilidad, pero si lo es respecto del frío, es por ello que el cinturón es importante para controlar y demorar el ingreso de agua fría que puede ser causa de una hipotermia.

Lleno de agua al salir de la piscina

Las diferencias entre mi experiencia y la situación real de pesca es que el agua no estaba fría, no había correntada y no tenía puesto un abrigo grueso, como el que usamos muchas veces. Todo ello influye negativamente. No interprete mi relato como que nada le va a pasar, los golpes y el frío, son enemigos peligrosos. Y nadar se hace mas dificultoso.

Que hacer?

Frente a una caída debemos saber que conviene y que no conviene hacer.
Quiero decirles que quien escribe no tiene experiencias en “viajes largos” solo algunos resbalones e inundaciones leves en el río además de las pruebas apuntadas. Las caídas no son programadas y siempre sobreviene el susto, por ello es bueno tener algunos conceptos.

Pero puedo ensayar algunos consejos.
1.- no se desespere, no se preocupe mas por el equipo que por Ud., use las manos para cubrirse de posibles golpes.
2.- trate de ver hacia adónde lo arrastra el agua e improvisar un escape.
3.- la posición mas segura (mi opinión) es flotar haciendo la plancha con los pies hacia adelante, evitará golpearse con rocas y palos.
4.- patalee y bracee suave para no agitarse.
5.- es preferible “viajar” unos metros mas que desesperarse y perder la calma.
6.- si lo necesita y puede hacerlo, sáquese la campera y el sweater que lleva puesto, nadará mas cómodo.
7.- al salir del agua sáquese toda la ropa, aunque haga frío, y séquese frotando su cuerpo. Si no tiene ropa seca a mano solo póngase la ropa de nylon que estuviera húmeda y descarte el algodón y la lana mojados. Si tiene un polar retuérzalo y revoléelo por el aire como centrifugándolo, podrá ponérselo húmedo en unos minutos. Si tiene una bolsita de polietileno póngasela en la cabeza como un gorro.
8.- si puede coma y beba algo caliente, si esta dentro de sus posibilidades encienda fuego y recupere calor.
9.- preventivamente podemos llevar salvavidas, y no olvide de usar cinturón cuando vadea.

Todos los mosqueros esperamos que “los viajes” solo sean motivos de risas y anécdotas, pero también debemos pensar un poco en la seguridad, le recomiendo para ello leer el artículo “Vadear por lo seguro“ por Fernando Uhía, del Boletín Mosquero de Otoño 97 en la pag. 25.
Nos vemos en la AAPM, me cuenta sus anécdotas y yo las mías, así nos reímos un rato y aprovechamos las experiencias.

Yellow Humpy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *