top us cryptocurrency exchanges cryptocurrency investment companies bounty hunter cryptocurrency anzahl kryptowährungen weltweit pros coinmarketcap safemoon ama

Cul de Canard

Un material muy especial

Por Marcelo Morales

Las plumas de Cul de Canard o CDC por sus excepcionales características han cambiado totalmente la forma en que muchos experimentados pescadores atan sus moscas. Los aspectos únicos de las plumas de CDC permiten atar colas, cuerpos, alas y patas de todo tipo de insecto, creando al mismo tiempo una ilusión de vida imposible con otros materiales.

Esta nota la dedicaremos a las fascinantes moscas hechas con Cul de Canard o CDC, un tipo de pluma que en las últimas décadas se ha transformado en un material indispensable para atadores experimentados en el río, bien dispuestos a replantear totalmente muchas formas tradicionales de atar las moscas, ante el rechazo continuado de los peces.

En los años cincuenta el pescador francés Henrí Bresson usó por primera vez el término “Cul de Canard”, término que curiosamente, pese a que no sonaba demasiado elegante, fue muy bien aceptado y logró que estas moscas no fueran prontamente olvidadas. Tres décadas más tarde los norteamericanos redujeron el término Cul de Canard a un simple CDC, tres letras hoy conocidas por pescadores de mosca del mundo entero, sobre todo por los que pescan en aguas con una elevada presión de pesca.

Antes de los años ochenta sólo unos pocos pescadores europeos prestaban real atención al Cul de Canard, plumas que poseen muchas aves acuáticas. Todavía, desde su nacimiento al comienzo del siglo veinte en las montañas de Jura, las moscas de CDC sólo formaban parte de las cajas de algunos adelantados. Las primeras moscas de CDC parecieran tener su origen en Suiza cerca de la frontera con Francia, en las riberas del río Doubs. Ya en 1920 dos atadores locales comenzaron a de-sarrollar de manera independiente moscas secas con el hackle formado por pluma de CDC. Estas moscas sin ningún tipo de alas se conocían como “Moustiques”.

Las Moustiques originales tenían un hackle delicado de CDC y un cuerpo de seda adornado a veces con un listado de una hebra de seda retorcida en un color contrastante con el del cuerpo. No tenían colas y se empleaban como moscas secas. Los cuerpos se hundían ligeramente al absorber agua la seda, colgando inclinados en la superficie. Esto sumado al movimiento propio del CDC las convierte en un perfecto emergente. Las Moustiques han cambiado muy poco en su viaje hacia los tiempos modernos, algunos atadores como Louis Veya les agregaron algunas delicadas y translúcidas fibras de gallo formando las colas y materiales en el cuerpo que no se oscurecieran al mojarse, algo que hace la seda. Muchos todavía preferimos un cuerpo translúcido de seda que al mojarse deja ver lo que pusimos dentro como en un insecto real.

La silenciosa introducción del CDC como material de atado a comienzos del siglo veinte es de increíble importancia si tomamos en cuenta las características únicas e inimitables de estas plumas que las tornan indispensables y muy superiores a otros materiales anteriormente empleados.

Hoy se fabrican moscas de todo tipo con CDC ya que la versatilidad de estas plumas es asombrosa y sólo limitada por la imaginación y destreza del atador. Su verdadero potencial recién comienza a notarse, y no es raro ver que los mejores atadores ya tienen moscas enteramente hechas de CDC, o moscas donde la pieza fundamental que determina el comportamiento y actitud para imitar un insecto real es el CDC.

CARACTERÍSTICAS DEL CDC

Como material natural para el atado sin duda el CDC es el descubrimiento más importante de las últimas décadas si tomamos en cuenta los resultados en el río y ante los peces más entrenados.
Ningún sintético puede imitar ni siquiera de cerca las cualidades del CDC, que combinado con otros materiales nobles como la seda y el gallo de León, nos permite cambiar totalmente muchos de nuestros antiguos conceptos sobre el atado y la forma de una imitación.

Los insectos que pretendemos imitar además de tener características tales como tamaño, color y cantidad de apéndices tienen otras más sutiles como la cantidad de luz que dejan pasar a través del cuerpo de acuerdo al ángulo desde el que se los mira, o los movimientos que hacen a pesar que a la vista parecen totalmente inmóviles.

Estos últimos detalles son los fundamentales al momento de diseñar una mosca y sólo con ellos nuestra emplumada obra parecerá un insecto vivo e irresistible para los peces.

La pluma de CDC es insustituible por varias razones, una de ellas es que su delicada estructura de fibras reacciona con movimientos muy convincentes ante la menor brisa o corriente, imitando perfectamente movimientos corporales y respiratorios de insectos adultos, ninfas, larvas y otros organismos acuáticos y terrestres.

Para comprobar los límites del CDC como material he probado moscas asombrosamente simples explorando el potencial de la pluma de CDC por si sola. Tan solo unas fibras atadas al anzuelo son suficientes para tentar a la trucha con mejores calificaciones para evitarnos, claro que los atadores preferimos algo más elegante que no sólo pesque bien, también nuestra mosca tiene que conquistarnos a nosotros mismos.

Las plumas de CDC son extremadamente livianas y se comprimen bien durante el vuelo tomando una forma aerodinámica aún en las alas cortadas que impide el retorcido de los tippets, algo bastante molesto con otros tipos de pluma y fatal con los sintéticos.
Un spinner con alas de CDC surca el aire sin el mínimo ruido, uno con alas sintéticas, bueno, ya todos lo saben.

Además de comprimirse durante el vuelo, antes de caer al agua el CDC se hincha de nuevo cuando la velocidad de la mosca casi llega a cero facilitando posadas tan naturales como las de los insectos verdaderos. Cuando enfrento una trucha muy arisca y no tengo otro remedio por el lugar de lanzamiento que ponerle la mosca bien cerca, siempre elijo una mosca de CDC que rara vez falla, especialmente moscas similares a los “Split Duns” de Marc Petijean que imitan tanto los duns como los emergers.

La última temporada ante la efectividad de estas moscas con otros guías decidimos de-sarmar unas originales para ver como estaban atadas. Si bien los pasos parecían simples los detalles finos de Marc se nos escaparon totalmente y sólo pudimos terminar con copias de menos calidad y prestaciones. Afortuna-damente hace poco lo encontré a Marc en los Estados Unidos y logré convencerlo para que me enseñara como atar bien un Split Dun.

Marc ata profesionalmente sólo moscas de CDC desde los años ochenta y ha diseñado muchos e interesantes gizmos para manejar estas plumas.

Fibras y fibrillas se ramifican hasta el infinito creando una malla ideal para atrapar aire, afectar el paso de la luz y moverse al mínimo efecto de la brisa o la corriente.

Nada mejor para imitar las delicadas estructuras de los insectos o los movimientos que nuestros ojos no pueden ver pero para los peces son señales inequívocas de vida.

La forma en que el CDC deja pasar la luz es muy similar a la de los insectos reales sin contar con que una mosca atada con CDC es suave al tacto y los peces la retienen en la boca sin escupirla de inmediato como sucede con moscas hechas con hackles de gallo duros como vidrio.

Las plumas de CDC aparecen en la mayoría de las aves acuáticas variando sus características de acuerdo al tipo de ave. Forman un mechón en forma de pirámide al lado de la glándula que produce aceite para que el ave engrase las plumas tornándolas impermeables. Esta glándula está en la parte final del lomo, justo en el centro y cerca de la cola del ave. El mechón de CDC acumula el aceite de la glándula y desde éste el ave traslada el aceite a todo el plumaje.

Hay una gran variedad de tamaños y calidades en plumas de CDC. Suele pasar que al teñirlas con descuido se arruine su fina estructura bajando la calidad, siempre tenemos que mirarlas a trasluz para ver si el tramado de fibrillas está intacto.

Lo cierto es que al limpiarlas y procesarlas el aceite que las impregnaba desaparece y esto no es malo ya que curiosamente las mejores cualidades de las plumas se dan cuando no tienen nada de aceite. El aceite sólo empasta las fibrillas limitando sus movimientos.

Lo cierto que convertidas en moscas las plumas de CDC hacen que esta flote por su intrincada estructura, por sus múltiples fibras que se ramifican sin fin atrapando aire como lo hacen los pelos y escamas de insectos naturales.

Estas múltiples ramificaciones sustentan mejor una mosca que las duras y puntiagudas fibras de gallo pero no pueden apartarse de las leyes físicas. Si se mojan se hunden como una roca por lo que hay que practicar buenas formas en el lance.

Una vez mojadas las plumas de CDC sueltan el agua con facilidad ya sea haciendo algunos falsos cast o usando un secador de moscas adecuado como el Amadou, esa especie de hongo que parece un pedazo de gamuza y absorbe el agua como nada.

Los médicos de la antigüedad lo usaban para operar. No suelo usar flotamoscas con el CDC pero a veces la mínima cantidad que no llegue a empastar las fibras mantiene la mosca a flote trucha tras trucha.

Como los usos del CDC hoy son variados al comprar tenemos que prestar atención al largo de las plumas y la longitud de las fibras laterales. No es lo mismo atar un emergente tamaño 22 que un streamer. Si bien atar con CDC no presenta problemas, si no tenemos la pluma adecuada puede ser una pesadilla.

¿Qué hace tan especiales a las moscas de CDC? Pienso que los sutiles movimientos del CDC contribuyen a una actitud natural en las moscas. Los peces interpretan esto como la señal de un organismo vivo aceptando las moscas de CDC una y otra vez sin señales de acostumbramiento, algo que no sucede con materiales más rígidos.

MODELOS

Gran cantidad de pescadores conocieron las moscas de CDC gracias a una mosca de Marjan Frantnik conocida como “F Fly”.

Esta mosca es tan efectiva que algunos pescadores de competición la han elegido como única mosca seca en sus cajas variando sólo tamaños y colores. Ciertamente la F Fly es tan efectiva como sencilla ya que se compone de un cuerpo hecho con el mismo hilo de atar encerado en tonos variados y se completa con plumas de CDC atadas como si fueran el ala de un caddis. En las F Fly originales el ala estaba cortada al largo deseado con una tijera sin que bajara su efectividad en lo más mínimo.

Una mosca similar es la “Culard” de Hans Van Klinken, pescador holandés muy conocido por la mosca “Klinkamer Special”, mortífero emergente con ala de CDC.
Mientras los suizos se mantenían en las tradicionales Mustiques, en Francia aparecieron diseños propios como los Henri Bresson donde el hackle de CDC se ata para atrás como en muchas moscas antiguas inglesas y españolas. Luego de atar el CDC se ata el cuerpo cerrando la mosca no en la cabeza sino detrás del hackle.

La casa Devaux, muy conocida en Francia y el mundo por sus extensas colecciones de moscas de la mano de Aimé Devaux va un paso más allá atando plumas barradas como las de perdiz pardilla europea atrás del hackle de CDC.

Las sencillas Moustiques y F Fly dieron paso a desarrollos más sofisticados donde se incluían hackles de CDC hechos en un dubbing loop, parachutes y alas de CDC, cuerpos con plumas enteras de CDC o haciendo dubbing con estas plumas, además de múltiples combinaciones del CDC con otros materiales para lograr los efectos más inesperados.
Personalmente tomé contacto con moscas de CDC en un viaje a Europa por los ochenta, desde entonces he experimentado mucho con este material y no son pocos los modelos que pueblan mis cajas. Algunos inclusive han pasado las fronteras y aparecen en libros cono The World’s Best Trout Flies, publicado en 1994 por John Roberts. En ese libro ya podemos ver que atadores famosos de todo el mundo tienen moscas de CDC entre sus favoritas y desde entonces los avances y resultados han sido sorprendentes.

En futuras notas nos sumergiremos en el mundo de los diferentes atadores, sus modelos y sus técnicas para ir conociendo las múltiples variantes que podemos obtener con CDC, plumas que están para quedarse y pronto ganarán el respeto de todos.

Bibliografía recomendada:

French Fishing Flies-Jean Paul Pequegnot 1987
CDC Flies-Gerhard Laible 1993
Micropatterns-Darrel Martin 1994
The World’s Best Trout Flies- John Roberts 1994
Tying Flies with CDC- Leon Links 2002
Mayflies “Top to Bottom”- Shane Stalcup 2002
Trout Hunter- René Harrop 2003
Tying Emergers-Jim Schollmeyer & Ted Leeson 2004

Una respuesta a “Cul de Canard”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *