top cryptocurrency hardware wallets nasdaq cryptocurrency exchange cryptocurrency logo best coin to mine

Editorial BM 69

Participación 

PARTICIPACIÓN

Esta Comisión Directiva ha asumido recientemente la conducción de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca con el objeto de llevar adelante los objetivos contenidos en su Estatuto Social, haciendo especial hincapié en la implementación del Reglamento de Pesca Continental Patagónico, que permite contar con un cuerpo normativo único que facilita la actividad de la pesca deportiva, ya sea para el pescador local como para el turista, sea nacional u extranjero.
La labor que afrontamos se amplía día a día, hoy debemos participar y llevar adelante otras tareas sustanciales, puesto que advertimos que la custodia y conservación de los recursos naturales parece tener un lugar poco relevante entre las prioridades de los Estados señalando, como ya es costumbre, la necesidad imperiosa de contar con adecuados y efectivos controles que hagan cumplir el Reglamento de Pesca por el que tanto bregamos los pescadores, reduciendo las infracciones al mínimo posible.
Para ello los Estados tienen que comprender la riqueza que éstos recursos representan, son bienes escasos y difícilmente renovables, una característica que los hace deseables y valiosos, particularidad por la cual debieran tener mayor relevancia política y mejor aporte presupuestario buscando perfeccionar la mejor asignación de los recursos en punto a la custodia y conservación.
Deberemos incursionar en nuevos tópicos pues cuando ésta Asociación fue creada no existían los graves problemas de polución que afligen hoy las aguas de la Patagonia, en aquella época corrían sin efluentes contaminantes más ello ha cambiado radicalmente, puesto que aún cuando las nacientes de los ríos todavía se mantienen relativamente límpidas, no sucede lo mismo con las cuencas río abajo, pues se encuentran polucionadas sin que se advierta por parte de los Estados la articulación de políticas tendientes a poner coto a ello y menos a disminuirlas.
No es necesario ir muy lejos para contar con ejemplos de ribetes increíbles que demuestra hasta que extremos se arriba cuando los Estados declinan la custodia de sus recursos naturales, basta mirar la cuenca de nuestro Riachuelo que involucra el Río Matanza; la del Río Reconquista; destacando que la cuenca del Río Negro ya registra niveles de polución preocupantes.
Pero para llevar adelante todas estas tareas es indudable que se necesita el aporte de todas las personas, sin excepción ni banderías, sean socios o no, puesto que lo que esta en juego es la sustentabilidad y supervivencia del recurso.
Consideramos que la necesidad de participar en la custodia no es ya una opción sino una necesidad puesto que estamos en riesgo de ir perdiendo todo ante la falta de articulación de políticas por los Estados que tiendan a la sustentabilidad del recurso, el que se lo mal utiliza hasta su virtual agotamiento.
La falla y falta en los controles es sólo una muestra de la escasa valorización que los Estados le otorgan al recurso, un aspecto que debemos revertir.
Los riesgos que apuntamos ya han acontecido en la cuenca del río Paraná en donde los peces, actores principales, ya no están debido al estrago combinado entre la polución y la extracción desmedida, y si bien también existen entre otros factores, lo cierto es que allí se han perdido ingentes recursos en perjuicio de pescadores artesanales, los deportivos; cabañas, guías, turismo etc., en definitiva, es el país y sus habitantes quienes han perdido, por lo menos, la mayoría de ellos.
Para llevar adelante todas estas tareas la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca necesita el apoyo de todos sus asociados pues debemos llevar adelante la inmensa tarea de promover un cambio en el que los Estados tomen conciencia de la importancia de los Recursos Naturales y llamar a cada ciudadano a que exija su custodia, como también a que reclame una reasignación de los recursos presupuestarios que permita fomentar la conservación de los cursos de aguas y sus peces como el adecuado acceso a la comunidad al uso racional y sustentable de los bienes públicos, por el bien del país y sus habitantes.

La Comisión Directiva