kin binance kryptowährung iran cryptocurrency legal in germany buy bitcoin cryptocurrency

Editorial 75

Los Peces Deportivos 

Los peces deportivos y los derechos de tercera generación. O será
que no los tienen?

A mediados de los años setenta la AAPM fue pionera en la instalación
de un principio nuevo para la época, la captura y devolución, que
sostenía que las piezas cobradas debían ser devueltas a su medio
natural con el menor daño posible y por sobre todo, sin el más mínimo
abuso en el acto de captura.
El concepto, en sí mismo, no es más que una cuestión de derechos
individuales –entre el pescador y su presa- y que al mismo tiempo
podía tener consecuencias respecto a la posibilidad de pesca de las
nuevas generaciones.

Hoy ya con lo individual no alcanza, ni tampoco concibiéndolos como
derechos sociales, haciendo que todos tengan acceso a un bien de
naturaleza colectiva, como es ir a pescar al río entendiendo éste como
un bien social. Ahora también es necesario instalar el concepto de la
responsabilidad colectiva sobre el medio ambiente, para que el recurso
no solamente se encuentre disponible para todos, sino que además, la
actividad resulte sustentable.

Las Provincias de Córdoba y Santa Fe acaban de firmar un Convenio de
Cooperación para el Desarrollo de las Actividades de Pesca Deportiva,
cuyo objetivo es implementar acciones comunes en política pesquera,
acordando una serie de ejes estratégicos a fin de preservar las
especies en fuerte retroceso numérico, conservar los recursos ícticos
y el ambiente fluvial y ribereño, reivindicar la importancia de la
pesca deportiva y coordinar las acciones entre todas las entidades.
El derecho al ambiente sano es uno de estos derechos de tercera
generación que modifica la dimensión meramente individualista del
derecho de propiedad y refuerza la función social de ésta. El uso de
la propiedad acarrea la responsabilidad de adoptar las medidas
necesarias para prevenir, recomponer y reparar el daño causado no sólo
a las víctimas directas sino a toda la comunidad y a las generaciones
futuras.

Ya no alcanza con promover acciones desde lo individual, ni tampoco el
uso colectivo de los bienes naturales, sino que debemos promover
acciones colectivas que los preserven para su utilización sustentable.

La Comisión Directiva