The pot shooting method

Resumen y traducción libre de un capítulo del libro
“NYMPH FISHING FOR LARGER TROUT” de Charles E. Brooks. (2)
Por Bruno Carrera.

Este método de pescar con ninfas es de limitada aplicación, pero a su vez, es muy efectivo en condiciones en las que la técnica habitual de pesca con ninfas no es posible.

En las áreas donde la he utilizado (oeste y norte de California), es el mejor método de pescar el agua en busca de truchas grandes.
Alguno compañeros, quienes además de utilizar ninfas, utilizan este método con moscas secas, lo llaman “Pocket Picking”(3). En ambos casos, el sistema es el mismo, pero variando las moscas y el equipo.
El tipo de agua en la que pescaremos, son sectores de corriente lenta, creados por obstáculos en medio o al borde de una corriente muy rápida. Estos obstáculos, pueden ser, grandes piedras, troncos, arbustos semi sumergidos, cascadas, etc. En estos lugares, los peces se protegen de corrientes en las cuales no podrían vivir ni alimentarse (17/20 pies/s. = 21 Km./h).
Las moscas hundidas que utilizaremos deben estar atadas en anzuelos grandes #6 – 3XL al #2 – 2XL, y deben tener suficiente hackle para aparentar vida y tener movimiento.

Estas características de la mosca son muy necesarias ya que ésta debe llamar la atención de la trucha, y no estará en condición de ser percibida y atacada más que un par de segundos, que es lo que durará su recorrido.
En la mayoría de los casos, utilizaremos una línea de flote o con punta de hundimiento (de colores visibles en ambos casos). En lo referente al leader, no debe superar una longitud total de 4 pies ( 1.20 m.), con un tippet 1X o mejor 0X.
Utilizaremos un leader tan robusto porque la tomada de la trucha, en esta situación de pesca, no resulta ser una tomada cualquiera.
Por un lado el sector de agua lenta donde la trucha se encuentra, es muy pequeño, por lo tanto, la trucha para morder nuestra mosca saldrá de su escondite, morderá la mosca y sin darnos ninguna oportunidad de hacer nada, intentará volver a su lugar de acecho ( a menos de un metro del lugar de la tomada).

Esto es así porque el agua es muy rápida y la trucha no se puede permitir que el agua la lleve aguas abajo. Esto la obligaría a gastar demasiada energía remontando la corriente nuevamente hacia su escondite y esta energía no es compensada por los pocos buenos bocados que la trucha obtiene cazando de esta forma.

Por otro lado pescamos con la línea tensa, con la caña paralela al agua y con la puntera apuntando a la trayectoria de la mosca a muy escasos metros de la trucha (la línea tensa es consecuencia de la precisión necesaria en nuestros tiros y de que a la velocidad que deriva nuestra mosca no tenemos la menor oportunidad de crear línea floja; Piense que solo tiene 3 1/2 m. fuera de su caña). Esta combinación de factores hace que una trucha de un kilo pueda romper un tippet con una resistencia tres veces mayor.

Los lances siempre serán cortos (6 m. máximo). Esto quiere decir, como vimos, que con una caña de 8 pies entre línea y tippet solo lanzará 3,60 m.
Tirando a tan corta distancia, la posición que uno ocupa frente al punto hacia el cual lazamos (siempre lanzamos a través de la corriente) es de la mayor importancia. Aún así, pescar aguas arriba o aguas abajo será algo que debemos considerar en el momento y que siempre aprenderemos por prueba y error.
Debemos lanzar siempre al sector superior de la corriente lenta (en la costura de agua y pegado al obstáculo que la forma).

Al concretar el lance, la caña debe apuntar, como vimos, al lugar en que cayó la mosca. Debemos inmediatamente, acompañar la deriva con un movimiento muy rápido, con la caña paralela al agua (si levantamos la puntera, sacamos a la mosca de su recorrido efectivo), y siempre apuntando al lugar donde la mosca se encuentra en ese momento.
Cuando la mosca llega al final de su recorrido (son un par de metros de deriva y la corriente se vuelve a hacer rápida), hacemos un levante y tendido hacia el punto donde habíamos lanzado. Debemos repetir la misma acción bastantes veces hasta obtener resultados o comprobar que no existen peces en ese agujero.

No es necesario que la deriva sea natural (no lo es). El método funciona porque el agua es tan rápida y turbulenta que la trucha no puede determinar (y además no tiene tiempo) si la deriva es o no correcta. Aparte, dado que la trucha se encuentra en un lugar seguro, cometerá errores en los que no caería en otras aguas.

El tamaño y los colores de las moscas son más importantes que la presentación de las mismas. Por esta razón, la clásica Wolly Worm es difícil de superar al momento de elegir un artificial para esté tipo de técnica. Los colores marrón y verde oliva con hackle bataráz, parecen ser los más efectivos sin dejar de considerar otros.

No recuerdo haber obtenido con este método y en este tipo de lugares truchas de menos de un kilogramo. Es uno de mis métodos favoritos porque por un lado se obtienen muy buenos peces con él, y por otro, la mayoría de la gente desprecia los lugares donde esta técnica se utiliza por considerarlos estériles.
Invariablemente, cada vez que veo a alguien utilizar este método, lo hace lanzando grandes distancias y con leaders muy largos. A veces funciona, pero yo prefiero la forma que acabo de describir.

Referencias:

(1) Significaría “método de lanzar en un tazón”.
(2) Se encuentra disponible en la biblioteca de la Asociación.
(3) El término se utiliza para describir la acción de quien hurta algo rápido de un bolsillo. Analógicamente se utiliza el término para graficar la acción de sacar algo rápidamente de un lugar pequeño.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *