Spey y río Dulce

por Daniel Riesgo

Hace dos años en un intercambio de e-mail con Jorge Michelini, me comentó que se quería comprar un equipo de spey, yo a una pregunta suya le dí mi sincero parecer al respecto, “Jorge eso del spey es una moda, hay que ver lo que dura, yo me propondría tratar de sacarle el máximo de rendimiento a las cañas de una mano y después recién largarme a la de dos, o mejor dicho aprendamos a usar la de una mano y después compramos la de dos. Por otra parte, no hay mucho río o mucho pescado por estas latitudes que se pueda sacar con estos equipos aparatosos”.
Hoy a la distancia, creo y sostengo que el 85% de los pescadores con mosca no usan la caña de una mano ni al 60% de su rendimiento, y también creo que fue un error en mis conceptos, a tal escala de error he llegado, que hoy lo que me divierte y en lo que estoy totalmente compenetrado es en la pesca con equipo de spey.
En mis cortos viajes a Buenos Aires, fui dos o tres veces a ver a los amigos como tiran con estos equipos en Palermo, encontrándome allí con la barra de la AAPM entre los cuales están Pepe Cagliolo, Carlitos Villaggi y Juan Dell´Oro, sólo por nombrar algunos y sin querer dejar otros afuera. Allí hice mis primeros tiros con un equipo que me prestó Pepe y sentí esa sensación de anciano tratando de escribir mensaje en celular chiquito con dedos gordos entumecidos por el frío, con lo cual tiré 10 minutos y sintiendo una especie de vergüenza porque si me decían hacé “A” mi me salía “B” y si me apuntaban que baje potencia el acelerador se me ponía como una Ferrari. En síntesis y en un reflejo de defensa a mi autoestima declaré en voz baja y mascullante “esto es una porquería”.
Pasó el tiempo, dolido por no haber lanzado 10 metros de línea, he ignorante total en esta modalidad, una tarde miré mis reeles gigantes de salmón y me dije, este sería buen “reel” para poner a una de esas cañas de 4 metros, y sí. Me jugué y compré mi primera caña.

Recomendaciones

1. Asesórese al máximo sobre qué comprar. Estos equipos funcionan cuando están bien compensados (como todo equipo,…¿no?), cuando la línea a usar es la adecuada para esa caña.
Las líneas son muy caras y no es lógico estar gastando una fortuna en líneas para ir probando con cual tiramos mejor con cada caña. Por lo tanto contáctese con los que saben de la AAPM y compre lo recomendado por ellos.
2. Una vez el equipo en la mano, vaya nuevamente a los amigos de la AAPM y pídales que le enseñen todo lo que sepan y usted, cual esponja, absorba todo el conocimiento que pueda.
Si está lejos como yo, pida que alguien le de los Videos de “Modern Spey 1/2/3” y mírelos hasta aburrirse, y si no pesca una palabra en inglés (como yo) abúrrase más todavía y practique y practique y practique.
3. Al menos a los primeros intentos quiten la rebaba o “la muerte” como yo la llamo, a sus anzuelos sobre todo si va al dorado, muy fácil, seleccione de su caja las 10 moscas que va a usar y le quita la muerte. No es grato estar pescando en el medio del río con algún anzuelo clavado hasta el gap.

El río

Por esas cosas de la vida mi salida al sur este año se ha visto restringida en tiempos y mi estadía en el norte se ha extendido a todo el verano, con lo que aproveché y decidí pescar dorados en el río Dulce sólo con spey.
Voy a tratar de redondear en estas líneas las experiencias y las dudas que me preguntan los amigos sobre esta modalidad incipiente.

El río Dulce nace alimentado de la presa que forma el dique Frontal, en la localidad que me alberga, Termas de Río Hondo. Este tramo de río se extiende por unos 75 Km hasta el dique Los Quiroga a unos 10 Km río arriba de la ciudad capital de Santiago del Estero, este primer tramo de río como habrán notado está cerrado y corre entre dos diques, lo que lo hace muy delicado en su ya roto equilibrio.
Hay un segundo tramo que nace en el dique los Quiroga y desagua o muere en lo que conocemos como la laguna de Mar Chiquita. Esta parte de río también está cerrada entre un embalse y una laguna pero su extensión es de unos 400 km con distintas topografías. Con gigantescos bañados que son el aliado perfecto de los alevines que luego irán remontando y que convierten al río en un poco más resistente a los malos tratos propinados por el hombre.
Cabe esta mención sobre los dos tramos porque si bien son el mismo río, son bien distintos en sus causes.

El primer tramo del dique frontal hasta unos 20 km río abajo, es un fondo compuesto de lajas, con cortaderas o fisuras en la misma. En este tramo el dorado vive en las correderas, entre las fisuras de las lajas, y es un cazador “navegante”, quiero significar con esto que el pescado para cazar está nadando permanentemente, sólo amparado por las distintas corrientes y juega a su favor su velocidad de natación, su sorpresa y su adaptación al medio.
El segundo tramo desde Santiago Capital en adelante el río es más de planicie, sin desniveles pronunciados ni correderas tan marcadas por diferencia de nivel. El fondo es de arena por unos 100 km aproximadamente y con bordes barrancosos donde las orillas están llenas de árboles y “palos” que se desbarrancaron del monte.
Aquí el dorado es un cazador de asecho, por lo general se refugia entre la turbulencia provocada por las ramas y los palos sumergidos.
El río proporciona búnker para el cazador que está al acecho cazando sorpresivamente entre los palos o al borde de los mismos.
Con esta salvedad hecha sobre un mismo río con dos conformaciones distintas para los mosqueros, también su pesca es distinta.
En el primer tramo la pesca es de distancia y barrido ciego con lectura y máxima comprensión de las aguas. En el segundo tramo en cambio, es de precisión y destreza en el casteo, donde 30 cm entre los 15 y los 25 m de distancia al palo es la diferencia entre hacer muy buena pesca o sapo, entre no perder una mosca o dejarlas, con caja y todo.

Mi equipo

Yo uso habitualmente una caña switch Rainshadow 4 tramos de 10,8 pies línea 8 o una Echo clasic 7/8, 4 tramos de 13 pies.
Salgo casi todos los días a última hora de la tarde y uso una u otra aleatoriamente, sin razón alguna para llevar una u otra, de esta manera me tocan distintas situaciones y distintos lugares para pescar con ellas que voy aprendiendo a resolver como puedo.
Yo no sé que tipo o tamaño de moscas usan los diseñadores de estas cañas para pescar o mejor dicho sus usuarios, pero como imaginan yo estoy tirando moscas grandes que rondan los 10 a 12 cm, y con bastante material, tendencia que voy achicando utilizando una fórmula que una vez me dio Marcelo Morales sobre el Limay, donde él me comentaba que prefería moscas más pequeñas y de mayor distancia de casteo por su sutileza a moscas macizas y de mayor dificultad en el casteo, con perdida de metros.

Esto es paulatino y en la medida que mejoro mis lances voy replanteando las moscas a usar.
La caña switch de 11 pies tira líneas de unos 400 grains, siempre hablando de flote, y con la de 13 pies, líneas de unos 500 grains.
Las líneas como dije antes son siempre de flote con la alternativa de agregar una puntera de hundimiento medio, rápido o ultra rápido, aunque ya opté por usar siempre flote con aguas bajas y lentas, el sinking es un engorro con el enganche permanente, no olvidemos que en muchos casos nuestra mosca navega con 40 cm de caudal o a 10 cm de donde cayó tengo todo un árbol sumergido, por lo tanto el sinking quedó descartado de mi chaleco, de paso aliviano un poco sacando tungsteno del mismo.
Lo que sí llevo es un paquete de “punteras de flote”, de distintos largos y pesos que clasifiqué una por una, y hechas por mí a la manera más autodidacta.
Algo que me dio buen resultado es comprar unas líneas económicas WF 9 de flote y cortando su torpedo en distintos largos que fui pesando y clasificando cuidadosamente.
Luego por prueba y error fui descartando las que tiran bien de las que tiran mal y me quedé así con varios modelos entre los cuales tengo punteras de tres metros de flote, o de 4, y punteras de hundimiento totales o punteras por ejemplo: tres metros flote dos metros hundimiento y aquí comienza otra encrucijada, las distintas velocidades de hundimiento, medio, rápido o ultra rápido, llegando usted a pensar en este punto que tengo treinta punteras distintas, y si, así es, todas ellas sólo para la prueba, porque la realidad es que sólo uso una puntera de tres metros flote que pesa unos 100 grains, las otras 30 punteras serían para distintas ocasiones que no dan con mi actual método de pesca. Pero que pongo en el bolso cuando viajo a otro lado, ya que no sé con que me puedo encontrar, necesitando por ejemplo ahí sí una puntera de hundimiento.

Pero en general y para redondear lo que mejor me va con el sckagit compacto que estoy usando hoy de 500 grains son 3 a 4 m del torpedo inicial de una línea 9 flote que está en el peso de los 100 grains o sea 600 grains finales.
Si tiene balanza en gramos recuerde que: 1 grains = 0,064 gramos.
La caña switch me presenta algunas dificultades de lanzamiento, que he mejorado al cambiar la línea, por un scakgit compacto de 7 m

Claro como dijimos antes, estas líneas con una seca 12 en la punta del leader con tipet 3X anda todo maravilloso. El tema cambia cuando saco del agua un deciver mojado de 12 cm, es como que la línea pierde energía y no puede arrastrar semejante “gato”, pero tengan confianza que ya sea en cañas de 13 pies o de 11, un scagit, todo lo tira, y la sensación de estar tirando con una línea gruesa como un cable de tv que además es verde fluo y te llena los ojos, es maravilloso, es maravilloso sentir que pide línea y nos quedamos cortos, en tiros que con caña de una mano tendríamos que ser Maradona del Fly para acomodar una mosca.
Tanto el scagit como los scandi son soportados por un running line o una amnesia.
Con la switch seguí mejorando al poner una amnesia de 30 lbs y sale como tiro. Claro el rozamiento del running es gigantesco comparativamente al del nylon
Usted dirá “tanto, 30 lbs”, ¿para qué? Y sí, para que no sea muy fina, se maneja mejor entre los dedos y se desatan mejor los nudos, además de mantenerse más armada en el agua que la de 20 lbs y ser más resistente a la hora de los enganches.
Si de parámetro les sirve en varias oportunidades con la caña switch se hacen los típicos nudos de rulo en la correntada y por la potencia con la que el scagit sale para adelante, me lleva el nudo chocando entre los pasahilos hasta la mitad de la caña. Lo que es un engorro cuando estás badeando en correntada con el agua a la cintura y no podés andar manejando la caña por la mitad. Con las cañas de una mano en cambio, son pocas las veces que un nudo pasa del primer o segundo pasahilo.

El líder

Siempre uso un leader del largo de la caña, y en cualquiera de las versiones que use, pero he incorporado una nueva onda que es la de usar un leader mal llamado trenzado. En realidad sería enrulado, que me lo enseñó mi amigo César Neme de Santiago, y como soy medio terco me he resistido a usar hasta el mes pasado. Finalmente descubrí que es mejor para el uso de estas grandes moscas.

Paso a contarles como se hace:
Tomo un nylon del 0.50 y lo retuerzo entre los dedos formando así un retorcido de dos hebras del 0.50 que vuelvo a retorcer por segunda vez con lo que logro una retorcida de 4 hebras del 0.50 al metro le hago un nudo y quedo solo con dos hebras del 0.50 que al metro vuelvo a anudar y quedo con un solo nylon del 0.50, al cual agrego 50 cm del 0.40 y termino con un tipet que según las ocasiones llevo al 0.37 o al 0.33, según los casos.
Demás está decir que usted puede dar forma a esta idea y si lo mejora avise que estamos dispuestos a probar.
Este líder tiene dos ventajas, 1) ayuda a dar vuelta mejor la mosca, y 2) se hunde más rápido que el tradicional de una hebra de nylon.

Las moscas

Como habrá de esperar las moscas a usar pueden ser tan diversas como gustos hay. A mí me encanta probar nuevas moscas y materiales, pero la experiencia de salir con los baqueanos me indica que ellos llevan 5 moscas pinchadas en el sombrero y yo 4 cajas con 30 moscas cada una, al cuete total. Daré una idea de lo que uso personalmente a esto, usted agregue lo que más le guste, como una síntesis total podríamos terminar en una sola mosca.
Para aguas bajas, un deciber en anzuelo 2/0 tipo mustad 34043 BLN con 4 plumas blancas atadas a manera de cola, un poco de brillo, y de collar podría ser marabú rojo (el más efectivo) amarillo, negro, cabeza cementada con epoxi, dos lindos ojitos y punto.

Para aguas altas, la misma mosca con el agregado de unos ojos de cadenita de unos 4 mm de diámetro, sí, es pesado sin llegar al extremo de los ojos de plomo ni los de tungsteno, pero para poner una mosca a 25 metros y haciendo puntería, te la regalo. Cuando hay agua a veces necesitamos que la mosca baje un poco más rápido para que rápidamente esté en posición de pesca. Además es interesante y me gusta especialmente que cuando la mosca cae al agua y más que caer pegue sobre ella produciendo ese chasquido que tanto alerta a los dorados.
Para ver cuanto hay de cierto en las fórmulas de atado y en los gustos de la gente, José Ruiz, presidente de la Asociación Santiagueña, pesca muchísimo con una mosca atada con cola de 4 plumas rojas de unos 12 cm, un poco de brillo y para terminar a manera de collar pone una pluma negra chica de plumero (largo de las hebras 4 cm aproximadamente), dando dos o tres vueltas al ojo del anzuelo. Esta mosca se la ve muy vendedora a los ojos del pescador, pero crean que también es efectiva, a que se parece? a nada pero anda muy bien.
Observando como comen los dorados cuando están en cardumen estos responden a un clic y sincronizadamente, al mismo instante cazan todos juntos, es allí donde se ven los pejerreyes de 10 cm volando a centímetros de la superficie. Por momentos algunos tocan el agua y a manera de flechas veloces van haciendo sapitos erráticos rozando con la cola en el agua y saltando otro tanto. Así van volando por el aire dos, tres metros y el dorado como adivinando la dirección del peje va tras él a la velocidad de una Ferrari en recta hasta que en un punto la cola del peje roza nuevamente la superficie y “pafff “ el golpe en el agua delata la falta de un peje más en este río.
En este momento la manera de pescar es tirar la mosca y a fuertes tirones de brazo hacer que esta patine sobre la superficie ni bien cae, cual pejerrey asustado dispara de la matanza.
Llegando al extremo de la síntesis terminamos poniendo algo que sólo raya el agua, una chernobil gigante patinadora de unos 6 cm montada sobre anzuelo 1/0 n 80500 BL de salmón, y despedite que lo que viene después es lo más lindo y divertido que te puede pasar en la pesca. Rayar el agua y que un dorado sorpresivamente muerda con rabia tu mosca, sentís esa mordida hasta en tu mano, no tiene parangón.
En estos momentos de frenética locura devoradora que dura sólo unos segundos, la adrenalina personal sube a mil con consecuencias no aptas para cardíacos.
No se exactamente que es lo que provoca este mecanismo de ataque instantáneo y multitudinario. Imagino que será la adrenalina doradezca que está en su punto de ebullición y donde uno pega la mordida todos salen a morder cualquier cosa, llámese pejerrey, chernobil o palito flotante. No creo estar muy de-sacertado en esta opinión ya que estando en la calma más absoluta, al tener un pique y consecuente clavada, a veces somos nosotros mismos los generadores de la locura. Esto lo vemos porque a nuestro propio pescado salen otros que le quieren sacar la comida de la boca y empiezan a saltar dorados por la periferia tratando de cazar algo que no existe porque no vemos los forrajeros volando, todo en el mismo segundo que pinchamos el nuestro.
Pensar que he visto esos ataques de cientos de dorados de 6 a 8 kg todos juntos en este mismo río, eso es historia, la civilización, la polución, los cortes de agua, freezer y los platos regionales, se han encargado de que no suceda más.
Usted en este último párrafo, leyó: ¿cortes de agua?; sí, estos son provocados con la excusa de reparaciones inevitables del dique. O para dar agua a los campos de producción de la provincia, con lo cual en el dique los Quiroga hay construido todo un dispositivo especialmente diseñado para tal fin, y no está mal que se derive agua a campos que la necesitan, lo que es grave es que en estos desvíos, sequen el río y no dejen un caudal ecológico permanente e intocable que asegure el normal de-sarrollo de la vida en el río.

Sin llegar a ser científicos, de más está decir que para que el río sea tal, debe llevar agua, y que si alguien la corta en su paso por los diques o la desvía, esto ya no es un río si no una matanza de peces como ya ha ocurrido en épocas muy recientes y por las cuales la Asociación Mosquera de Santiago del Estero ha actuado de inmediato frente a las autoridades. Incluso dejando denuncias formales en Fiscalía de Estado por este atropello a la naturaleza, y el reclamo de un caudal ecológico que se mantenga a rajatabla por fuerza de ley.

Sensaciones

Varios amigos, no por casualidad, me consultaron sobre como es la sensación de pesca que brindan estos equipos.
Es totalmente claro que ver equipos aparentemente sobredimensionados como estos, con grandes reel colas gruesísimas y cañas re largas, hace pensar que no tenemos donde usarlos (mi impresión inicial y de varios años de duración). Por lo visto en algunos videos, quedate tranquilo que donde usan a diario estos equipos tanto en Europa como en USA, tampoco sacan tantas que pasen los tres kg., así que no estamos muy lejos de tener donde usar estos equipos descartando por supuesto la pesca de Tierra del Fuego donde estos equipos son más usados por locales y extranjeros.
La cuestión es que para este río en particular con una correntada promedio a los 5 a 6 km./hora y peces de 1 1/2 en adelante tenemos equipo para divertirnos dentro del peso de líneas para caña 8 no por los peces sino por las moscas a tirar.
Una caña 8 rápida de 9 pies, diría que hasta puede ser un garrote según las marcas.
En las cañas de spey por las diversas metodologías de lanzamiento, la caña estea obligada a acompañar la línea y esto las vuelve un tanto lentas (por rápidas que sean) y con una acción parabólica en la que se siente la caña en el mango, se sienten vibrar los corchos, el rozar de la línea en los pasahilos.
Yo clavando doraditos a unos 25 mts tengo la caña absolutamente curvada, donde por el tamaño de los peces no sacan línea en la mayoría de los casos, pero si ponen en dificultades al tipet del 33 o el 37. Lo más difícil con aguas a la cintura viene cuando llega el momento de atrapar el doradito para sacarle el anzuelo, ¡¡cuidado!! Estos lindos pescaditos tienen una mordida de cuchillo cerámico.
Esta operación de arrime y toma del dorado, nos lleva algo de tiempo, ya que el largo de la caña y su tremenda curvatura, nos saca de la distancia del brazo. Bueno, paciencia y disfrútelo, no todos los días podemos ver nadar un dorado a dos metros nuestro.
Creo decir con certeza que el doradito más importante del Dulce este año que saqué tendría unos tres kg, y para tenerlo en las manos tuve que salir a la orilla y vararlo porque me fue imposible tenerlo al alcance del brazo, o sea que tan fácil no fue.
Algunos amigos sacaron de 5 y hasta de 6 kg. con lo que yo no se cómo se comportaría el equipo con ese tamaño del otro lado, ni hablar con uno de 8 a 10 donde directamente sería un tren a frenar.
Recuerde: quitar la muerte del anzuelo, este sale mucho más fácil y sin necesidad de pinzas o maniobras raras en el río. Ni hablar de la tranquilidad y la facilidad de sacarlo a la hora de pescarse usted mismo. (un 2/0 es incómodo de tener clavado por varias horas, y por lo general requiere de anestesia para no morir de dolor al sacarlo).

Cuándo y dónde pescar

Los dorados en este río se los pueden pescar todo el año pero no podemos negar que es un pez de aguas calientes, o mejor dicho, su actividad se intensifica con el agua a unos 22 grados, como todos los peces de aguas tropicales
Pero para tener en cuenta, una de las cualidades de este río es que lo podemos pescar vadeando todo el año y sin riesgos de encontrarnos con bichos, mamíferos, reptiles o rayas que pongan en riesgo nuestra salida.
Lo más cómodo es pescar con un short de baño o con pantalones de secado rápido. Para ello las fechas de mediados de septiembre a fines de noviembre son las mejores y me quedo con todo el mes de octubre para pescar con temperaturas agradables de agua y aire, con dorados que aún no están muy castigados y que en veloz carrera comienzan a ponerse agresivos y a juntar el peso que no se pudo acumular en el invierno.
Si bien las termas son más cómodas desde el punto de vista de los servicios, la pesca por aquí está muy relacionada a la suerte y es cara o seca. Tal vez lo mejor sea no tener tantas comodidades y pescar en el tramo inferior del río o sea zona Loreto, Nueva Francia y aledaños donde los pescados siempre están con o sin mordida pero siempre están.
Aquí los accesos son públicos y cuando es necesario cruzar una tranquera con pedir permiso es suficiente, pero recuerden que siempre es conveniente salir con alguien conocedor que nos acompañe y nos lleve directo al lugar del río donde no perdamos tiempo.
Toda la orilla del río está cubierta por un monte de difícil acceso con caminos poco visibles y donde los mapas satelitales no sirven ni para los que vivimos acá ya que los caminos están marcados pero en condiciones deplorables o directamente intransitables. Mi recomendación es si viene con un vehículo nuevo, que no es camioneta, es preferible pagar y que los lleve un guía, así no rompemos el vehículo, ni lo rayamos, etc.
De todas maneras antes de largarse póngase en contacto con gente de la Asociación santiagueña o mándeme un e-mail y le damos una mano.

Últimas recomendaciones

No olvidar: lentes para sol, repelente crema, por lo general no hay ni mosquitos ni jejenes pero en diciembre / enero a veces se ponen un poco molestos por las tardes, una gorra tipo casco, que cubra el cuello, y por último, una pinza de dos puntas (de las de antes, no las de medicina) para ayudar a sacar el anzuelo de los peces.

Por último

Si le pica la caña de dos manos, y tiene la posibilidad de usarla, no lo deje pasar, es una sensación muy agradable de castear y jugar con la línea en el aire. Ni hablar de pescar con ellas, no se va a arrepentir. Y si alguien opina que el equipo está sobredimensionado (mi opinión inicial) pregúntele por qué será que miles de personas pescan pejerreyes de 150 g con cañas de 4,40 mts sin olvidar el uso de los nuevos multifilamentos para arrastrar buques, que le daría de pensar si pesca con una de esas cañas un doradito de un kilo y medio como mínimo, será interesante o ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *