Entrevista a Steve Rajeff

El mejor entre los mejores

El inicio de la temporada nos sorprendió con la visita de Steve Rajeff en nuestro país. Traído por G.Loomis, recorrió nuestro país dando demostraciones de lanzamiento y brindando sus conocimientos. Además de maravillarnos con su técnica en la demostración organizada por nuestra Asociación en el Buenos Aires Golf, tuvimos tiempo de hacerle unas preguntas que, creemos interesantes. Agradecemos a Nicolás Cafaro por la realización de este reportaje y a Alejandro Kohner por su traducción.

¿Dónde nació? Nací en San Francisco, California, el 26 de Octubre de 1956. Crecí cerca del Parque Golden Gate, dónde el famoso Club de Pesca y Lanzamiento Golden Gate tiene su sede.

¿Cuándo empezó a pescar? Comencé a pescar a los 5 años en un pequeño río, cuando mi padre me llevaba a las montañas. Yo pescaba en ese entonces con una lombriz (de las verdaderas) encarnada. Y pescaba algunas pequeñas truchas. Cuando tenía 7 u 8 años, empecé a notar que en el mismo río los pescadores con mosca pescaban más que yo. Por eso decidí aprender a pescar con mosca, y antes de los 10 años ya lo hacía.

¿Cómo comenzó a participar en torneos? Empecé a castear a los 10 años de edad. Tuve mi primer lección de uno de los miembros del club que había empezado justo un año antes. Ese hombre era Mel Krieger. Mel me recomendó empezar a participar en torneos porque eso me ayudaría a lanzar mejor. “Si puedes acertar a los blancos, cuando vayas a pescar podrás poner la mosca muy cerca del pez. Pescarás más pescados de este modo”, dijo Mel. En mi primer torneo tuve un score muy bajo y no quería seguir más. Mel me dijo que le diera a los torneos una chance más. Entré en otro torneo dos semanas después y gané el evento. Le gané a Mel y a todos los demás casters en el evento llamado “Dry Fly Accuracy”. Eso fue lo que realmente me inició en torneos importantes de lanzamiento, que me llevaron a diseñar cañas y a un montón de pesca maravillosa en mi vida. Empecé a enseñar casting con Mel en 1970…

Nota: Steve, en su suprema humildad, olvidó mencionar que en su carrera fue 13 veces Campeón Internacional ” All Round Casting “, 24 veces Campeón Americano ” All Round Casting, que es el mejor lanzador en competencias de la historia del Fly Fishing y que actualmente es Director de Desarrollo de productos de G.Loomis.

¿Cuál fue su secreto para ganar tantos torneos? Cuando yo estaba aprendiendo a castear, quería aprender la técnica, la técnica absoluta. Después me volví más atlético, iba al gimnasio, me entrenaba. Por eso la combinación de una técnica muy depurada y una buena fuerza me permitieron ganar mi primer campeonato a los 16 años. En esos momentos muchos de los competidores estaban allí por diversión y por el evento en si, no tanto por el trofeo. Algunos concursantes eran realmente serios en uno u otro evento, pero yo me interesaba en todos los eventos. Rápidamente, en los años subsiguientes los participantes comenzaron también a entrenarse seriamente (en el casteo y en el gimnasio). En mis años de secundaria yo me entrenaba mucho físicamente y por otro lado tenia un muy buen lugar para practicar que era el Golden Gate Casting Club y durante un periodo de 4-5 años casteaba prácticamente todos los días. Se podría decir que casteaba 300 días por año. Después de los primeros años logre adquirir una técnica superior a la del resto del mundo, y creo que eso fue lo que me distanció. Quisiera agregar que hoy por hoy mis resultados en las competencias van de la maño de las horas de entrenamiento que dedico.

Se está volviendo viejo… (Risas) Si, muy viejo. La mayoría de los casters que hoy ganan tienen una edad de 20 a 30 años. Con 45 años de edad me resulta difícil ganar en un campeonato mundial. Los jóvenes hoy se están dedicando como yo me dedicaba hace 20 años.

¿Cómo se deben balancear la técnica con la capacidad atlética? Primero tienes que aprender la técnica correcta, cual es la parada correcta, el tiro correcto, la forma correcta del loop, etc. Yo tenia un amigo, viejo caster, con el cual aprendí la técnica y que me decía: “Steve éste es el mejor en este evento, este es el mejor en otro, míralos., aprende de lo que hacen…” Yo los miraba y después practicaba lo que veía, por lo que aprendí la técnica mirando a otros casters. Y yo gaste mucho de mi tiempo en practicar lo que veía. Y después era dedicarle tiempo al entrenamiento y de probar mis ideas. En resumen, en los primeros años de competencia, el 80% depende de la técnica. A medida que uno asimila la técnica empieza a influir la capacidad atlética y el entrenamiento.

En su demostración lo vimos castear con cañas de grafito, ¿existe alguna competencia dónde se usen equipos antiguos como por ejemplo cañas de bambú o fibra de vidrio? En San Francisco, mi antiguo club tiene una vez por año un par de competencias dónde se usan únicamente cañas de bambú. Es una de las pocas competencias que yo conozco para este tipo de cañas. En la actualidad nadie usa cañas de bambú para la alta competencia, todos usamos grafito. Pero lo lindo de estos eventos – con bambú – es que la gente se viste con ropa antigua, inclusive lanzan con las antiguas líneas de seda.

¿Cuál es la diferencia en el diseño de una caña para tirar distancia y una caña para tirar precisión? Hay dos partes en el diseño de una caña: una es la acción que esta dada por la conicidad (taper), y la otra es la dureza del material con el que está construida. En una caña de precisión la puntera arranca con un menor diámetro y una suave conicidad, que nos permite sentir la caña, cómo acciona, cómo se carga, cómo se dobla. En las cañas de distancia normalmente empezamos con punteras más rígidas y de mayores diámetros. Lo que haríamos es sacarle un pedazo a la puntera y tener un butt más duro. La acción de la caña esta dada por el lugar dónde se flexiona. Si se dobla solamente en la punta es una caña de acción rápida, si se dobla en la mitad es una caña de acción media y si se dobla en la base es una caña de acción lenta. Cada persona aprende a sentir cual es la que más le conviene. Pero yo creo que para la competencia la elección tendría que ser una caña de acción entre media y rápida pero no extremadamente rápida porque esto no nos permitiría sentir la caña y hacer un buen cast.

¿Qué tipo de caña elegiría para pescar un río mediano o chico con mosca seca? En un río dónde el casteo no me exija más de 10 metros, elegiría una caña de 8 pies de largo. Pero si tuviese que castear más de 10 metros elegiría una caña de 9 pies. Si la pesca se reduce a moscas muy chicas uso una caña de línea 3. Si la pesca es más bien general, donde tengo que usar una mosca de tamaño medio o una ninfa me inclino por una de 5. Rara vez uso una 4 y por lo general me inclino por una caña 3 de 8 pies para ríos pequeños. Si estoy pescando desde un belly boat o con un vadeo profundo uso una caña 5 de 10 pies.

Nos comentó en la demostración que las líneas para tirar distancia tenían un diseño especial, ¿podría contarnos algo más sobre ellas? Durante muchos años usábamos líneas especialmente diseñadas por 3M, diseño en el cual yo colabore a principios de los ´80. Y por 20 años todo el mundo usó las mismas líneas. Recientemente, uno o dos años atrás, la compañía Airflo está fabricando las mismas líneas en color naranja que son más fáciles de ver. Las líneas de distancia son shootings muy finos y bastante más largos que los usados para pescar, aproximadamente de unos 15 metros. Esa es la línea que se usa para los campeonatos mundiales de distancia.

¿Cuáles son las caracterísiticas de las cañas que diseñó para Loomis (GL3 y GLX)? En el diseño de cañas podemos distinguir varios componentes, uno de ellos (y creo más importante) es el diseño de la acción. La GL3 es una caña más dura desde el inicio con un diseño más grueso más cónico . Sin embargo la GLX es una caña progresiva y con una conicidad menor, más fina, nos permite tanto tiros cortos como largos por su diseño. La GL3 empezamos a sentir que funciona bien a partir de los 10 metros de línea por lo que los tiros más cortos no son tan agradables.

¿Cuál es el tipo de pesca que más le gusta? Pescar Bonefish y Permit con mosca en las Bahamas. Disfruto mucho esa pesca, además en Bahamás es posible caminar por los flats, lo que la hace aún más atractiva. Puedes caminar sin zapatos, con pantalones cortos, y portando una pequeña caja de moscas que es suficiente para todo. Esto es hermoso, maravilloso y lo único que me faltaría son las montañas. Ese es el problema de pescar Bonefish, no tener montañas. Si bien se realiza en otra época, también me gusta mucho pescar Steelheads.

¿Practica algún otro deporte o hobby, además de la pesca? Disfruto mucho del esquí. Hoy en día esquío 5 o 6 días por año, aunque antes solía esquiar mucho más. También me gusta la fotografía. Pero como ahora tengo tantos tipos de pesca que hacer, en agua salada, en agua dulce, pescar es lo que más hago.

La AAPM agradece especialmente a G.Loomis, representado por Andrés Morenza, y al Buenos Aires Golf por brindarnos sus imponentes instalaciones para desarrollar la demostración.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *