El leader 4

Un componente fundamental del equipo

De un correcto diseño de ese tramo de nylon que nos permite presentarle adecuadamente la mosca al pez, puede depender el éxito de nuestra pesca.
Solemos gastar mucho dinero para pescar con las mejores cañas, líneas y reels, nos esforzamos en la confección de las más sutiles moscas, practicamos casting durante el receso y luego viajamos hasta lejanos lugares para dedicarnos a nuestro pasatiempo favorito. Muchas veces, sin embargo, no prestamos la debida atención a esa vital conexión entre la trucha y nuestra línea; distracción que a menudo se traduce en presentaciones inadecuadas, lanzamientos poco eficaces y, en definitiva, en menores posibilidades de éxito.

Si tenemos presentes las funciones del leader, no resulta exagerado afirmar que es uno de los componentes más importantes
del equipo. Representa la continuidad de la línea, la unión -de otro modo imposible- entre ésta y la mosca, permite una correcta presentación del artificial y, algo que frecuentemente se olvida, es el fusible del sistema, es decir, el punto donde debe producirse la rotura en caso de sobreesfuerzo. Para poder cumplir su cometido, un leader de tener un buen turn over. Aclaremos qué es esto: cuando el loop formado por la línea se extiende en el aire, tanto en el forward como en el backcast, como también durante el “acuatizaje” de la mosca, este movimiento continúa en el leader, el que debe extenderse completamente. Para ello, el leader debe transmitir eficientemente la energía de la línea hasta la mosca, de modo que ésta de vuelta al final de cada lanzamiento. Como veremos más adelante un buen turn over es el resultado de un adecuado balance entre las distintas partes y materiales que componen un leader, y depende, además del tamaño de la mosca atada en su punta.
Todo leader tiene tres partes bien definidas: butt, progresión (o taper) y tippet. El butt es el tramo más largo y grueso, el que se une a la línea; de él depende, fundamentalmente, una correcta transmisión de energía.
Si es demasiado corto o de poco diámetro, se producirá durante el cast el “efecto bisagra”: una flexión excesiva que dificultará la llegada del impulso de la línea al tamo final del leader y, por tanto, la mosca “no dará vuelta”. Si es muy grueso, en cambio, ocasionará un loop demasiado abierto, de pobre aerodinamia y poco eficaz, en consecuencia, para penetrar el viento.
La progresión es el único tramo cónico, conformado en los leaders clásicos por secciones de nylon de diámetro decreciente. El tippet, finalmente, es la parte más fina y de diámetro uniforme en la que se ata la mosca.

Para todos los gustos

Existen actualmente tres tipos de leaders: sin nudos (knotless), comunes (knotted o tradicionales) y trenzados (braided). Cada tipo presenta ventajas y desventajas y cuenta, por supuesto, con defensores y detractores.

Knotless: se trata de un grueso monofilamento al que se ha dado conicidad mediante una máquina especial. No es, sin embargo, cónico de extremo a extremo sino que tiene las tres partes perfectamente definidas.
La mayoría de los pescadores coincide en que la mayor ventaja de los knotless es que, al no tener nudos, presentan pocos puntos débiles que puedan fallar. Además, resultan ideales para pescar en sitios donde abundan algas, plantas acuáticas o partículas flotando o en suspensión, ya que no hay nudos en los que éstas puedan adherirse. Para muchos, una ventaja extra es que no hay que confeccionarlos y su calidad, a diferencia de los anudados que se venden, es muy pareja. En cuanto a desventajas, estos leaders no son pasibles de modificación alguna, sobre todo “onstream”; por otra parte, al estar construidos con un solo tipo de nylon no tienen, como es ideal a fin de lograr un buen turn over, una reducción de dureza desde el butt hacia el tippet.

Comunes: son los leaders clásicos, hechos a mano anudando distintas secciones de nylon. Tienen en su contra todo aquello que es ventajoso en los knotless, es decir, puntos débiles, levantan verdín y hay que confeccionarlos (a pesar de que es posible adquirirlos, su calidad no siempre es uniforme). Pero permiten que uno los haga a la medida de cada necesidad y, muy importante, es posible seleccionar monofilamentos de diferente dureza (no resistencia a la abrasión o al corte, sino a la flexión) para utilizarlos en cada parte. A tal fin es ideal un nylon duro para el butt y la progresión, y blando -flexible- para el tippet. Cuando hablemos de formulación de leaders nos seguiremos ocupando de ellos.
Braided: tienen el butt y la progresión hechos con filamentos de nylon trenzados que forman un tubo hueco y cónico, rematado en un pequeño loop al que se fija -loop to loop mediante- un tippet de monofilamento. Vienen en tres largos diferentes: siete, nueve y medio y doce pies (incluyendo el tippet); se diferencian además, en floatings y sinking.
Permitamos a sus creadores -Orvis- señalar sus ventajas: “son cuatro veces más flexibles que el monofilamento, lo que facilita una mejor presentación de la mosca y previene el molesto drag (estela); trasmiten más eficientemente que el nylon la energía de la línea; permitiendo extender tippets más largos: se estiran cuatro veces más que el monofilamento; amortiguando así el impacto de la tomada y permitiendo la utilización de tippets más finos; y no tienen la memoria propia del monofilamento.
Además, son cómodos de usar y facilitan un rápido cambio de leaders y tippets”. En cuanto a desventajas, reconocidos autores aseveran que estos leaders no castean bien con viento. Un inconveniente observado es que se llenan de agua; si bien esto puede prevenirse impermeabilizándolos con algún dressing de siliconas, sólo resulta útil cuando deseamos que floten. Pescando en ríos con grandes rocas en la costa, si eventualmente el braided roza con ellas se desgasta y, no bien se rompe un filamento se desarma completamente.

Elección y formulación

Interesa definir, a fin de seleccionar o construir el leader más adecuado a una necesidad en particular, los siguientes parámetros: largo total, largo de las distintas partes y diámetros del butt y del tippet.
Largo total: esta variable se define, en principio, por el tipo de línea en la que se va a utilizar el leader. Así, para líneas floating se usan leaders largos, tradicionalmente de un pié más que la longitud de la caña; sin embargo en los últimos años, quizá gracias a mejora en la calidad de los monofilamentos y en el diseño de los leaders, para líneas floating se utilizan frecuentemente leaders bastante más largos que la caña, de ente 9 y 12 pies (e incluso más). Y esto es independiente de que dicho conjunto línea-leader se use para pescar con moscas secas o con ninfas.
Con líneas sinking o sinking tip, para facilitar el hundimiento de al mosca, y atendiendo a que la presentación en general es menos crítica, los leaders comúnmente empleados tienen 4 ó 5 pies, más o menos un largo equivalente al de la mitad de la caña.

Otros factores que condicionan el largo son: transparencia y profundidad del agua, ausencia o presencia de viento, tamaño y comportamiento de los peces, etcétera. En general, habrá que alargar el leader cuando se pesque en aguas muy transparentes! y bajas, y con peces escarmentados o asustadizos; y acortarlo cuando sea necesario lanzar con viento y con moscas muy grandes.
Largo de las distintas partes: si bien es posible trabajar empíricamente y determinarlo en base a la experiencia, es más racional recurrir a fórmulas. De éstas, la más célebre es la del francés Charles Ritz, conocida comunmente como 60/20/20. Estos valores son porcentajes del largo total y corresponden al butt, progresión y tippet respectivamente; o sea: 60% de butt, 20% de progresión y 20% de tippet. Otra, menos famosa aunque no menos eficaz es la de Geroge Anderson: 65/25/lO.
Respecto de la metodología de trabajo de Charles Ritz, detallamos en recuadro aparte la aplicación de sus fórmulas.
Diámetro del butt: como vimos anteriormente, es de importancia capital en la performance del leader, sobre todo en lo que hace a su turn over. No está de más recordar que no es la resistencia del monofilamento que se usa lo que da vuelta la mosca sino su diámetro (y, por supuesto su dureza, entendiéndose por ésta a la resistencia a la flexión).
Los diámetros de nylon para butts recomendados por Scientific Anglers son: para líneas 3 y 4: .017′ (0,43 mm); línea 5: 0.19′ (0.48 mm); líneas 6 y 7: 0.21′ (0,53 mm.) y líneas 8 y 9: 0.23′ (0,58 mm.). Los valores en décimas de milímetro deben aproximarse a los de los monofilamentos disponibles.
Diámetro del tippet: debe ser acorde a tamaño de la mosca con que se va a usar.
Cuanto más chica sea la misma, más fino deberá ser el tippet, de este modo la mosca trabajará con naturalidad. Es un error, sin embargo, considerar que el tippet ideal es el de mentor diámetro posible: si la mosca se ata a una punta muy fina; el leader no se extenderá bien, caerá sobre sí mismo y, durante el cast, pegará en la línea ocasionando nudos (”wind knots”). Contrariamente, un tippet demasiado grueso hará que la mosca se pose de modo poco natural, incluso de costado o invertida si es una seca.

Si bien hay tablas que relacionan el tamaño de la mosca con el diámetro del tippet correspondiente -y de las cuales reproducimos una-, es más práctico valerse de una sencilla fórmula.
Simplemente hay que dividir el número del anzuelo por 4 y adicionar 1. Por ejemplo: para una mosca #16 será: 16/4 + 1 = 5. Este valor obtenido se donomina 5 X y corresponde a la nomenclatura empleada para definir el diámetro de un tippet. Si deseamos expresarlo en décimas de milímetro -como estamos acostumbrados en nuestro país- todo lo que debemos hacer es restar el valor del número “X” (5 en este caso) a 11, y multiplicar el resultado por 2,54. Ejemplo 11-5 x 2,54 = 15,24 décimas de milímetro o sea que un 5 X equivale a un 0,15.

Un par de ejemplos

Leader para línea floating # 4 y moscas del 16 (promedio)
Largo total: lO pies (3 metros)
Largo de cada sección. según fórmula 60/20/20: butt 1,8 metros, progresión (en total) 0,6 metros, y tippet 0,6 metros.
Diámetro del butt: 0,45.
Diámetro del ti12oet: 5 X, o sea 0.15
Tramos de nylon: butt: 1,8 metros del 0.45 progresión: 12 cm cada uno de los siguientes: 0.40, 0.35, 0.30, 0.25 y 0.20 (total 0,6 metros) tippet: 0, 6 metros del 0.15
Hay quienes utilizan para la progresión, en lugar de tramos de igual longitud, una suerte de fórmula 60/20/20, de modo que el primer tramo e esta sección resulta considerablemente más largo que los demás. En la práctica esto no presenta ventajas significativas.
Leader para línea sinking (o sinking tip) #6 y moscas del 8 (promedio)
Largo total: 4 pies (1,2 metros)
Largo de cada sección según fórmula 60/20/20 butt de 0,72 metros; progresión (en total) de 0,24 metros y tippet de 0,24 metros.
Diámetro del butt: 0.55 mm.
Diámetro del tiooet: 3 X o sea 0.20
Tramos de nylon: butt: 0,7 metros del 0.55 progresión: 4 centímetros de cada uno de los siguientes: 0.50, 0.45, 0.40, 0.35, 0.30 y 0.25 (total 0,24 metros) tippet: 0,24 metros del 0.20.
En nuestro próximo encuentro, que estimamos será a mediados de diciembre, continuaremos analizando los pormenores de esta vital conexión.
Hare’s ear

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *